Radio Alternativa: Rebajado, el podcast con la cumbia más fina

Radio Alternativa: Rebajado, el podcast con la cumbia más fina

La tercera generación, los herederos de la cumbia colombiana que se hizo cumbia regia.
28.11.17

Sumérgete en el contenido sabroso de nuestra Semana de la Cumbia haciendo clic aquí.


Radio Rebajado es un podcast mensual dedicado a la cumbia rebajada y sus distintas presentaciones electrónicas que inició en febrero de 2016 y se publica en Soundcloud, presentado por los muchachos del sello con el mismo nombre: Rebajado, de Monterrey. A la fecha han publicado 12 programas, donde ofrecen selecciones musicales de invitados tanto nacionales como de Alemania, España y Brasil, hasta el momento. Lo novedoso de esta propuesta es que, al parecer, en los guetos de Monterrey la gente no es muy ávida de escuchar música electrónica, y por supuesto, menos combinada con cumbia. Desde los años 60, gracias a la gran migración de San Luis Potosí y Zacatecas a Monterrey, la gente fue adoptando el gusto por la cumbia en su versión colombiana. El formato predilecto de los sonideros regios es el vinilo, cuenta Don Gabriel Dueñez, de sonido Dueñez, quien descubrió la cumbia rebajada por accidente cuando en un baile el motor de la tornamesa se descompuso de tanto estar sonando y ya no dio las revoluciones deseadas.

Se podría decir que esa es la primera generación de cumbieros con gusto por la rebajada. La segunda serían los hijos de los sonideros de la época de Dueñez y los Rebajado son considerados parte de la tercera generación. Platicamos con el colectivo de Rebajado para conocer más sobre la historia y la importancia de la cumbia en Monterrey. También nos prepararon un podcast exclusivo para nuestra Semana de la Cumbia en Noisey. Por cierto, el próximo sábado 2 de diciembre se festeja el tercer aniversario de Rebajado, acompañados de Sonido Dueñez y Toy Selectah para amenizar el fiestón. Si estás en Monterrey, no te lo pierdas.

Noisey en Español: ¿Cuál es la importancia de la cumbia en Monterrey?
Radio Rebajado: Monterrey –a diferencia de otras partes del país– adoptó de lleno la cumbia colombiana, el llamado acordeonazo. Está la salsa y el tropical en el CDMX, la cumbia sonidera en Puebla, pero solo aquí llegó a efervecer la colombiana, lo que le da un perfil muy especial al sonido de la ciudad. A principios de los años sesenta, con la migración en masa de personas que venían a trabajar de San Luis Potosí y Zacatecas, se podría decir que de ahí llega la cumbia a Monterrey. La ciudad es ruda e industrial, por lo que tal vez pudo influir en que experimentos tan extraños como la cumbia rebajada hayan adquirido popularidad aquí. Básicamente empezó en los bailes sonideros y fue adoptada por los cholos, que después les llamaron cholombianos.

De los 60 a mediados de los 80, la cumbia fue muy fuerte en la ciudad y de ahí en adelante ya fue parte del sonido y forma de vida propia de aquí. El regio es músico por naturaleza, por lo que la ciudad adoptó la música colombiana y la transformó a tal modo de que pasó de ser colombiana a cumbia regia. Desde entonces creo que gran parte de los músicos de Monterrey siempre intentan plasmar un poco o mucho de esa influencia en su música, sea cual sea el género. Con la avanzada regia se pudo ver esa experimentación con el rock o el hip hop como lo que hizo Control Machete o El Gran Silencio, por ejemplo. Hasta celso piña con su disco de Cumbia Sobre El Río. Cuando nosotros empezamos este proyecto (Rebajado mx) dijimos ¿Porqué no hacerlo con la música electrónica? Ya se hace en otras partes del mundo, y si en Monterrey se escucha y se hace tanta cumbia seguro va a pasar, hagámoslo nosotros. Para nosotros ha sido un proceso o camino obvio el que hemos tomado, pues es algo que llevamos en nuestros gustos musicales intrínsecos. Todos venimos de la electrónica, del hip hop, del rock, etc, pero la cumbia siempre ha estado ahí.

Foto cortesía Radio Rebajado.

¿Qué hay de esa gente que vino de Zacatecas y San Luis Potosí?
Con el boom industrial de Monterrey hubo mucha migración de ciudades cercanas a la Sultana del Norte, lo que hizo que se crearan muchas colonias populares donde creció mucho el género. He estado en San Luis y creo que se escucha más cumbia que aquí, pero supongo que por la magnitud de la ciudad, aquí fue más fácil que creciera. Como muchos otros géneros del norte, también parte de nuestro objetivo es quitar ese estigma de que la cumbia solo se escucha y se hace en barrio. El género es bonito y puede ser escuchado por quien quiera, como todos los géneros en el barrio. De hecho, eso que liguen algún género a un estatus social me caga, creo que no tiene nada que ver a estas alturas en pleno siglo XXI.

