FYI.

This story is over 5 years old.

Los últimos shows de Bunbury en la Tierra

El enunciado implica que va a seguir haciendo shows pero, si no es aquí, ¿en dónde?
24.11.14

Enrique Bunbury anunció en un comunicado oficial sus “últimos shows en la Tierra” y no nos queda otra cosa más que especular. ¿Qué significa eso? El enunciado implica que va a seguir haciendo shows pero, si no es aquí, ¿en dónde? “Serán conciertos de despedida,” dice Bunbury con los pies plantados en el suelo mientras señala con la mano derecha hacia arriba, donde un OVNI le dispara un rayo de abducción. “Nos esperan en el 2015 otros proyectos, lejos de los escenarios,” y probablemente lejos de este planeta. “Sé que lo echaremos de menos, pero otros asuntos musicales y extramusicales, artísticos y mundanos, públicos y privados, nos esperan y nos alejarán de los focos.” Si los asuntos extramusicales también son extraterrestres, entonces, tal vez, ya sea momento de hablar sobre la vida en otros planetas y las posibilidades que tenemos para habitarlos en sus condiciones. No, esperen. ¿No les parece que ya han escuchado esto antes?

Foto vía.

La palabra “extraterrestre” suena lejos, como de otro siglo. Como de ese ajeno, pero cercano siglo XX y su miedo a la bomba atómica, al botón rojo, al pánico frente a La Guerra de los Mundos de Orson Welles, con su Neil Armstrong dando pasitos en la luna, y con la sospecha de que tal vez sí y tal vez no la llegada del Hombre a la luna fue un montaje en un set de televisión estadounidense para desactivar todos esos miedos que tenían a la gente debajo de sus camas cuando había un eclipse lunar. Después de esa transmisión en televisión, la gente fue saliendo de debajo de sus muebles y el tema se fue enterrando debajo de las alfombras. Porque el miedo desapareció con la posibilidad de hacer la película de Star Wars en 1977 y que en la década de los 80, el director Steven Spielberg hiciera una película para niños que se tituló E.T. (Extra Terrestrial) con un personaje bastante desagradable y una erección enrrojecida en un dedo. Entonces el tema se convirtió en una fantasía infantil para niños y geeks.

Foto vía.

Hacia finales del siglo, Superman, Thor, los Power Rangers y todas esas historias basadas en personajes de origen extraterrestre pasaron de moda. Se volvieron ñoños. Pero hace unos meses que el cine revivió (un poco) el interés por el espacio y las posibilidades del ser humano para sobrevivir en sus entrañas. No voy a hablar sobre Gravity de Alfonso Cuarón porque finalmente no despertó ninguna curiosidad, sólo resultó en un “se ve bien bonito” colectivo. Pero es probable que Bunbury haya visto recientemente Interestellar, esa película de Christopher Nolan que por más que trato de evitar vuelve a surgir en las conversaciones de los bares y ahora en este comunicado de el señor de la “blanca esperma”. Si ese es el caso, y esta es una estrategia de marketing para aprovechar que el tema de la búsqueda de otros planetas está en el aire, entonces, señor Bunbury, debió haber sacado un comunicado de que le gustó mucho la película antes de anunciar que tal vez ya no va a regresar a los escenarios porque ya está viejo, y está bien. No pasa nada. Pero también cabe la posibilidad de que Bunbury esté planeando unos conciertos en Marte. Y entonces sí, puede ser que este sea un comunicado trascendente.