15005DDC-332C-4E90-8ADF-36C7BD362E16-6752-000006455056B6AC

Conoce a Fransia y su pop épico para danzas cósmicas

Charlamos con Francisca Moreno Quintana, el lado femenino del dúo electropop argentino que cerró su primer año con su genial debut.
23.1.19

La historia de Fransia es en primer lugar una historia de amor. Es la historia de Francisca e Ignacio, quienes se enamoraron desde la primera vez que se vieron cuando Fran fue a ver a Los Tiros, la banda en la que tocaba Nacho. La conexión fue instantánea y empezaron a ser novios. Tiempo después se separaron y no se vieron por un año. Fran lleva muchos años estudiando sobre la energía y la metafísica, y confiesa que durante ese período sintió que se comunicaba con Nacho por telepatía. Cuando se reencontraron de manera casual, ambos supieron que todo se debía a una razón más fuerte y que debían unir fuerzas para dar vida a Fransia.

Publicidad

En segundo lugar, la historia de Fransia es la de una banda prometedora. En su primer año de vida, el dúo de Francisca Moreno Quintana e Ignacio Albini dejó un buen puñado de buenos sencillos y videos, una nada despreciable cantidad de shows con cada vez más convocatoria en los que desarrollaron su particular costado performático, y cerraron el año con la publicación a través del sello Queruza de su muy buen primer LP.

El synth-pop seductor y glamoroso de Fransia tiene un sonido retrofuturista ochentoso que nos hace mover el cuerpo con sus beats ligeros y nos hace viajar con sus épicos arreglos de sintetizadores que arman la atmósfera perfecta para que la enigmática voz de Fran cante letras que hablan de los astros, de la magia, del tiempo, de la luz y la energía, de portales que se abren a la eternidad, de encuentros en otras vidas.

Le pegamos a Francisca una llamada vía WhatsApp y hablamos con ella sobre la historia de Fransia y su disco debut, una conversación cargada de música y metafísica.

NOISEY: ¿Cuándo comienza Fransia?
Fran: Nosotros nos conocimos en el año 2014 en una noche en Buenos Aires y desde ese momento nos conectamos mucho y empezamos a estar juntos, estuvimos un tiempito y nos separamos. Luego empezamos a sentir de repente una necesidad de vernos y volver a conectarnos después de bastante tiempo, cuando nos volvimos a ver y nos unimos sabíamos que era con un propósito más grande… para unir fuerzas, armar algo creativo y expresarnos en un proyecto más grande.

Empezamos a hacer música y a grabar, hicimos un cover de una canción de Javiera Mena que se llama Sol de Invierno, después hicimos una reversión de un tema de Blood Orange con Sky Ferreira. Todo era para divertirnos sin pensar en algo más grande hasta que sentimos la necesidad natural de empezar a mostrarnos, hacer nuestras propias cosas, grabar nuestros demos y maquetas y a juntarnos con un propósito más serio. Todo se dio de una forma bastante natural y muy intensa, empezamos a tocar en noviembre de 2017 y desde ese momento fue una cosa enorme que empezaba a crecer muy rápido y la gente a recibirlo. Fue muy emocionante y un aprendizaje muy grande todo este primer año, estamos muy contentos de poder haberlo cerrado con este disco que es nuestra carta de presentación de alguna manera.

Publicidad

Cuando dices que empezaron a estar juntos, ¿te refieres a estar juntos como pareja?
Sí, nosotros somos novios… ¡Ji!

¿Y cómo se conocieron?
Una noche en el 2014 en Buenos Aires. Yo fui a ver a Nacho tocar con su otra banda que se llamaba Los Tiros, estaba acompañando a una amiga y yo lo vi en el escenario.… ¡Muy groupie todo! ¡Ja Ja Ja!… Yo vi en Nacho un resplandor distinto que emanaba de él y me enamoré muy rápido esa noche, entonces le tiré una señal sin palabras y cuando llegué a mi casa esa noche tenía un mensaje de él diciendo que me había buscado y desde ahí empezamos a hablar y vernos, todo fue muy mágico. Después pasó todo lo que pasó, nos separamos durante un año y después ya volvimos con algo muy grande y muy fuerte.

