FYI.

This story is over 5 years old.

El virus del ébola permanece en el semen hasta nueve meses después del contagio

Los resultados de estudios preliminares publicados muestran lo que los expertos en salud pública han temido durante meses: el virus del ébola puede permanecer en el semen de sus pacientes, mucho después de que hayan desaparecido los síntomas.
Photo via EPA/AHMED JALLANZO
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Hoy mismo se han conocido los escalofriantes resultados de una serie de estudios preliminares sobre el virus del ébola. Los resultados publicados confirman lo que los expertos llevaban meses temiendo: el virus del ébola puede permanecer en el semen hasta mucho después de que sus pacientes se hayan recuperado de sus amenazantes síntomas.

Las muestras de semen de varios pacientes de Sierra Leona que habían padecido la enfermedad han arrojado el inquietante resultado. Sus secreciones han dado positivo por contener fragmentos del virus hasta nueve meses después de contraído. Así lo publica la revista académica New England Journal, of Medicine (NEJM) hoy mismo.

Publicidad

"El principal mensaje que concluyen los ensayos publicados es que el virus del ébola no se detiene cuando desaparece la sintomatología que provoca su estallido. De tal forma, los supervivientes, sus parejas y familias siguen expuestos a enormes posibilidades de contraer la enfermedad hasta pasados entre 6 y 12 meses de su contagio. Estas familias necesitan un enorme apoyo nacional e internacional", declaró Margaret Harris, portavoz de la organización WHO. Harris señaló que los países afectados están trabajando para asegurarse de que todos los supervivientes sepan que el virus puede sobrevivir y están distribuyendo condones y sometiéndoles a pruebas.

Objetivo cero: en busca de los últimos enfermos de ébola en Liberia. Leer más aquí.

La doctora Gibrilla Fadlu Deen, médico del hospital Connaught en Freetown, la capital de Sierra Leona, y su equipo han trabajado con 100 pacientes. Se trata de personas mayores de edad que habrían sido diagnosticadas con el virus entre 2 y 10 meses antes de la publicación de los resultados de su ensayo. Finalmente 93 de las personas fueron incluidas en el análisis. Deen y su equipo han descubierto que 11 de los 43 que habían sido sometidos a pruebas entre 7 y 9 meses después de contraer la enfermedad (el 26 por ciento) seguían teniendo rastros del virus en su semen.

"Es un descubrimiento extremadamente importante. Sucede que el paciente se encuentra perfectamente aún cuando sigue siendo portador del virus. Así que vuelve a tener relaciones sexuales con su pareja", explica el doctor William Schaffner, responsable del área de medicina preventiva en la universidad de Vanderblit, que también ha participado en el estudio. "Básicamente hemos descubierto que después de que la enfermedad se creía curada esta no lo estaba y podía desencadenar una nueva oleada de contagios. Es como el reloj que marca la cuenta atrás en una bomba".

Publicidad

El semen de los supervivientes del ébola también seguía mostrando restos del virus en el 100 por cien de los casos analizados entre dos y tres meses del contagio (9 de 9 pacientes lo seguían teniendo). Entre cuatro y seis meses después seguían contagiados el 65 por ciento de los pacientes (26 de 40). Por su parte, el único paciente que donó una muestra de semen a los investigadores 10 meses después de que se le manifestara el contagio ha arrojado resultados "indeterminados".

Los hombres que hayan sobrevivido al ébola deberán de abstenerse de practicar el sexo o de practicarlo solo con condón hasta que no hayan dado negativo en dos pruebas consecutivas. Así lo ha anunciado hoy el Centro para el Control y Prevención de enfermedades en un comunicado. Los cuerpos médicos también recomiendan que todos aquellos que haya contactado con el semen de supervivientes, se laven las manos. Harris ha explicado que se ha suministrado un lote de 90 condones a todos los pacientes que han superado el tratamiento por infección de ébola. Claro que este número puede variar según el caso.

En cualquier caso, Deen y su equipo reconocen en su estudio que ha habido menos de 20 casos de transmisión del virus del ébola a través del semen.

A pesar de que la transmisión sexual del ébola se considera rara, los casos se siguen sucediendo. Una mujer de Liberia de 44 años fue diagnosticada con ébola en mazo. Sucedió algunas semanas después de que hubiese practicado el coito vaginal con un hombre que había sobrevivido a la enfermedad el otoño anterior. Así lo atestigua un informe complementario publicado en la misma publicación, el NEJM. Los trabajadores sanitarios determinaron que la mujer había tenido otros 192 contactos sexuales, pero que ninguno de ellos presentaba signos de haber padecido la enfermedad.

Publicidad

La mujer falleció el 27 de marzo, pero el hombre con el que había tenido relaciones sexuales se prestó a dar muestras de semen y de sangre. A pesar de que los análisis de sangre dieron negativo, se encontraron residuos de ARN, el código genético del Ébola, según detalla el informe.

Hasta el 11 de octubre de 2015 se han registrado 28.454 casos de ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona. 11.297 de los afectados murieron, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS). El brote de Ébola declarado en el África Occidental en mazo de 2014 está considerado como el estallido más longevo en la historia de la enfermedad.

"Inicialmente nos pensamos que cuando un paciente se recuperaba, pues que se recuperaba y punto final", explica Schaffner, ex presidente de la Fundación Nacional de Enfermedades Infecciosas.

El ébola rebrota en Liberia después de que el país fuera declarado libre de virus. Leer más aquí. 

Sin embargo, debido a la duración y al tamaño de este brote, el personal sanitario ya fue advertido de los peligros de que la enfermedad se reprodujera después de que desapareciesen sus síntomas. Estos incluyen artritis en la parte baja de la espalda y en las caderas, dificultades en el sistema nervioso central y pérdida de memoria, según señala Schaffner. El virus también puede sobrevivir en partes del cuerpo que están protegidos del sistema inmunitario: los ojos y los testículos.

Uno de los antiguos estudiantes de Schaffner, el doctor Ian Crozier contrajo el virus mientras trabajaba como voluntario en Sierra Leona para la OMS. Crozier fue atendido en la universidad de Emory, en Atlanta. Crozier escribió un ensayo y habló con el New York Timesa principios de este año y contó cómo el virus logro sobrevivir en su ojo, que pasó de ser azul a ser verde.

Publicidad

Esta semana, una enfermera británica fue hospitalizada con síntomas de que el virus se le hubiese reproducido. Está en condición crítica, según informa la BBC.

De entre los 881 trabajadores sanitarios que han contraído el virus desde el último brote en el África Occidental,. 513 han fallecido, según cifras de la OMS.

Según las últimas estadísticas de la OMS, se han declarado 5 o menos nuevos casos de ébola a lo largo de las últimas 11 semanas. Sin embargo, en las últimas dos semanas no se ha registrado ninguno en el África Occidental. Sin embargo siguen habiendo 150 pacientes portadores bajo seguimiento en Guinea, 118 de los cuáles tienen muchas posibilidades de desarrollar el virus. Existen, igualmente, 259 portadores que han sido identificados, pero que no han sido localizados.

Mira el documental de VICE News, La lucha contra el Ébola (Parte 1)