guerras y conflictos

Estado Islámico pierde terreno en Mosul ante las fuerzas iraquíes

Tras varios meses de ofensiva, el ejército iraquí asegura haber retomado el control de la zona este de Mosul, punto clave en la batalla para sacar al Estado Islámico (ISIS) de la segunda ciudad más grande del país.
19.1.17
Imagen vía Reuters/Muhammad Hamed

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El ejército de Irak asegura haber retomado el control de la zona este de Mosul, punto clave en la batalla para sacar al Estado Islámico (ISIS) de la segunda ciudad más grande del país.

El teniente general de las fuerzas antiterrorismo iraquíes, Talib Shaghati, dijo este miércoles ante los medios que el equipo de élite había tomado el control en la parte este del Río Tigris, el cual divide a la antigua ciudad de norte a sur, de acuerdo con reportes de Reuters.

Publicidad

"Hoy celebramos la liberación de la orilla oriental en Mosul", expresó Shaghati.

Haider Al-Abadi, primer ministro de Irak, reconoció el trabajo realizado por el ejército, prometiendo a través de un comunicado que los esfuerzos continuarán para liberar la zona oeste de la ciudad, la cual continúa completamente bajo el control de ISIS.

En imágenes: la vida cotidiana en los alrededores de un Mosul en guerra. Leer más aquí.

Alguna vez hogar de más de dos millones de personas, Mosul ha sido una de los mayores conquistas de los terroristas, simbólica y estratégicamente. El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, declaró que su llamado "califato" se establecería en la Gran Mezquita de la ciudad en junio de 2014.

La batalla de Mosul, la operación militar más grande en el país desde la invasión de Estados Unidos en 2003, estalló el 16 de octubre del año pasado, cuando una enorme coalición de fuerzas de seguridad iraquíes, combatientes kurdos, militares shia y combatientes suníes comenzaron a avanzar.

Con más de 100.000 tropas a su disposición, junto con naves aéreas y apoyo estratégico de Estados Unidos y otros países, las fuerzas iraquíes lograron avanzar rápidamente durante las primeras semanas de la ofensiva. Sin embargo, el progreso se estancaba a medida que las fuerzas se acercaban más al centro de la ciudad y se topaban con una oposición de ISIS bien preparada y establecida.

Los combatientes del grupo terrorista que tomaron Mosul en junio de 2014 tuvieron bastante tiempo para prepara el ataque: construyeron una extensa red de túneles y colocaron trampas explosivas a lo largo de la ciudad, los cuales entorpecieron en un inicio el avance de las fuerzas del gobierno.

Mosul: la victoria del capital, la derrota de lo humano. Leer más aquí.

Mike Knights, investigador iraquí de la división de Políticas de Oriente Próximo en el Instituto Washington, explicó que en un principio, ISIS estaba poniendo gran resistencia en el este, así que las fuerzas iraquíes dependían en gran medida de sus aliados internacionales, más de lo que hubieran imaginado.

También dijo que la batalla por la zona oriental de Mosul no ha resultado ser la catástrofe humanitaria que las agencias de ayuda habían pronosticado, aunque tampoco ha sido la victoria que la coalición esperaba.

Publicidad

"No hemos visto una gran ola de destrucción, tampoco hemos visto tantos desplazados como las agencias de ayuda habían advertido", detalló Knights. "Por otro lado, la coalición esperaba que Mosul fuera liberada rápidamente. La situación está en una especie de punto medio".

La agencia de refugiados de Naciones Unidas informó este martes que más de 160.000 personas han sido desplazadas de Mosul y los pueblos aledaños desde que inició la ofensiva, y el número ha ido creciendo con la intensificación del ataque en las últimas semanas. Algunas de las familias desplazadas han comenzado a regresar a sus hogares ante el avance de las fuerzas del ejército.

¿Qué pasaría si Estado Islámico ganara? Leer más aquí.

¿Cuál es el siguiente paso?

Knights espera que la parte oeste de la ciudad sea liberada a finales de abril o mayo, aunque mucho de ello depende de las tácticas que las fuerzas del gobierno desarrollen a partir de su experiencia a lo largo de tres meses, así como de la resistencia que ponga ISIS.

"Lo que no sabemos es cuántos recursos emplearon para defender la parte oriental de Mosul", explicó Knights, quien espera que la ofensiva hacia la parte occidental sea desde las afueras de la ciudad y hacia el centro.

La pérdida de Mosul, la ciudad más grande bajo el control de Estado Islámico, sería un grave golpe para el grupo terrorista, y podría significar el fin de su dominio territorial en Irak, de acuerdo con Knights. ISIS controla gran parte de la ciudad vecina Siria, incluyendo la capital de su llamado califato, Raqqa.

Aunque Mosul sea recuperada por el gobierno, ISIS seguirá causando estragos en Irak, dijo Knights, manteniendo su presencia en las áreas fuera de las manos del gobierno y lanzando ataques terroristas a las principales ciudades que no están bajo su control.

Mira el documental de VICE News El Estado Islámico

VICE News en español en Twitter: @VICENewsES