¿De qué manera han contribuido a borrar ese estigma?
Pues eso, juntar cumbia con electrónica. En el barrio no se escucha electrónica, al menos en Monterrey. Los que colaboramos somos de todo tipo de clase, empezamos quitándonos nosotros el estigma y juntarnos por el único gusto de hacer cosas chidas alrededor de un género. Acá nos tachan de fresas por querer hacer cumbia si no somos de la Independencia, o yo que soy de Chihuahua.

Publicidad

¿Quién los tacha de fresas?
Al principio nos causaba un poco de ruido pero como te digo, solo queremos hacer cosas chidas con el género, no apropiárnoslo culturalmente ni nada, mas bien darle más exposición y explorar territorios que ahí están y nadie les mete mano. Hasta el momento creo que lo hemos hecho bien y eso es lo que debe de contar. Si supieras como es la gente de Monterrey (risas).

¿Cómo es la gente de Monterrey?
Aquí la gente se casa con su forma de vida y no acepta nada fuera. Hay muchas tribus urbanas y se podría decir que el fresa es fresa, el cholo es cholo, el reguetonero es reguetonero a morir. El colombiano debe de tener su sombrero volteado y escuchar colombianas todo el día. Nosotros somos gente normal queriendo hacer música, simplemente.

¿Qué opinas de los estilos de cumbia de otros lados? Como Colombia, Argentina, Chile, Perú, etc.?
Todos son buenos. Yo comparo mucho el mundo de la cumbia con el del rock. Así como existe el rock psicodélico, el glam rock, el alternativo, el metal, el punk, etc etc etc. También está la cumbia colombiana, el porro, la chicha, la sonidera, la villera. Es un universo enorme que nunca terminas de explorar, creo que no hay género malo, por algo existen, el chiste es escucharlos y apreciarlos por lo que son. Claro que me gusta mucho más la colombiana que la villera, pero si me pones una villera la disfruto como es.

¿Qué exponentes de la cumbia nos recomiendas en la actualidad?
Yo les recomendaría que vinieran a escuchar a los sonideros locales, todos tienen música muy chingona: Sonido Dueñez, Sonido Rada, Paco Silva, Sonido Vallenato y Cumbia & Sonido Murillo, creo que son los que tienen las mejores colecciones. Otro dato curioso, aquí el sonidero es estrictamente de viniles, lo que también le da un sentido especial. Aquí básicamente un sonidero es un coleccionista de música colombiana. Ayer agarramos la peda en casa de Don Gabriel Dueñez, pura felicidad.

Publicidad

De ahí el sonido rebajado, por las tornas…
Ándale, de hecho se supone que nació de una torna; de tanto estar sonando se chingó el motorsito y empezó a no dar las revoluciones que debe de dar y así siguió sonando hasta que terminó el baile en una tocada de Gabriel Dueñez. Como el moombahton con Dave Nada (risas).

Legendario ese señor…
Bueno, eso dicen. Varios se lo adjudican, pero en el dominio popular se conoce a Dueñez como el que lo inició. Eran un montón de sonideros, empezaron a pedir cumbias rebajadas y él empezó a venderlas grabadas en cassette. Las rebajaba con la torna y las grababa en cassette. Fueron más de 100 volúmenes, todos aún existen en sus cajas.

¿Qué dice el señor en la actualidad?
Ahí anda, sigue viviendo de vender música en el Mercado del papa, ya tiene como 30 años ahí. Es un viejito buena onda.

Y por ejemplo, ¿qué opina de ustedes? los Rebajado…
Le encanta (risas). Los Sonideros que conocemos nos apoyan mucho. Nos ven como una tercera generación, aunque nosotros no lo hacemos con vini. Pero si como una especie de evolución a lo que ellos hacían. La segunda generación está conformada por sus hijos y los que siguieron.

¿Hay algún personaje central de esa segunda generación, o alguien por el estilo?
No, es algo raro. Básicamente sólo fueron ellos. Hay algunos actuales como Henry Murillo y Juan Guerrero, pero ya no es como entonces. Ahora si se hacen bailes, pero ya no es tan popular. Ahorita en ese ambiente lo popular son las bandas colombianas como Javier López, Kumbiamberos RS, Kombolokos, etc.

Gabirel Dueñez, cortesía de Radio Rebajado.

¿Cómo visualizas el futuro de la cumbia?
Brillante. Yo espero que cuando pase la fiebre del reguetón vengan buenos tiempos para la cumbia.

¿Cuánto tiempo crees que dure la fiebre del reguetón?
Tiempo indefinido (risas). Está bien posicionado, pero algún día pasará.

Publicidad

Quién sabe, en una de esas llegó para quedarse
Nunca pensé que el rock iba a pasar de moda y míralo ahora (risas). Sí, definitivamente llegó para quedarse pero en algún momento dejará de ser moda.

Ya pasaron sesenta años y el rock sigue vendiendo, tal vez ya no es lo que más venda pero si lo segundo o tercero…
Eso sí, pues ya será un género establecido, el reguetón y el trap en español. OH LORD.

Igual y se fusiona con la cumbia…
Puede…

Conéctate con Radio Rebajado en: Facebook // SoundCloud.

***

Sigue a Noisey en Facebook y entérate de todo sobre nuestra Semana de la cumbia aquí abajo.