Todas las fotos por la autora

Hablamos con catalanes un año después de las cargas del 1-O

"Siempre recordaré aquél día por la forma como vi que trataron a mi madre"

|
oct. 1 2018, 4:00am

Todas las fotos por la autora

Hace un año ya de la celebración del referéndum catalán no pactado con el Gobierno español en el que se preguntaba a los catalanes si querían que Catalunya fuera un estado independiente en forma de república.

Las imágenes de aquel día dieron la vuelta al mundo por la violencia con la que la Policía actuó para evitar, fuera como fuera, aquella votación que el Gobierno consideraba ilegal. Los partidos independentistas catalanes alegaban que se había intentado negociar de todas las formas posibles un referéndum pactado, con campañas a favor y en contra de la independencia de Catalunya, pero que la única respuesta que recibieron fue la del no.

El Partido Popular gobernaba en aquel momento y vio la celebración del referéndum como una provocación y envió a Catalunya 12.000 agentes de la Guardia Civil para interceptar las urnas e impedir la votación.

Pero las urnas llegaron a los colegios electorales y sobre las nueve de la mañana empezaron las cargas policiales. El Servicio de Emergencias Médicas registró un total de 844 actuaciones como consecuencia de las intervenciones policiales, unas acciones que han sido investigadas recientemente. Hablamos con catalanes un año después del 1-O para saber qué ha cambiado desde entonces.

Javier, 38 años

VICE: ¿Recuerdas dónde estabas justo hace un año?
Javier: Estaba en Pineda de Mar, votando. No soy independentista pero estoy a favor del derecho a decidir. Fui a votar porque aunque fuera alegal, aquel día tenía que opinar todo el mundo, los que estaban a favor y los que estaban en contra.

¿Cuál es tu sentimiento? ¿Catalán? ¿Español? ¿Catalán y español?
Soy de Cuenca y hace 10 años que vivo en Pineda. Tengo sentimiento catalán y pienso que no nos están tratando como deberían. Se hacen referéndums por gilipolleces y no entiendo por qué esto no se puede decidir. Lo llaman democracia pero en verdad es representativa. Yo creo en una democracia más participativa.

¿Qué pensaste cuando viste las imágenes?
Me sentí avergonzado. No creo que sea la manera de impedir algo así. No fue para nada proporcional. Creo que realmente es difícil saber quién se regía por órdenes para dar los palos y quién no, es complicado de saber quién hizo mal uso de su porra.

¿Qué piensas de la situación política actual?
Ha mejorado con el cambio de Gobierno español, pero no mucho. Creo que vendría bien a todo el mundo que los independentistas cedieran un poco. De hecho estoy seguro de que con la independencia económica ya les valdría a muchos.

Alexandra, 28 años

VICE: ¿Dónde estuviste el 1-O?
Alexandra: Estuve en San Juan de Mediona encima de un tractor bloqueando la entrada del único colegio electoral del pueblo y haciendo piquetes para que no pudiera entrar la policía para poder votar. Recuerdo que algunos llevábamos walkies para podernos comunicar por si venían. Soy independentista pero por encima de todo soy partidaria del derecho a decidir.

¿Cómo se vivió desde tu entorno aquel día?
Con miedo e indignación. Mi suegra, por ejemplo, no estaba de acuerdo con que se celebrara la votación, pero en el momento que vio aquellas imágenes tan brutales se dio cuenta de que aquello había pasado de la ralla.

¿Eres crítica con lo que se ha hecho desde el movimiento independentista?
Sí, pienso que debería haber mucha más información sobre qué pasaría una vez tuviéramos la independencia, saber los pros y los contras, tener una hoja de ruta clara y realista. Pero para mí el simple hecho de haber podido votar ya es un paso hacia adelante.

¿Ha cambiado algo en un año?
No ha cambiado nada. Seguimos sin poder opinar, con presos políticos y con una situación nada deseable. La única ventaja de lo que pasó es que hay mucha más gente indignada y eso ha favorecido el independentismo. El Partido Popular hizo una campaña cojonuda a favor de la independencia.

Natalia, 67 años

¿Qué estabas haciendo el 1 de octubre del 2017?
Estaba en mi casa, en Barcelona. En cuanto vi las imágenes tan brutales salí al colegio electoral que me tocaba y fui a votar vestida completamente de amarillo. No era independentista, pero ahora sí lo soy. Si hubiese entrado la policía en aquel momento tengo claro que me hubiese puesto a primera fila y seguro que habría recibido. Soy de sangre caliente, viví el Franquismo de muy cerca y esas cosas me indignan mucho.

¿Qué sientes a día de hoy al ver las imágenes de las cargas?
Aún siento escalofríos. Cuando veo este tipo de gente me provoca repelús.