¿Y tú ya habías hecho música antes?
En realidad lo primero que yo hice fue bailar. Soy bailarina desde los cuatro años, también desde muy chiquita empecé a estudiar guitarra, teclado, canto, hice teatro, tuve una banda muy graciosa entre primos cuando era muy chica, estudié producción y siempre estuve muy rodeada de toda una formación musical, pero en realidad Fransia es mi primera banda y este mi primer disco.

¿Qué edad tiene ahora?
Yo tengo 24 y Nacho 29.

¿Y cómo fue ese momento en que se volvieron a encontrar?
Yo trabajo con la energía desde muy chiquita y yo estando separada sabía que de repente me empezaba a comunicar con él a través de la telepatía y nos visitábamos sin estar conscientes, pero yo empecé a recibir ese llamado hasta que dos meses después de casualidad nos cruzamos y ya esa noche hablamos de hacer música… fue muy loco. Nacho es una persona que está todo el tiempo en contacto con la música nueva y tocando los sintetizadores y el teclado, y yo ya sabía que estaba preparada para juntar fuerzas y unirme con él a través de Fransia que es mucho más grande de lo que siempre imaginé que iba a ser.

1548260994925-29873330_1812832395687476_2905761453364812433_o-2

¿Ya tenían idea del sonido que querían para Fransia?
En realidad fue surgiendo. La verdad que tenemos un estilo muy afín entre los dos, mis bandas favoritas son Fletwood Mac y Electric Light Orchestra; Nacho tiene una influencia mucho más nórdica como The Knife, conjuntos más dark pop y también influencias de los ochentas. Sabíamos que eso era lo que nos gustaba pero no fue algo pensado el sonido sino que estuvimos experimentando y grabando, entonces nuestra música tenía una impronta bastante clara que después se fue reforzando y creo que ahora se ha logrado este sonido que nos caracteriza que tiene que ver con una búsqueda de abrir una página en blanco, experimentar con muchos estilos y a la vez generar una fusión entre el synth pop ochentoso que nos gusta tanto y los sonidos del futuro.

Siempre nos reímos porque yo soy más “Radio Edit” y Nacho es más volador en cuanto a los sonidos. A mí me gusta mucho la parte de la producción, bajar a tierra la estructura final de los tracks y Nacho es como un cable a tierra para mí en todo lo que es el principio de crear un demo.

Fransia combina distintas disciplinas además de la música, como la danza, el videoarte y el performance. ¿Qué tan importante es esta fusión para su “Pop épico para danzas cósmicas”?
Nosotros creemos que Fransia es un conjunto de cosas, por supuesto la música es el medio y lo más directo, pero creemos que nuestro show es muy importante porque son como un acto de magia en sí mismos en donde podemos fusionar todo nuestro imaginario. Cuando estamos en un escenario haciendo música en realidad estamos bajando información de otro plano, que viene de arriba, y eso se descodifica en el público de una forma muy loca porque las personas son conscientes de que nosotros les estamos dando algo que ni siquiera es nuestro.

Para nosotros todo lo visual es muy importante en este momento planetario también, no solamente para nosotros. Para mí hay algo del formato banda de rock en el cual todo te empuja a ir un poco más allá y a buscar una identidad fuerte y a reencontrarte. Nosotros todo el tiempo estamos pensando en que queremos transmitir, cual es nuestra misión y como queremos que nos vean. Para cada show hacemos un vestuario distinto, trabajamos con muchos artistas que nos ayudan a co dirigir algunas performance, para los videos también trabajamos con una gente muy copada y tenemos una familia que se ha ido formando de a poco que es muy valiosa.

Publicidad

Nosotros somos una especie de canal que transmite al público, yo siempre digo que Fransia es un campo morfico en sí mismo porque cada vez más personas pueden acceder a ese campo que cobra vida y en este intercambio Fransia se ve transformado por las personas. No buscamos llenar espacios con cosas extras a la música, nuestra presencia y lo que irradiamos, para nosotros lo más importante es que nuestros cuerpos transmitan una verdad, una emoción y generar algo en el mundo y en las personas

¿Cómo surgieron las canciones del disco? ¿Qué tanto hablan sobre la relación de ustedes dos?
Creo que hay algo muy musical que es directamente una conexión entre nosotros dos que se puede sentir y está explícita todo el tiempo porque nosotros los dos componemos, producimos y grabamos.

