FYI.

This story is over 5 years old.

En el Vive – Lo bonito en Hello Seahorse!

A la gente le maman las cosas bonitas. Y les mama Hello Seahorse! por eso.
28.3.14

Habíamos terminado de escuchar a Los Planetas y no sabíamos a dónde ir después. Pregunté quién tocaba en ese mismo escenario y me dijeron que seguía Hello Seahorse!. “Ni madres” dije. Intenté escapar de ese escenario. Traté de convencer a todo el mundo de que fuéramos a ver otra cosa. Nadie me hizo caso. De pronto empezó a llegar mucha gente y la banda se subió al escenario. Con un mezcal en una mano y un hijito bastardo de BonICE en la otra, me encogí de hombros y pensé: “bueno, ya estoy aquí”. Y de pronto me vi inmersa en esa situación en la que ya sabía que iba a verlos por voluntad propia. Porque nadie me obligó.

Publicidad

Empezó a sonar algo que estaba chido. Seguía llegando gente y se podía escuchar un mar de voces que coreaban las canciones. Después de un rato me caché a mi misma disfrutando muchísimo todo. Escupí una carcajada. No entendía bien lo que me estaba pasando. Me estaba gustando y estaba bien. Me daban risa los visuales. Entonces entendí. Es muy claro a qué tipo de gente le están hablando. Ya saben. Triángulos, una paleta de colores bien primaveral, cráneos de animales con cuernos y fragmentos de videos caseros de niños enamorados. No había pensado en esto, pero me di cuenta de que a la gente le maman las cosas bonitas. La apuesta de Hello Seahorse! son las cosas bonitas. Y a la gente le mama Hello Seahorse! por eso. Está bien. Hace mucho no me gustaba algo bonito.

Estaba contenta hasta que Denise, la vocalista, empezó a aullar como un búho de esos de plástico que venden en las tiendas de diseño y me acordé de por qué me revienta Hello Seahorse!. Hacen una música chida y de repente tienen detalles que me dan muchísima pena ajena. Especialmente los adornos vocales de Denise. No sé si es inocencia y genuinamente les parece que eso es lo que tienen que hacer o si están forzando un detalle para diferenciarse del resto de las bandas (porque eso sí es cierto, sí suenan diferente y eso tiene mucho que ver con el entrenamiento vocal de Denise) con tanta vehemencia que suena falso. No sé bien. Pero eso me hizo recordar por qué no me gusta para nada lo que hacen y por qué me alejo a toda velocidad de su música cuando un locutor amenaza con ponerlos en la radio.

Publicidad

De todas formas fue una grata sorpresa verlos tocar, ver que la gente los quiere y escucharlos sonar muy bien. Independientemente de si me gusta a mi o no, que eso definitivamente no tiene ninguna importancia, hay que reconocer en Hello Seahorse! esa claridad con la que han construido una carrera musical. Han sabido buscar su lugar en lo bonito y han sabido hablarle a la gente que lo busca.

Esta es sólo una parte de la reseña del jueves de Vive Latino. Lee el resto aquí.

Lo gay en AFI.

El collage en Of Montreal.

Zurdok es como la revolución.

Machete y la Banda Bostik.

Little Jesus nos hizo un cómic.

Sigue a Raquel en Twitter - @salvenseustedes