¿Qué ha cambiado en tu rutina desde aquel día?
Decidí no ir a ningún otro pueblo de España excepto el de mi madre, en Almería. Hace poco fui allí y justo había una huelga de los policías para reclamar una subida de sueldo. No me pude reprimir y me encaré con uno de ellos. Le dije "qué bien os ha ido lo del 'a por ellos', os ha servido de algo". Mi marido me cogió del brazo y me sacó de allí, no quería que me metieran a la cárcel a mí también.

¿Qué opinas de cómo se han hecho las cosas durante el Procés?
No me gustan muchas cosas que se han hecho desde los partidos independentistas. Creo que a veces solo miran por sus intereses, no por los de la gente. Creo que deberían buscar puntos en común, hacer piña.

Pedro, 24 años

¿Dónde estabas el 1 de octubre del 2017?
Estuve dando vueltas por el barrio de Gracia, donde vivía. En cuanto vi las noticias bajé para saber qué estaba pasando. Realmente lo que vi fueron enormes colas de gente fuera de los colegios electorales que esperaban para ejercer su derecho a la votación.

¿Eres partidario a la independencia de Catalunya?
No. Soy de origen melillense y vine a Barcelona para estudiar. Creo que hubo mucha manipulación informativa por parte de muchos medios de comunicación, muchos no relataron exactamente lo que pasó y por eso hay gente del resto del Estado que se ha posicionado tan en contra. Los catalanes no hablaron con violencia y la represión no lleva a ningún sitio, por eso soy partidario del derecho a decidir.

¿Qué crees que debería hacer, llegados a este punto, el presidente del Gobierno español?
Debería acercarse al pueblo catalán, dejándolo votar porque es un derecho fundamental, y actuar en consonancia. Igual que cuando el pueblo andaluz pidió en su momento más ayudas en el campo y se las concedieron ahora también creo que sería bueno escuchar.

¿Qué consecuencias crees que han tenido en el panorama internacional todo esto?
Para mí, lo que pasó causó un daño en la imagen de Catalunya. Se trata de un tira y afloja que no va a ningún lado. No veo el fin del túnel. Ahora mismo se trata de a ver quién la tiene más grande.

Alba, 19 años

VICE: ¿Dónde estuviste durante el referéndum?
Alba: Estuve en el colegio electoral de Mas Casanova, uno de los colegios afectados por las cargas policiales. Soy independentista desde hace muchos años.

¿Cómo recuerdas aquél día?
Justo estaba dentro del colegio con mi madre en el momento de las cargas. Recuerdo que tuve muchísimo miedo y sentimiento de impotencia. Siempre recordaré aquel día por la forma como vi que trataron a mi madre. A mí aún porque soy joven... Nos empujaron, nos presionaron, utilizaron la fuerza y la violencia cuando nosotras solo teníamos una papeleta electoral en la mano. Solo queríamos votar.

¿Cómo valoras la situación política actual con respecto a la que teníamos hace un año?
En cierta manera estamos peor. Por un lado tenemos presos políticos, la represión que vivimos, gente que quiere volver a aplicar el artículo 155 y no es una situación nada favorable para Catalunya.

¿Qué opinas con el papel que ha jugado la Unión Europea?
Europa no ha reaccionado como esperábamos. Ahora mismo me siento decepcionada. En ningún caso gente que solamente quería votar merecía aquella violencia y nadie hizo nada para pararlos.

Joel, 28 años

VICE: ¿Cómo viviste el 1 de octubre de hace justo un año?
Joel: En un colegio de Barcelona defendiendo las urnas. Recuerdo que hubo una carga y alguien avisó que estaban viniendo hacia allí. En aquel momento la gente que quiso salió del colegio electoral. Yo fui uno de ellos. Tuve un poco de miedo, supongo que lo normal cuando ves que un grupo de anti disturbios se acercan a ti y no respetan nada ni a nadie.

¿Te consideras independentista?
Sí y no. Apoyo el derecho a decidir del pueblo catalán y pienso que se tiene que hacer un referéndum. En mi casa somos castellanoparlantes pero entiendo por qué hay gente independentista aquí, en Catalunya.

¿Qué le dirías a la gente que defiende la carga policial?
Quien defiende la carga policial es que no ha tenido a nadie a la que quiera de verdad en aquella situación. Cuando ves cargar hacia ti a una persona que pesa cien kilos de músculo sientes miedo. Tu estás allí porque apuestas por el diálogo, ellos no.

¿Ha cambiado algo desde hace un año?
No ha cambiado nada. Es más, está peor. Al final todo aquello no sirvió para nada. Aquel día se dio la peor imagen que se podría haber dado porque solo dándole importancia y enviando a tanta policía para un refeéendum que desde el Gobierno se decía que era ilegal ya lo estaban legitimando.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Más VICE
Canales de VICE