champaña

Beber champaña es bueno para la mente

Esta investigación es emocionante: demostró que la champaña tiene el poder de influir positivamente en nuestra memoria. ¡A beber! (Aunque quieras olvidar el 2016).

por Staff de Munchies
30 Diciembre 2016, 8:00pm

En lo que concierne a las frases célebres relacionadas con el alcohol, las de la champaña son siempre las favoritas.

Claro, la de George Bernard Shaw sobre que el whisky es el "sol líquido" es agradable y a todo el mundo le gusta, o aquella que dice que el alcohol es la causa y la solución a los problemas de la vida. Pero la respuesta de Lily Bollinger cuando se le preguntó el momento adecuado para beber champaña puede ser la única cita digna de todos los imanes de refrigerador. Del mismo modo, la frase de Napoleón: "En la victoria mereces champaña, en la derrota lo necesitas" impresiona mucho más que aquella sobre el coraje y la fuerza.

Hay algo sobre una copa de champaña que enciende las células del cerebro (al mismo tiempo que las envuelve en una capa agradable).

Y ahora, parece que la ciencia puede estar de acuerdo con los notables bebedores de champaña de la historia.

LEER MÁS: Beber vino tinto retrasará tu inevitable decadencia mental

Una nueva investigación de la University of Reading afirma que beber tres copas de champaña a la semana puede ayudar a prevenir la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores —que llevaron a cabo su experimento en ratas—, encontraron que todo se debe a un compuesto que se encuentra en las uvas negras Pinot Noir y Pinot Meunier y que se dice, previene la aparición de enfermedades cerebrales. No sólo eso, concluyeron también que los que beben con regularidad el vino espumoso pueden aumentar su memoria espacial.

Las afirmaciones del estudio llegan justo a tiempo con el auge de la industria del vino espumoso de Inglaterra, que algunos dicen podría crecer para competir con la producción de champaña de Francia.

En declaraciones a The Mail on Sunday, el profesor de la University of Reading, Jeremy Spencer, dijo: "Los resultados fueron espectaculares. Esta investigación es emocionante porque ilustra por primera vez que moderar el consumo de champaña tiene el potencial de influir en el funcionamiento cognitivo, como en la memoria".

LEER MÁS: Contrario a lo que creías, el vino tinto sí se bebe frío

Por su parte, aunque un portavoz de la organización sin fines de lucro Alzheimer's Society declaró que los resultados del estudio eran "interesantes", no tardó en agregar que "se necesita mayor investigación".

Es posible que necesitemos más pruebas conclusivas que un par de ratas borrachas antes de empezar a acompañar todas las comidas con una copa de Pol Roger, pero eso no debería impedirnos que disfrutemos ese líquido sin sentirnos tan culpables.

En cualquier caso, es como dijo Oscar Wilde: "El placer sin champaña es puramente artificial".

Este artículo se publicó originalmente en noviembre de 2015.