La Guía VICE al ahora

Ve a Will Smith saltar del bungee en el Gran Cañón

El hombre celebró su cumpleaños número 50 lanzando su cuerpo de mediana edad al abismo.
Drew Schwartz
Brooklyn, US
LC
traducido por Laura Castro
27.9.18

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La mayoría de los papás celebran su cumpleaños número 50 con una agradable cena con su esposa e hijos, o si realmente se sienten muy aventureros, se van a Las Vegas o algo por el estilo. Pero si eres Will Smith, destructor de alienígenas, sobreviviente del apocalipsis y Bad Boy certificado, llegar a los magníficos 5-0 significa, aparentemente, atarse a una cuerda elástica y saltar del bungee desde un helicóptero, lanzando tu cuerpo de mediana edad al Gran Cañón.

Publicidad

El martes, unos seis meses después de que un grupo de YouTubers lo desafiara a saltar del bungee y, debido a que el miedo no es real, Smith cumplió con el desafío. Decidió donar los fondos recaudados con el salto a la caridad y transmitir en vivo todo el evento; fue así como terminó aferrado a uno de los costados de un helicóptero para que lo llevara a lo alto del cielo y pudiera quedar suspendido por una cuerda elástica sobre una de las más grandes maravillas naturales de los Estados Unidos. ¡Mira lo emocionado que se veía!

El helicóptero despegó, y durante un tiempo, Smith parecía estar manejándolo bastante bien: sonrió a la cámara, conversó con los chicos a bordo y lanzó un cartel de paz a la multitud reunida debajo de él: su esposa Jada, y sus hijos Jaden, Willow y Trey estaban todos allí, con una expresión general de terror, al igual que Alfonso Ribeiro (alias el primo Carlton de The Fresh Prince).

Después Smith cometió el error de mirar hacia abajo, y vio esto:

"Nunca mires hacia abajo", gritó Smith. "Nunca mires hacia abajo. Eso fue horrible. Eso fue simplemente horrible".

Muy pronto llegó la hora de hacer el maldito salto. La tripulación a bordo del helicóptero empezó la cuenta regresiva a partir de cinco, Jaden, Willow y compañía respiraron profundo, y Smith se lanzó de espaldas del helicóptero al abismo.

Los Pinkett-Smith (más Ribiero) estaban, comprensiblemente, muy emocionados.

Publicidad

Después de un breve paseo por el Gran Cañón, el helicóptero lo llevó de vuelta a un lugar de aterrizaje, porque Smith estaba "listo para que llevaran mi trasero de vuelta a tierra firme". Con su trasero seguro en tierra, ya sin arnés, el salto con el que Smith desafió a la muerte quedó completo. Ahora, aparentemente, era hora de hacer algo normal con su familia, como, ya saben, simplemente ir a cenar en algún lugar.

Felicidades por tus 50 años, Will. No podemos esperar para ver qué monumento aterrador decides escalar, o de dónde decides lanzarte la siguiente vez.

Sigue a Drew Schwartz en Twitter .