Paraguay

Las protestas 'doblan' al presidente de Paraguay: no buscará la reelección

El jefe del Ejecutivo, Horacio Cartes, anunció en Twitter que no intentará permanecer en el poder hasta 2023, luego de dos semanas de revueltas callejeras en protesta por una reforma constitucional que le permitía hilar dos mandatos consecutivos.
18.4.17
Imagen por Andrés Cristaldo/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El presidente paraguayo Horacio Cartes no aguantó la presión de la sociedad civil y renunció a buscar un segundo mandato consecutivo.

Este lunes, el empresario de 60 años, militante del conservador Partido Colorado, dio a conocer la renuncia a sus aspiraciones políticas mediante una carta dirigida al arzobispo de Asunción, la capital uruguaya, que hizo pública en su cuenta de Twitter.

Publicidad

Porque el Paraguay siempre está primero! pic.twitter.com/ozoxuCPiB1
— Horacio_Cartes (@Horacio_Cartes) 17 de abril de 2017

"Tengo el honor de dirigirme a Vuestra Excelencia para poner a su conocimiento que he tomado la decisión de no presentarme, en ningún caso, como candidato a Presidente de la República para el periodo constitucional 2018-2023", escribió Cartes al sacerdote, quien fue designado como mediador en la crisis política que arrastra el país centroamericano desde hace dos semanas.

El 31 de marzo pasado, una mayoría de senadores oficialistas, con ayuda de algunos socialdemócratas, aprobaron en una sesión "fast-track" una reforma constitucional que abría la puerta para que Cartes pudiera ser mandatario y candidato presidencial a la vez.

La noticia provocó una serie de enfrentamientos callejeros cuyo grito de guerra fue "¡No a la dictadura!", pues los opositores consideraban que la permanencia en el cargo presidencial representaba una vuelta hacia atrás y en dirección a la dictadura del coronel Alfredo Stroessner, quien gobernó con mano dura al país sudamericano entre 1954 y 1989.

La revuelta pronto se convirtió en una pesadilla gubernamental: lo que pudo ser una manifestación fácilmente contenida por la policía, se convirtió en la quema de un piso del Congreso, la muerte de un líder juvenil opositor por una bala de goma disparada por la policía, unos 200 heridos —entre diputados y periodistas— y decenas de edificios vandalizados.

Paraguay arde: una reforma que permite la reelección presidencial provoca disturbios. Leer más aquí.

En respuesta, Cartes tuvo que aceptar en los días siguientes, la renuncia de su ministro del Interior, Tadeo Rojas y del comandante de la Policía Nacional.

Sin embargo, dos renuncias no fueron suficientes. Y ahora el mandatario ha ofrecido en bandeja de plata sus aspiraciones para no inflamar más a la opinión pública.

"Guardo en mi corazón el inspirador mensaje de su Santidad el Papa Francisco del pasado 2 de abril, que nos invitó a todos a perseverar, sin cansancio, 'evitando todo tipo de violencia, buscando soluciones políticas'".

Con la salida de Cartes de la carrera presidencial, el exobispo Fernando Lugo, presidente entre 2008 y 2012, depuesto del cargo anticipadamente por un juicio político, es el nuevo favorito para los comicios del siguiente año.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs