FYI.

This story is over 5 years old.

El Tetris puede detener tu deseo de sexo y donas

Investigadores australianos realizaron un estudio para confirmar que jugar Tetris puede suprimir deseos de comida, sexo y sueño, entre otros.
20.8.15

La distracción es algo muy poderoso. Sabemos que masticar goma de mascar puede hacerte olvidar la voz irritante de Adam Levine taladrándote la cabeza. Con eso en mente, ¿por qué no aceptar el poder de distracción tan fuerte de los videojuegos?

Eso es exactamente los que los psicólogos de la Universidad de Plymouth y de la Universidad Tecnológica de Queensland, Australia buscaban entender cuando descubrieron que jugar Tetris por tan solo tres minutos puede hacerte olvidar tu deseos de comer crema dulce enlatada (o tal vez, otro tipo de comida), así como el alcohol y los cigarrillos. No sólo eso, ese juego de la era soviética puede hacer que disminuya tu deseo de socializar con amigos, dormir o tener sexo.

Publicidad

En un estudio recientemente publicado en el periódico de Comportamientos Adictivos, los investigadores concluyeron que jugar el juego puede ayudar a los adictos a manejar sus impulsos y a distraerlos de sus comportamientos autodestructivos. De los 31 estudiantes anotados para participar del estudio, a 15 le pidieron que jugaran Tetris cada tres minutos, antes y después de reportar cualquier deseo que pudieran tener en una escala del cero al 100.

Aunque los estudiantes reportaron tener deseos menores por la comida y las bebidas sin alcohol que por los cigarrillos, el café, el alcohol, el sexo y dormir, ellos reportaron esos deseos con mayor frecuencia. En general, los investigadores encontraron que los estudiantes disminuyeron sus niveles de deseo –en cerca de un 14 porciento- luego de jugar Tetris.

Pero espera: ¿es bueno reemplazar el deseo por la comida, sexo y amistad con el Tetris? ¿Y puede que el jugar Tetris sea un reemplazo efectivo para otros comportamientos adictivos porque el juego en si se entiende que puede ser altamente adictivo?

Jeffrey Goldsmith fue el que inventó el término "el efecto Tetris" en un artículo de la revista Wired, describiendo sus experiencias luego de pasar una semana jugando Tetris en un Game Boy mientras visitaba Tokio: "Las escasas veces que salía de la casa, unía visualmente los carros con los árboles y con las personas…El unir formas es organizar, construir, hacer tratos, reparar, entender, doblar las sábanas. Todas nuestras actividades son análogas, cada una tan potencialmente adictiva como la próxima".

Los investigadores están al tanto de este fenómeno. "Creemos que el efecto Tetris sucede porque el desear algo se trata de imaginar la experiencia de consumir una sustancia en particular o hacer una actividad en particular", dijo el profesor Jackie Andrade de la Universidad Plymouth en un comunicado. "El jugar un juego visualmente tan interesante como el Tetris ocupa los procesos mentales que apoyan esas imágenes. Es difícil imaginar algo vívidamente y jugar Tetris al mismo tiempo".

Así que la próxima vez que tengas unas ganas insoportables por comerte una dona bañada en chocolate , descarga Tetris en tu teléfono y ponte a jugar. Si no lo has logrado con otra cosa, es probable que esta sea tu única esperanza.