King Krule y U2 están enviando correos misteriosos a sus fans

Pues nos queda claro cuál preferiríamos.
Lauren O'Neill
London, GB
22.8.17

Gracias a la sobre explotación de técnicas de marketing en redes sociales, además de blackouts utilizados en campañas de promoción para los releases musicales (y con los cuales hay que guiarse por la regla general: una vez que Taylor Swift empieza a usar una de estas técnicas, oficialmente está muerta), recientemente algunos artistas han regresado a lo básico. La semana pasada, los gigantes del rock Brand New lanzaron su primer álbum en ocho años, supuestamente el último de su carrera, enviándolo por correo postal en un CD a 500 fans, y no son las únicas personas que ahora están empleando tácticas como esta.

Publicidad

En los últimos días, los fans de King Krule -el niño genio que no ha publicado música desde diciembre de 2015- y erm, U2 -unos papás irlandeses- han recibido algunas cosas interesantes en sus correos. La comparación entre ambos es una lección de por qué este tipo de cosas no siempre funciona.

Comencemos con Krule. Conocido como una presencia musical elusiva, tiene mucho sentido para él promover nueva música a través del extraño, discreto y personal medio del correo postal inglés. Hace unos días, sus fans comenzaron a tuitear que habían recibido un paquete de Krule:

El "correo" en cuestión incluye una foto encantadora de Krule y un perro de un lado, y algo que parece como letras de canción en español del otro. ¡Pero espera! El lunes apareció en su página de Facebook un video llamado "Bermondsey Bosom", donde estas mismas letras se leen sobre un instrumental mientras vemos un video paisajista:

Intrigante, ¿no? Este tipo de estrategia para generar expectativas, en el caso de un artista como Krule, me hace sentir genuinamente emocionada. Todo bien.

… Y por otro lado, está U2. No contentos con haberse ganado el enfado generalizado del globo, al haber infiltrado en 2014 todas las cuentas de iTunes con su disco Songs of Innocence como si fueran el puto virus Y2K, U2 ahora quieren empujar su agenda literalmente en las casas de la gente. Ayer, los miembros de su club de fans (ejem) recibieron misteriosas "cartas" que traían "letras" que probablemente pertenecen a su nuevo álbum, que probablemente se llame Blackout:

O sea, todo bien, supongo. Es sólo que, por alguna razón, mientras este tipo de marketing funciona para músicos como King Krule y Brand New, que han estado fuera del reflector durante años; para U2 que son, para bien o para mal, extremadamente grandilocuentes y excesivos, se siente mucho menos interesante.

Hay una larga historia de bandas haciendo mamadas extrañas para conseguir que la gente hable de su música (¿a poco no se acuerdan de Nine Inch Nails en su Year Zero Tour del 2007 dejando USBs con música inédita en los baños de los lugares donde tocaban, para que los fans las encontraran?) Pero esto tal vez se convierta en una respuesta previsible en el ciclo de promoción de un álbum en 2017. Como hemos señalado, este tipo de cosas siempre se pueden inclinar hacia uno u otro lado la balanza, y tu impacto en la industria puede depender de si tu marketing se siente fresco o forzado. Cuando grandes bandas como U2 saltan a este tipo de marketing, entonces se sentirá como algo genuinamente divertido y diferente por mucho menos tiempo.

Sigue a Noisey en Facebook.