Porno

Lo que tu género de porno favorito dice de ti

Tres sexólogos ofrecen teorías distintas sobre por qué sigues buscando travestis, MILFs o caricaturas.
26.5.17
Fotograma tomado de 'A Touch of MILF', vía Brazzers.

Este artículo se publicó originalmente en VICE Canadá.

Para la mayoría de nosotros, nuestras primeras experiencias sexuales son con nosotros mismos y nuestras fantasías. Jalársela frente a una pantalla parece bastante mundano, pero puede tener un significado más profundo de lo que parece.

En este punto de la sociedad, el porno ya no es tabú, pero científicamente hablando, todavía ignoramos mucho sobre él o las fantasías humanas. De los miles de diferentes estilos de porno, tramas, temas y orientaciones, ¿por qué buscas esos términos específicos? ¿O por qué gravitas hacia un cierto género? Ciertamente no estás pensando en nada excepto en lo que está pasando delante de la pantalla y lo que está haciendo tu mano, pero en algún lugar recóndito de tu cerebro, están sucediendo muchas cosas.

Publicidad

Después de preguntarle a un grupo de expertos sobre sexo por qué nos encanta ver cierto tipo de porno, descubrí que la teoría más común era sobre nuestras experiencias de vida.

Si quieres sumergirte en tu pasado, puedes hacerle este tipo de preguntas a alguien como la Dra. Carla Costa. Como sexóloga y psicoterapeuta en relaciones radicada en Toronto, parte de su trabajo es ayudarte a entender por qué te atraen ciertos tipos de porno.

"La pornografía hace que nos enfoquemos con intensidad: enfoca nuestra atención mental, nuestra atención física, y nuestra atención emocional", dice. "Ya sea consciente o inconscientemente, deja al descubierto algunas emociones muy específicas que hemos erotizado a lo largo de nuestras vidas".


Relacionados: ¿Deberíamos considerar el porno hardcore como arte?


En la erotización temprana tu cerebro convierte una experiencia —positiva o negativa— en algo que te excita, inconscientemente. Esta es posiblemente la forma en que la gente puede desarrollar intereses pornográficos fetichistas en cosas como las caricaturas (un término de búsqueda muy popular), objetos inanimados y figuras de autoridad.

La erotización podría explicar por qué una experiencia negativa podría volverse sexy más adelante. Tal vez te avergonzaron de adolescente por masturbarte, y ahora encuentras que la vergüenza te prende. Tal vez te pegaron cuando eras niño, y ahora deseas que te nalgueen para llegar al clímax. Muchos creen que la razón por la que encuentras algo atractivo puede decir mucho sobre las experiencias ocultas que debes explorar.

Publicidad

"Tengo un cliente que es un travesti, que había estado en una relación heterosexual toda su vida. Pero realmente se excita cuando ve pornografía de travestis y se siente perturbado porque no lo entiende, y no quiere que esto sea parte de su vida", dice. "Le di la decisión de decidir si quería eliminar ese gusto, o si era algo que quería aprender, aceptar y enfrentar para poder limitar su impacto en su vida".

"Tenemos que reconocer que el porno es una experiencia sexual, pero también tiene que ver con la satisfacción emocional" —Jessica O'Reilly

Como señala la sexóloga con doctorado Jessica O'Reilly, no todas tus preferencias pornográficas provienen de tu pasado. Algo que es emocionante para muchas personas es simplemente la idea de conseguir algo que no se supone que tengas, o algo que no está disponible para ti.

"La dopamina, este producto químico que asociamos con la recompensa y la motivación, es realmente más alta cuando anticipas el placer que cuando lo recibes", asegura. "Así que desear es más emocionante que 'conseguir'".


Relacionados: Este actor porno japonés de 24 años parece un niño


Esta es otra explicación de por qué el porno MILF es tan popular entre los heterosexuales. En lugar de la teoría de que estás erotizando tu relación con tu madre, (oh Dios) lo que realmente podrías estar haciendo es excitarte por la sensación de control y de estar con alguien más experimentado.

O'Reilly cree que tenemos sentimientos eróticos básicos: emociones que necesitamos sentir para entrar en calor y acceder a sentimientos más intensos y al clímax.

Publicidad

"Tenemos que reconocer que el porno es una experiencia sexual, pero también tiene que ver con la satisfacción emocional, es la razón por la que si puedes pensar en ello, hay porno de ello", señala. "No se trata del sexo. Puedes ver sexo todo el día, si lo deseas, pero quieres algún tipo de sentimiento".

Pero si vas con el psicólogo clínico, terapeuta sexual y autor de Ethical Porn for Dicks, el Dr. David Ley, te dirá algo completamente diferente. Un concepto de investigación que aportó a la mezcla es cómo la evolución desempeña un papel en nuestros deseos sexuales. Esto podría explicar por qué nos sentimos atraídos a que nos pongan los cuernos, por ejemplo cuando los hombres ven a sus esposas tener relaciones sexuales con otros hombres.

Ley dice que la razón por la que alguien se prendería con esto es debido a nuestro pasado de protección a la pareja. Los celos de competir con la sexualidad de otro hombre crean un tipo de excitación sexual.


Relacionados: Hay tres tipos de espectadores de porno


Otras investigaciones apuntan hacia algo más personal.

"La investigación muestra que a la gente le gusta estas fantasías como un reflejo de quiénes son. Debemos reconocer ahora que una gran cantidad de esas características son impulsadas por la genética", dice. "Me he topado con un gran número de parejas e individuos que llevan un cierto estilo de vida, y luego descubren que sus padres también lo tenían".

Publicidad

Sin embargo, en última instancia, Ley dice que el secreto entre los investigadores es que nadie tiene la respuesta de por qué nos gustan ciertos tipos de porno. Podemos responder a preguntas sencillas con todo tipo de teorías, pero al final, nadie puede decir con certeza qué es lo que te hace llegar al orgasmo.

"La mejor respuesta es probablemente que no significa nada y significa todo", añade.

En el caso de Costa, ella les dice a sus clientes que mientras no se hagan daño a sí mismos o a los demás y practiquen el consentimiento, está bien su consumo de porno.

"No lo sabemos y no podemos controlarlo, esa es la parte interesante, y por eso no lo juzgo, y por eso nadie debería hacerlo".

Sigue a Sierra Bein en Twitter.