Alemania

La policía descarta que el autor del tiroteo de Múnich tenga relación con Estado Islámico

Las fuerzas policiales alemanas no han encontrado ningún indicio que pruebe la relación entre el joven asesino germano-iraní, que ayer acabó con la vida de 9 personas en un centro comercial de Múnich, y el grupo terrorista.
23.7.16
Ciudadanos de Múnich dejan flores en la entrada de la estación de Olympia, al lado de donde tuvo lugar el tiroteo. (Karl-Josef Hildebrand/EPA)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

"No hay indicios que relacionen al atacante con Estado Islámico". Así se ha expresado el jefe de la Policía de Múnich, Hubertus Andrae, en relación a las conjeturas que apuntaban que el tiroteo de ayer, protagonizado por un joven germano-iraní y que se saldó con nueve muertos en las inmediaciones del centro comercial Olympia de la ciudad bávara, fue instigado o perpetrado por el grupo islamista radical.

La policía alemana también ha descartado que el asesino, de 18 años y que tenía la doble nacionalidad alemana e iraní, hubiera actuado acompañado. El presunto autor del tiroteo, que iba armado con una pistola y que se habría suicidado tras la matanza, estaba siendo tratado por depresión. De acuerdo con las pesquisas policiales, había recopilado información sobre diversas masacres en su vivienda, situada en el céntrico barrio Maxvorstadt de Múnich.

Este joven médico de un hospital de Niza nos relata cómo vivió la noche del atentado. Leer más aquí.

La Fiscalía alemana ha informado que, entre la documentación incautada en su casa, destaca abundante material sobre sangrientos episodios que fueron perpetrados en solitario como la matanza de Winnenden, en la que un joven de 17 años mató a tiros a 15 personas en 2009 o libros como Amok, por qué matan los estudiantes. En psiquiatría, el llamado síndrome de Amok se refiere a la súbita explosión de rabia que puede empujar a una persona con problemas mentales a herir o matar indiscriminadamente a gente con la que no mantiene ningún tipo de relación para luego quitarse la vida.

La investigación descartaría así la colaboración del hermano del supuesto atacante en el múltiple asesinato y apuntaría a un acto de locura sin relación con el terrorismo yihadista coincidiendo con el quinto aniversario de la masacre de Noruega a manos del ultraderechista Anders Behring Breivik, que dejó un saldo de 69 muertos en la isla de Utoya.

Asimismo, Andrae considera que la matanza no tiene conexión alguna con la situación de los refugiados, tal y como también se había especulado debido al reciente ataque protagonizado por un migrante afgano que hirió a diversas personas con una hacha en un tren regional que cubría el trayecto entre Treuchtlingen y Würzburg, también en la región de Baviera.

El mundo se solidariza con las víctimas del ataque en Orlando. Leer más aquí.

La policía está investigando la autenticidad del vídeo en el que el joven agresor, cuyo cuerpo fue hallado en una calle cercana a los hechos con claros signos de suicidio, gritaba desde un tejado: "Soy alemán. Nací aquí", y en el que alertaba de que se encontraba en tratamiento psiquiátrico.

Tres de las víctimas, que ayer se encontraban en las inmediaciones del centro comercial Olympia, son menores de 14 años, dos de ellas tenían 15 años y otra 17. También murieron dos personas de 19 y 20 años. La novena víctima sería una mujer de 45 años. Además, el tiroteo se saldó con 16 heridos, tres de los cuales se encuentran en estado grave.

El atacante, que llevaba una mochila con hasta "300 balas", habría utilizado una arma ilegal, concretamente una pistola 9 milímetros.

El cuerpo del joven, que empezó a disparar contra los transeúntes hacia las 17:30 horas del viernes en la puerta del McDonalds del centro comercial de Olympia, fue hallado cinco horas después a un kilómetro del lugar de los hechos.

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES