FYI.

This story is over 5 years old.

Starbucks prometió contratar 10,000 refugiados ante la prohibición de Trump

El CEO de Starbucks, Howard Schultz, se ha unido a los miles de líderes y personas en contra de las políticas antimusulmanas y antirrefugiados de Trump.
Phoebe Hurst
London, GB

Desde que Trump firmó una orden ejecutiva el viernes pasado, prohibiendo temporalmente la entrada a Estados Unidos a refugiados y personas provenientes de países mayoritariamente musulmanes, la indignación ha retumbado en todo el mundo. Los protestantes se han estado reuniendo en aeropuertos de Estados Unidos durante el fin de semana y la jueza federal Ann Donnelly fue elogiada por interrumpir la orden de Trump para salvar a un refugiado sirio de la deportación. En Reino Unido, la petición para evitar la visita programada del presidente recibió más de 1 millón de firmas.

Publicidad

El jefe ejecutivo de Starbucks también ha unido su voz a la condena internacional en contra de la prohibición de Trump. En un mensaje firme publicado en la página de Starbucks hace unos días dirigido a todos los socios y empleados, Howard Schultz dijo que la compañía "no permanecerá ajena al tema, ni en silencio, ya que la incertidumbre provocada por la nueva administración crece cada día".

LEER MÁS: Las bebidas versus Donald Trump

Titulada: "Living Our Values in Uncertain Times" (Vivir según nuestros Valores en Tiempos Difíciles), la carta de Schultz señala las "acciones específicas" que la compañía tomaría en respuesta a las decisiones de Trump desde que asumió la presidencia. Éstas incluyen apoyo al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia y proporcionar acceso a servicios médicos para empleados, pero quizá la más sorprendente fue su promesa de contratar a 10,000 refugiados. Schultz escribió: "Hay más de 65 millones de ciudadanos en el mundo reconocidos por Naciones Unidas como refugiados, y estamos desarrollando planes para contratar 10,000 durante los próximos cinco años en 75 países alrededor del mundo donde Starbucks tiene negocios".

Starbucks trabajaría con el mercado bursátil para dar la bienvenida a personas "que huyen de la guerra, la violencia, la persecución y la discriminación", explicó, enfocados en trabajar con quienes han ayudado a las tropas estadounidenses como intérpretes y personal de apoyo. El empleo se ofrecerá directamente por Starbucks o por sus proveedores.

Publicidad

La nota también prometió construir "puentes, no muros, con México", en respuesta al controversial plan de Trump acerca de erigir una barrera entre Estados Unidos y el vecino sureño. Schultz escribió que Starbucks, la cual cuenta con 600 tiendas y 7,000 empleados en México, estaba "lista para ayudar y apoyar a los clientes, socios y familias mexicanas mientras se explora el impacto que supondrán las sanciones de mercado, las restricciones inmigrantes y los impuestos".

LEER MÁS: Frutas y verduras varadas frente al "muro" de Trump

Este gesto mejoró la imagen de Starbucks en México, misma que se vio afectada gracias al creciente sentimiento anti-estadounidense que muchos mexicanos experimentan. La semana pasada "Adiós Starbucks" fue tendencia en Twitter, pero ahora la decisión de la trasnacional parece demostrar sus buenas intenciones y las aguas se han calmado, y miles de personas siguen disfrutando de sus bebidas favoritas.

Pero Schultz no fue la única figura del mundo culinario que reaccionó al aparente desdén de Trump hacia las relaciones con México. Los restauranteros a largo y ancho del país anglo defendieron a los trabajadores inmigrantes como los que Trump busca erradicar por completo de la industria y expertos en impuestos dicen que imponer una tarifa a productos mexicanos (una de las formas en que la administración propone costear el muro entre los dos países) resultará en un costo significativamente mayor para los clientes estadounidenses.

Y aún así, para el presidente Trump, cualquier cosa que supuestamente mantenga a los chicos malos afuera es justificable.