En cuanto a las letras, yo las escribo y para mí son muy importantes. Yo me di cuenta que ahí pude fusionar todos mis estudios sobre la metafísica, las cosas que a mí me interesan y mi misión en la vida que tiene que ver con eso la pude bajar a las letras de Fransia. Hablo mucho de metafísica, del desdoblamiento del tiempo, del tiempo y el espacio, cosas que tienen que ver con el momento planetario y las cosas que yo estudio y pienso mucho, pero siempre trato de hacerlo con un aproach mezclado con cosas con las que todos puedan identificarse más directamente y a veces uso nuestro vínculo para poder hacer eso, por ejemplo, “Telepatía” es una canción que habla de nuestro reencuentro y cosas que fuimos sintiendo.

Publicidad

¿Y cómo es tener una banda con tu novio?
¡Ja ja ja! Es muy loco. Nunca pensé que iba a poder trabajar con alguien que conozco tanto en la intimidad y con quien comparto todos los días y noches de mi vida. La verdad es increíble, una cosa maravillosa y muy angelada; también es una oportunidad muy grande para mí poder estar con alguien que amo y tener un propósito con tanto peso creativo con el fin que nosotros tenemos y que sea tanto más grande que nosotros mismos es muy mágico. Creo que tenemos eso que no termino de dimensionar lo valioso que es, estoy viviendo mi misión y lo estoy haciendo junto a la persona que amo y con quien quiero compartir el resto de mi vida. Somos muy profesionales y discutimos mucho sobre el proyecto, peleamos por el proyecto y no por las cosas de novios, pudimos transformar nuestra relación en esto que es un propósito más grande. También nos llevamos muy bien porque ya sabemos perfectamente como trabajar con el otro, nos podemos decir todo con mucha confianza y entendernos mucho. A veces nos cuesta un poco balancear la energía entre trabajo y pareja, ¿Viste que uno usa energía sexual en su música? A veces nos cuesta un poco dividir la energía pero estamos totalmente emocionados y obsesionados con esto, es algo en lo que pensamos al levantarnos y al acostarnos a dormir.

¿Cuánto tiempo les llevo hacer el disco?
Más o menos unos seis meses. Empezamos a producir una vez que un tema estaba cerrado a nivel compositivo. No es que fuimos de una manera muy ordenada en que compusimos los nueve temas y dijimos que esos eran los que íbamos a producir. Para nosotros la producción es casi todo y una vez que teníamos esa parte tuvimos la ayuda de Augustín della Croce y Javier Medialdea que mezclaron el disco. Fue muy divertido e interesante y aprendimos mucho haciendo este disco.

¿Y cómo se dio la relación con la disquera Queruza?
Yo conozco desde hace mucho tiempo a Tomás Balcarce, uno de los chicos del sello Queruza… somos amigos. En una época no éramos tan cercanos pero de repente se dio una de esas conexiones sincrónicas de los ángeles que después empecé a acercarme más a él justo en el momento en que Fransia era una cosa potencial sin forma que necesitaba ser moldeada y me empezó a ayudar desde el lado de amigo a la medida que Tomás y su hermano Luis le iban dando más forma a Queruza y haciendo crecer el sello.

Siendo sinceros hasta hace muy poco no es que nosotros decíamos “Estamos con Queruza”, sino que llegó un momento hace poco en el cual tuvimos que decir, “Vamos para delante con todo esto”. La verdad que Queruza para mí es algo muy especial porque Luis y Tomás son dos personas que tienen experiencia en lo musical y en los otros campos y que nos acompañan mucho desde un lado muy genuino, sincero y hasta en lo emocional; son personas muy genuinas que te están bajando a tierra y que nos ayudan a entender que estamos haciendo algo grande, es algo muy familiar.

¿Cómo se sienten con el disco?
Muy contentos. Al principio fue muy fuerte sacar este disco, fue como un parto, como nuestro bebé que nacía al mundo, ya no era más nuestro y tenía vida propia. Recién ahora estamos empezando a procesar todo esto, disfrutando el disco y viendo como de a poco se va expandiendo y la gente lo va escuchando. Para nosotros este disco es un statement muy grande sobre lo que somos y queremos que esto se exprese a un nivel muy grande y poder vivir nuestro propósito que es llegar a muchas personas y poder ayudarlas a través de este medio que nació solo que es Fransia. No sabemos a dónde nos va a llevar pero lo estamos disfrutando mucho.

Conéctate con Noisey en Instagram.