Publicidad
Elecciones 2019

La gran noche de Rivera explicada en 10 tuits

Los cartones pluma, la foto enmarcada, lo del silencio, la tarjeta, el atril que parecía la mesa de La Vida Moderna... madre mía, Albert.

por Ana Iris Simón
23 Abril 2019, 2:44am

Imágenes vía Twitter de Albert Rivera y Perra de Satán. Montaje por VICE

Poner a funcionar la máquina de memes. Ese pareció ser el objetivo principal de Ciudadanos anoche en el debate de RTVE, que tendrá su continuación hoy a partir de las 10 de la noche con el organizado por Atresmedia.

Cada uno de los candidatos dio lo mejor de sí mismo: Sánchez la planta, la pinta de oler bien y la capacidad de escurrir el bulto al ser interrogado sobre si pactaría o no con Ciudadanos; Pablo Casado el aspecto de modélico padre de familia que deja a los críos con los suegros los domingos y se va a echar un gintonic a Ponzano pero cuyo aspecto aseado no es incompatible con su capacidad de dar vergüenza ajena; Iglesias la seriedad y el aplomo a pesar de —o precisamente por— ser el único que no se enfundó en un traje. Y Albert, joder, Albert nos dio los memes.

El montoncito de papeles que acumulaba en su atril ya nos hacía adivinar lo que vendría. Tardó poco en sacar el primer cartón pluma, tras el cual vinieron la foto de Torra y Sánchez enmarcada —¿os lo imagináis yendo a comprar su marquito al chino, con la sonrisa que solo da la satisfacción del trabajo bien hecho dibujada en la cara?—, la tarjeta sanitaria con la bandera de España a todo color y lo del silencio. Sus intervenciones fueron tan performánticas, tan teatrales, que incluso algunas perlitas de su discurso, como hablar de maternidad sin hacer alusión a las mujeres o mencionar por lo bajini el chalet de Iglesias pasaron desapercibidas.

Su atril se acabó convirtiendo en el protagonista indiscutible de la velada. Además, terminó representando, con o sin intención, la peor de las pesadillas de Marie Kondo y la materialización de que el partido naranja no concibe la cosa política si no es como una clase de párvulos, como una concatenación de mentirijillas piadosas, manualidades, simplificaciones de la realidad y repeticiones revestidas de teatralización.

Así pues, las redes fueron el mejor cronista colectivo de la gran noche de Albert Rivera, aka el chaval que hace Prezis en vez de Power Points en la universidad, aka Doraemon, el Inspector Gadget, el chico de las poesías —que si "me duele España", que si "¿lo oyen? es el silencio"—. Aquí sus mejores momentos, recopilados con cariño por la peñusa de Twitter.

La noche empezó fuertecita

¿Nadie le dijo que los memes de la tarjeta se hacían solos?

¿Ni que la broma era más que evidente?

Lo de la foto enmarcada ya tal

Total, para luego irse y dejarse todo ahí: los cartones pluma, el marco...

El claro vencedor de la noche

Pero su atril fue el gran protagonista

Atresmedia le está preparando uno más espacioso para hoy

Luego fue lo del silencio

Pero él sabe que lo importante no es ganar: es participar. Y vaya si participó

Sigue a Ana Iris Simón en @anairissimon.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
debate
Elecciones
Ciudadanos
Albert Rivera
10 tuits