FYI.

This story is over 5 years old.

Los niños pelean, los animales pelean, Steve Albini no pelea

Le preguntamos a Steve Albini por su canción de salida, pero al parecer las peleas no son lo suyo.
1.9.14

La canción para salir a la jaula (walkout song) es una tradición en las MMA. También es un delicado acto de equilibrio. La canción perfecta tiene que energizar al peleador mientras relaja sus nervios, llegarle a la multitud sin que parezca que se busca complacerlos. "Mi Canción de Salida" es donde le pedimos a los fanáticoss de las MMA, que también resultan ser músicos famosos qué es lo hace que una música sea grandiosa para antes de la pelea, y la canción que ellos escogerían para acompañar su salida hacia la jaula.

Publicidad

STEVE ALBINI

Steve Albini - la guitarra asesina en Big Black, Rapeman, y actualmente Shellac, así como el legendario ingeniero (él odia ser llamado un productor) de alguna de la música más muscular de los últimos 30 años (Nirvana, Neurosis y Roger Plant -Jimmy Page, entre docenas) - también ha intentado su experta mano en los billares, la cocina, y la crianza de animales. Bueno, en realidad no en la crianza de animales, pero es uno de esos tipos, generalmente autodidactas, que son geniales en cualquier cosa que quieran conseguir, por medio de la fuerza de voluntad, mala actitud e inteligencia.

Así que seguimos impactados porque no hemos tenido éxito en seducirlo a las peleas, específicamente de MMA, mucho más que un vistazo superficial y lleno de desprecio. Sus razones son muchas y parecen tener sentido desde una perspectiva de amor y paz. Pero estamos contentos de que, a pesar de estas razones, estuvo dispuesto a mostrarnos su hipotética canción de salida. Sólo nos divierte al extremo imaginarnos a Steve sin camiseta en unos shorts marca Tapout, caminando por el pasillo hacia una jaula.

Canción: Symphony # 3, Symphony of Sorrowful Songs.

Artista: Henryk Gorecki

Fightland: ¿Por qué elegiste esa canción?
Steve Albini: Porque estaría enfrentándome a una hemorragia cerebral y la muerte.

Pero ¿qué hace a esta o cualquier canción realmente una gran canción de salida?
Tiene que ser lo suficientemente pretencioso para que los simples piensen que es estridente y con clase, pero también exquisitamente gay para que desde una distancia irónica pueda ser admirada. Hay muchas opciones disponibles en los catálogos tanto de Richard Wagner y la banda Queen.

Publicidad

¿Cuándo fue su última pelea? Con golpes, me refiero.
Golpeé a un chico en la cara cuando tenía 14 años, y ambos terminamos en la sala de emergencias para que nos pusieran puntos—él en la cara, yo en la mano. Fue una estupidez, y no estoy orgulloso de ello y nunca quise pelear con nadie antes ni desde entonces. He evitado los enfrentamientos desde entonces, porque yo no soy un idiota al que le gusta pelear con la gente. Tengo desacuerdos con la gente de vez en cuando, pero les resuelvo hablando. Si me encuentro en compañía de gente que quiere pelear, me voy.

Sí, pero en general, ¿fue una herramienta eficaz de negociación?
Se puso fin al conflicto por el momento, pero si pudiera haberme alejado yo hubiera preferido eso. Ese tipo todavía me odiaba cuando todo terminó, y no veo cómo no podría hacerlo.

Las peleas son deprimentes. Una estupidez inimaginable. Vienen de un impulso de energía primitiva, un sobreviviente límbico del tiempo antes del lenguaje y la razón. No es noble; no es glorioso. Es una brutalidad carnal que no puedo soportar. Ver a la gente o los animales pelear es un entretenimiento tan básico y regresivo que hay en la tierra. Hace que la pornografía parezca ópera.

Puedo admirar la dedicación, el entrenamiento, y el acondicionamiento requerido para los peleadores, y los sentidos y los reflejos finamente sintonizados que necesitan. Todas esas cosas son impresionantes. Y estos cuerpos finamente pulidos y mentes se ponen en uso no para construir cosas o expresar un impulso creativo sino golpeando y es unos a otros hasta que uno de ellos queda inconsciente o es sometido. Jodidamente ridículo.

Publicidad

¿Así que lo que estás diciendo es darle a la paz una oportunidad?
La paz está allí todo el tiempo entre los conflictos. Resolver las discusiones solidifica la paz. Complacer el impulso violento no resuelve los conflictos; los sofoca y los suprime por un tiempo, a la misma manera en que un estado policial mantiene a la ciudadanía reprimida, lo que asegura que los conflictos eventualmente emergen redoblados.

Lo siento por estar todo "no peleo, las peleas son estúpidas", pero sí, las peleas son estúpidas. Los niños pelean. Los animales pelean. El movimiento de la sociedad lejos de la violencia en la política y entretenimiento es probablemente la definición de "progreso".

Cobarde.

Esto se publicó originalmente en Fightland, nuestro hermanito violento.

Historias relacionadas: