FYI.

This story is over 5 years old.

crimen y drogas

Científicos y autoridades de Canadá estudian la W-18, una droga que podría ser súper potente

A lo largo de los últimos meses, fuerzas policiales y autoridades de salud en todo el país han descrito a la W-18 como una droga letal; sin embargo científicos afirman que falta estudiar mucho para saber con exactitud cuáles son sus efectos.
6.6.16
Imagen por Robert F. Bukaty/AP.
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El ministerio de salud de Canadá dio a conocer el uso de una nueva droga derivada del opio llamada W-18. De acuerdo con la institución, es 100 veces más fuerte que el fentanilo, un opioide usado generalmente como anestésico, cuyo abuso — informaron los medios — llevó a la muerte al popular cantante Prince. Sin embargo, las afirmaciones del ministerio, respecto al potencial de la sustancia, han sido criticadas por expertos en adicciones y farmacología, quienes dicen que esto podría ser falso.

A lo largo de los últimos meses, fuerzas policiales y autoridades de salud provinciales en todo el país han descrito a la W-18 como una droga muy potente, declarándola incluso como la más letal en la historia humana. Pero la información disponible sobre esta sustancia y el escaso estudio científico al respecto, no permite saber con exactitud de qué se trata realmente y cuáles son sus efectos.

Publicidad

La policía ha encontrado la droga en dos investigaciones separadas, y recientemente informó que fue responsable de la muerte de un hombre en Calgary por una sobredosis de W-18 y otras drogas. Las autoridades canadienses prohibieron el opioide esta semana, haciendo ilegal su posesión, venta e importación.

"Sustancias como la W-18 son peligrosas y tiene un fuerte impacto negativo en algunas de las personas más vulnerables de nuestra sociedad. Estoy complacido con las rápidas acciones que Canadá ha tomado para regular la sustancia", afirmó el ministro de salud Jane Philpott en un comunicado de prensa lanzado este miércoles.

'Cuando eres la autoridad sanitaria del país, tienes que obtener los datos correctamente'.

Sin embargo, hay muy poca información científica disponible acerca de esta droga y su impacto en los seres humanos. Médicos y científicos están presionando al gobierno para obtener dicha información.

El médico Hakique Virani escuchó sobre una nueva droga disponible en las calles llamada W-18 hace dos años, de boca de algunos pacientes a los que atiende en su clínica con metadona [otro derivado del opio] en el centro de Edmonton. La mayoría de ellos busca un tratamiento para su adicción a los opioides, incluyendo el fentanilo.

"Algunos [pacientes] me dijeron que obtenían la W-18 con vendedores de droga de Vancouver, y que es un opioide altamente potente", dijo Virani en una entrevista esta semana.

Publicidad

Primero aceptó tal información como cierta, hasta que echó un vistazo a la verdadera ciencia detrás de la sustancia, incluyendo datos que contenía la patente original que fue publicada en los años 80.

Para él, es importante que el sector de salud pública trabaje en derrumbar los mitos que pudieran nublar el sano juicio y reacciones hacia la nueva droga.

Explica cómo la sustancia fue probada en un ratón de laboratorio: "La W-18 podría ser un atiestamínico extremamente poderoso; quizá un antiinflamatorio", dijo Virani. "Todo lo que sabemos es que cuando el ratón recibió la dosis, dejó de retorcerse de dolor… Durmió durante días, y cuando despertó tenía mucho sueño y sed. Esto no concuerda con los efectos de un opioide".

Los médicos canadienses pronto podrán recetar heroína. Leer más aquí.

El único estudio que existe sobre el W-18 se encuentra en la patente publicada en 1984, por investigadores de la Universidad de Alberta que inventaron la droga, junto con 31 series de compuestos. Pruebas de las sustancias comparadas con la morfina se llevaron a cabo en ratones, siendo el compuesto W-18 el más fuerte de todos.

No obstante, hasta el momento ningún experimento que involucre a humanos se ha llevado a cabo. Tampoco la droga ha sido estudiada comparándola con el fentanilo.

