Canciones para silbar hasta que se te caigan los labios

La gente seguro te va a odiar.
4.5.16

*¡Estamos estrenando Fan Page! Síguenos por acá.

En el mundo existen dos clases de personas: las que aman silbar porque les resulta placentero y las que odian los silbidos porque les parecen extremadamente irritantes. Yo soy de los que aman el acto de humedecer los labios, estirar la trompa y botar una corriente de aire suave a través de la boca. Mis allegados son de los que quisieran pegarse un tiro cada vez que lo hago.

Publicidad

Silbar es un acto delicioso, es un vicio, una cosa que te coge y no te deja en paz, es contagioso como un bostezo y casi tan divertido como follar. Una vez empiezas lo único que te puede callar es alguien que “amablemente” te pida que dejes de hacerlo, pero que por dentro ha pensado en ochocientas formas de hacer que te calles de una maldita vez por todas. Generar ese odio carnal en alguien es increíble y, más increíble, es ver como diez minutos después alguien más empieza a silbar lo que tú estabas haciendo. La gente que te rodea va a desayunar, almorzar, comer y dormir pensando en esa maldita canción y el puto instante en el que a ti se te ocurrió interpretarla con tu boca.

Si lo piensas bien, puede resultar un acto diabólico y perfecto.

Canciones como “El pito” del gran Joe Cuba, “Moves Like Jagger” de Maroon Five, “The killer Song” de Carolina Márquez, “Wind Of Change”, de Scorpions, “Wiggle” de Jason Derulo con Snoop Dogg, o “Love Generation” de Bob Sinclair, te pueden convertir en la persona más odiada del mundo luego de Donald Trump, y más si lo haces en un cressendo sostenido en el que se sienta marcado ese cambio del tímido silbido semisusurrado, hasta el pitido más alto, pasional y agudo que pueda salir de esa boquita.

Así pues, humedece esa trompa, has calentamiento a punta de brrrr y prepárate para ser feliz mientras molestas al resto del mundo con estas 20 canciones para que silbes hasta que se te caigan los labios.

***
La redacción enloquece cuando Sebastián silba el 'cressendo' de "Careless Whisper". Síguelo por aquí.