FYI.

This story is over 5 years old.

Unos policías forzaron a un ladrón de joyas a comerse 48 plátanos de un solo bocado

Los policías que arrestaron al ladrón encontraron una buena alternativa de obtener la evidencia y esta incluía plátanos. Muchos plátanos.
Foto von Clyde Robinson via Flickr

Las bananas son un arma secreta.

No solamente para los atletas que han empezado a sustituir la proteína de la carne con esta fruta, si no también para aquellos que hacen cumplir la ley.

Y mientras que el licuado de diez plátanos que es ingerido por atletas de alto rendimiento es muy impresionante palidece en comparación con la cantidad que es consumida por unos ladronzuelos del área de Bombay que cometieron el error de ingerir evidencia incriminatoria.

Publicidad

La semana pasada, luego que Gopi R. Ghaware le robara a una mujer una cadena de oro de 25 quilates en un mercado de pescado en los suburbios occidentales de Bombay, fue perseguido por locales que escucharon los gritos de la víctima, lo atraparon y lo golpearon, reportó The Hindustan Times.

Pero su castigo no termino allí. En algún momento entre el robo del collar, la persecución y la golpiza, Ghaware se tragó la cadena como forma de ocultar la evidencia aunque sea temporalmente.

Luego de arrestarlo, los oficiales de la cercana estación de policía Pant Nagar no tardaron en llevar al sospechoso al hospital para sacarle rayos X donde confirmaron eventualmente la presencia de un objeto metálico en el estómago del hombre –presumiblemente la recién ingerida cadena de oro.

La evidencia de los rayos X fue corroborada rápidamente con una confesión, y fue allí cuando la policía de Pant Nagar se dio cuenta de que había tan solo una forma de saber con seguridad si el metal en el estómago de Ghaware era el mismo que había sido usado en el cuello de la víctima.

Poco tiempo después los policías que arrestaron al ladrón encontraron una buena alternativa de obtener la evidencia y esta incluía plátanos. Muchos plátanos.

Para llegar al fondo del asunto, los policías ordenaron una canasta llena de plátanos – cuatro docenas para ser exactos y forzaron al ladrón de joyas a comérselos todos.

"El viernes por la mañana fue acompañado al baño por cuatro policías, que además filmaron el proceso hasta que la cadena dejó el sistema digestivo de Ghaware", reportó The Hindustan. Como si eso no hubiera sido lo suficientemente humillante para el joven ladrón, los oficiales luego le hicieron limpiar el collar con desinfectante antes de meterlo preso.

Sorprendentemente, o tal vez no tan sorprendentemente, dada la eficacia aparente de la técnica de los plátanos, esta no es la primera vez que la policía de Bombay hace este procedimiento.

En abril la policía obligó a otro hombre a comer 60 plátanos así como leche y antiácidos para que defecara una cadena de oro de 63 mil rupias ($995 dólares) que le había robado de una mujer, reportó la BBC. El sospechosos en ese caso, Anil Yadav también fue sometido a enemas y a rayos X los que confirmaron (más allá de la duda razonable) la presencia de joyas robadas en sus intestinos.

De acuerdo con la BBC los expertos médicos han cuestionado el uso de bananas como un laxante y sugirieron que la medicación haría un trabajo mucho más eficiente.

Aún así , desde la perspectiva de ley, el valor punitivo agregado de obligar a los ladrones a comer plátanos a la fuerza puede proveer un desincentivo a los futuros ladrones de joyas.