Ed Knaus, líder del equipo de investigación, no respondió a las solicitudes de VICE News para emitir algún comentario, y tampoco ha hablado con los medios en meses, aunque en febrero pasado dijo en la revista Macleans que el objetivo de sus experimentos era crear un calmante que no causara adicción.

Publicidad

Many of us accepted these — Hakique (@hakique)June 1, 2016

Sin embargo, la patente nunca fue comprada por ninguna compañía farmacéutica, así que caducó. Knaus abandonó el proyecto. Aún así, de alguna forma, la fórmula fue descubierta por laboratorios en China y otros países que las venden por internet. "No me hace sentir bien que la gente reciba esto".

El doctor Varani, que solía trabajar para el ministerio de salud de Canadá, dice que está complacido de ver que la sustancia haya sido prohibida, pero enfatizó que la W-18 nunca ha sido probada en humanos, lo que significa hay aún mucho trabajo por hacer antes de que se puedan concluir sus efectos.

"Cuando eres la autoridad sanitaria del país, tienes que obtener los datos correctamente", dijo.

Virani también advirtió que la poca información sobre la potencia de la W-18 podría crear un falso sentido de tolerancia entre los usuarios. "Si alguien piensa que ha sido expuesto a W-18 y nada malo le ha pasado, esta persona podría sentirse motivada a tomar mayores riesgos, por creer que sobrevivió a algo que es 100 veces más potente que el fentanilo", dijo el científico.

'No hay nada que se sepa realmente sobre sus propiedades farmacológicas'.

Es posible que en las siguientes semanas haya algunas respuestas sobre la W-18, ya que farmacólogos investigadores de la Universidad de Carolina del Norte planean realizar el primer estudio científico de la sustancia, desde la década de 1980.

Bryan Roth, dirigente del equipo de investigación — y quien también está a cargo de lo que él dice es el centro de drogas más grande del mundo — , habló con VICE News hace unos días, antes de dar una conferencia de drogas en la Universidad Northeastern en Boston, en donde presentó sus descubrimientos.

Publicidad

Roth dijo que la W-18 llegó a las manos de su equipo hace unos dos años, pero no encontraron nada particularmente interesante en ese momento. Apenas hace un par de meses decidieron volver a investigar la sustancia dado el interés que ha generado. Pudieron obtener muestras de la droga a través de un proveedor de químicos que crea compuestos para investigación científica.

Sin embargo, no entiende cómo es que la gente empezó a comparar la W-18, aunque piensa que la idea pudo surgir del hecho de que fue originalmente creado para ser análogo al opioide. "Pero si observas, es bastante distinto del fentanilo" dijo. Además, cree que los vendedores online podrían estar comerciándola como un derivado del opio.

Las Moicas: son de Michoacán, trafican con heroína en EEUU, la DEA lo sabe y México no. Leer más aquí.

"Y no hay datos científicos para eso tampoco. La única información se encuentra en la patente, y no dice que contenga algún opioide. No hay nada que se sepa realmente sobre sus propiedades farmacológicas. Podrían decir que es 1.000 veces más potente que una aspirina, pero eso no despierta ningún tipo de alerta".

Roth no reveló mucho acerca de su estudio, explicando que quería esperar hasta que en próximos días publique sus hallazgos en línea. "En ese momento, muchas personas van a darse cuenta de que no es muy claro cómo funciona", dijo riendo.

Un vocero del ministerio de Canadá informó mediante un mail a VICE News que cuando se trata de W-18, "la evidencia actual es limitada".

"Lo que está disponible sugiere que la W-18 es un potente analgésico, con sólo una prueba en ratones, que puede ser hasta 10.000 veces más potente que la morfina, es decir, unas 100 veces más que el fentanilo".

Asimismo, el mail señala que el departamento está monitoreando la evidencia de esta droga mientras evoluciona, y que también está "al tanto de los reportes que han salido informando que la farmacología de la W-18 puede ser diferente de la que está en la patente original".

Sigue a Rachel Browne en Twitter: @rp_browne

_Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs_