Fisicoculturista muere por sobredosis de proteínas

Ahora, su familia pide mayores regulaciones para los suplementos proteínicos de la industria.
ER
traducido por Elvira Rosales
Photos via Wikimedia Commons and Instagram user @meeganheff.

El cuerpo de la mayoría de los seres humanos puede descomponer fácilmente las cantidades masivas de proteína que se requieren para hacer fisicoculturismo, pero quienes padecen trastornos del ciclo de la urea no pueden.

La fisicoculturista australiana Meegan Hefford era una de esas personas, aunque nunca se enteró de su condición, ni siquiera semanas previas a una competencia, tiempo durante el cual siguió una dieta que consistía casi enteramente de malteadas proteicas, carnes magras, claras de huevo y suplementos alimenticios.

Publicidad

Fue sólo hasta que Hefford murió que los doctores descubrieron que sufría de un raro trastorno genético que afecta a una de cada 8.500 personas según se calcula.

De acuerdo a Perth Now, el certificado de defunción de Hefford enlista "el consumo de suplementos para fisicoculturismo" como una de las causas de muerte, además de la enfermedad no diagnosticada.

El trastorno de ciclos de la urea es causado por la deficiencia de una enzima que dificulta la eliminación de amoniaco —que es muy tóxico, pero también es un subproducto natural del metabolismo de las proteínas— del flujo sanguíneo.

Eventualmente, el amoniaco puede llegar al cerebro y causar daños severos, coma y, como en el caso de Hefford, la muerte. La chica de 25 años, madre de dos hijos, fue declarada muerta a finales de junio, pero ahora su familia pide mayores regulaciones para los suplementos proteínicos de la industria

LEE MÁS: El suplemento alimenticio de Arnold Schwarzenegger puede estar lleno de drogas prohibidas

"Sé que hay otras personas además de Meegan que han terminado en el hospital por una sobredosis de suplementos", dijo la madre de Meegan, Michelle White, a Perth Now. "La venta de este tipo de productos debe regularse más".

De acuerdo a una investigación de mercado reciente, se espera que el valor de la industrial mundial de los ingredientes proteicos ascienda a $58 mil millones de dólares para 2022, "provocado por la demanda en aumento de alimentos y bebidas funcionales, además de un mayor consumo de suplementos dietéticos" como las proteínas en barras y polvo.