Música de mierda: canciones gore dedicadas a la caca

Ahora si la cagamos.
12.5.16

Dentro del basto mundo de la música extrema existe un género que sobresale por ser el más perturbador de todos. Así es, como si las canciones de mutilaciones, asesinos seriales, pactos con el diablo, muertes violentas y zombis no fueran suficiente, existe toda una gama de músicas que definitivamente lo lleva todo un paso más allá.

El gore, tal como su nombre lo indica, es la música más podrida que existe en el todo este cochino planeta. Este género se deriva del grindcore y se caracteriza por su perturbador contenido lírico. Las patologías, los fetiches más retorcidos, los fluidos corporales, la violencia sexual y básicamente cualquier cosa que suena asquerosa y enfermizo nutren las letras del gore.

Publicidad

La música se caracteriza por ser extremadamente distorsionada, es como una interferencia radial con ritmo. Pero curiosamente no es tan extrema como las propuestas del grind o el death. En ocasiones el gore es hasta bailable. Tiene un ritmo pesado pero jocoso, caracterizado por un groove lento que invita a la gente a brincar o a bailar como lo haría un duende borracho. Es una especie de polka distorsionada y sabrosonga. Pero su característica principal es la voz. A diferencia de otros géneros, en el gore casi no se grita, más bien se gruñe y se distorciona la voz con pedales y efectos. Al final, la cosa suena como si un monstruo le estuviera haciendo un examen prostático a un cerdo poseído.

Los fanáticos del gore dicen con orgullo: somos misántropos, degenerados, pervertidos y nos importa un culo. Lo más oscuro y atroz de la mente humana se resume en esta música. Entre la gama de temas retorcidos que maneja el gore, tal vez es más digerible es la caca. Así como suena, en este mundo hay gente que le canta con toda devoción a la mierda.

Pero antes de que se vomite es necesario recordarles que todo esto es una joda y si bien esta gente esta un poco loca, hablan de esto para mamar gallo e impactar a la gente.

¿O tal vez no?

Gutulax– “Shit ‘Em All”

Desde la Republica Checa Gutulax nos demuestra que los pedos pueden ser musicalizados. Solo hay que meterle guitarras distorsionadas, voces de puerco y actitud misántropa al asunto.

Torsofuck– “Erotic Dhiarrea Fantasy”

Está banda finlandesa disuelta en 2009 le canta a la fantasía preferida de las protagonistas de "Two Girls One Cup". Ya saben de que estamos hablando, no se hagan los inocentes.

Rompeprop – “The Baby Shiter”

Esta banda holandesa es uno de los grupos más icónicos del gore. En esta obra maestra hablan de una niñera a la que le gusta cagarse sobre lo bebes que cuida. Que linda canción ¿no?

Meningococcemia Fecal – “Fekal Party”

Esta banda mexicana de copro gore (que putas es esa pendejada) le da todo un nuevo significado a la palabra: que fiesta tan de mierda.

Fecal Addiction – “Fecal Addiction”

La adicción al bazuco es muy mainstream.

Fecal God – “Reincarnated Into Feces”

No es muy buen negocio creer en el karma cuando tu Dios está hecho de caca.

Spasm – “Anal Carnival”

En República Checa la gente no hecha maicena en el carnaval.