tatuajes

Los sitios donde más duele tatuarse

Novatos, absteneos de haceros un tatuaje en el culo.

por Kyle MacNeill; traducido por Julia Carbonell Galindo
15 Febrero 2019, 4:00am

Oh, mate (Photo by Simon Dack News via Alamy Stock Photo)

Los tatuajes, como todo el mundo sabe, son permanentes. Bueno, a no ser que compres un montón de calcomanías para ver qué se siente al vivir con la cara de Post Malone por un día o que te hagas un tatuaje casero de la constelación de tu signo del zodiaco en el tobillo y lo hagas tan mal que desaparezca a las dos semanas.

Otro dato sobre tatuajes: duelen. No es insoportable, si lo fuera no los tendrían millones y millones de personas, pero la aguja del tatuador te traspasa la piel entre 50 y 3000 veces por minuto, cada centímetro cuadrado de piel tiene más de 150 terminaciones nerviosas y la aguja tiene que atravesar la capa de la dermis. Así que sí, no es precisamente un masaje.

Pero, ¿dónde duele más hacerse un tatuaje? He dividido el cuerpo en cuatro secciones y he hablado con dos tatuadoras para ver lo que piensan al respecto.

CABEZA Y CUELLO

Keely Rutherford Tattoo Artist
Imagen cortesía de Keely Rutherford

Según lo que recuerdo de cuando me caía de pequeño y aterrizaba de cabeza, imagino que tatuarse esa zona debe de ser bastante doloroso. Poppy Segger, una tatuadora de 23 años que ha salido en el programa de la BBC3 A Tattoo to Change Your Life me lo aclara. “Me dolieron mucho el cuello y la nuca; fue un dolor intenso y sentí calor. La cabeza no tanto, lo noté mucho menos. Pero los tatuajes que yo llevo son pequeños y, en general, en la cara no me dolieron demasiado.

Sin embargo, Keely Rutherford, una tatuadora de 35 años de Londres, afirma que la parte superior de la cabeza es lo peor. “No tengo mucha experiencia tatuando cabezas, pero cuando he acompañado a amigos míos a que se lo hicieran y, por lo que vi, la parte superior era bastante dolorosa, aunque los laterales parecían más llevaderos”.

Ambas coinciden en una cosa: la parte baja del cuello fue “bastante dolorosa” para Rutherford y “horrorosa” para Segger.


MIRA:


PARTE SUPERIOR DEL CUERPO

Keely Rutherford Tattooing
Imagen cortesía de Keely Rutherford

Si no toleras bien el dolor, puede que tengas que renunciar a ese castillo inspirado en Minas Tirith que quieres estampado en el pecho. Tanto Segger como Rutherford admiten que la zona del pecho es mortal. “Los míos fueron una mierda. Creo que casi todo el mundo coincidirá conmigo. La zona del esternón duele como si te estuvieran abriendo en canal”, dice Rutherford. Una maravilla.

Segger afirma algo parecido: “En general, cualquier cosa en el torso, tanto por delante como detrás, es jodida. Yo tengo casi todo el torso cubierto; la parte interna del obligo da bastante repelús y toda la espalda me dolió mucho”.

Segger destaca que hay ciertas zonas que a las mujeres les duele más. “Tengo muchos tatuajes en el pecho. Esa zona puede doler mucho si eres mujer. En general, creo que los hombres toleran mejor los tatuajes en el torso”.

BRAZOS

Poppy Segger Tatto Artist
Imagen cortesía de Poppy Segger

Por lo visto, los brazos son la zona más lógica para empezar a tatuarse. “Los brazos no duelen mucho, a excepción de la parte interna del bíceps y el codo; el resto está bien”, explica Rutherford. Segger está de acuerdo: “Por lo general, los brazos son un buen lugar para empezar con los tatuajes; es un sitió muy común para el primer tatuaje”.

Sin embargo, las axilas son lo peor. “Cerca o en la propia axila puede ser muy doloroso”, dice Segger, y aunque Rutherford está de acuerdo, aclara que “la axila en sí está bien, pero justo alrededor es una putada”.

Por lo menos para Segger, la muñeca fue una pesadilla. “Personalmente, el tatuaje que más me ha dolido fue el de las muñecas. ¡Y llevo los dos brazos llenos! No es una queja recurrente, pero para mí fue como si me estuvieran cortando las manos por la articulación. ¡Horrible!”.

PARTE INFERIOR DEL CUERPO

Poppy Segger Tatto Artist
Imagen cortesía de Poppy Segger

Aunque los hombres lo tienen más fácil con el pecho, Segger dice que no tanto con las piernas. “La mayoría de las mujeres llevan mejor los tatuajes en la espinilla que los hombres. La forma de las piernas es diferente”. Pero hay un sitio que todos sufrimos por igual.

“Las nalgas engañan mucho”, advierte Segger. “Mucha gente cree que no será para tanto: ‘¡Pero si ahí tengo bastante carne!’. Pero no suele ser el caso, es un sitio sensible y doloroso, especialmente en el punto en el que se unen las nalgas con los muslos”.

O, como dice Rutherford cuando le preguntamos cuál es el lugar más doloroso: “¡El culo! ¡No puedes evitar tensarlo!

¿Y ESTO QUÉ QUIERE DECIR?

Como conclusión: todas las zonas pueden doler. El tipo de piel y de cuerpo son dos de las variables que pueden afectar a cómo lo lleves. “Cada persona es un mundo cuando hablamos de dolor”, explica Segger. “La tolerancia varía según la persona. Incluso factores como la edad o el sexo pueden influir, a grandes rasgos”.

Da igual la edad que tengas o lo sensible que seas, ten claro que vas a ver las estrellas cuando te estampen medio jardín de rosas con una aguja.

@kylemmusic