FYI.

This story is over 5 years old.

Morrissey podría convertirse en el nuevo alcalde de Londres

Y su slogan de campaña es: ¡Veganismo o muerte!

Hermanos londinenses, saboreen bien ese jugoso sandwich de pulled pork que tienen entre sus manos, porque puede ser su último si el nuevo candidato a la alcaldía de Londres logra convencer al electorado de que lo elijan. Steven Patrick Morrissey, mejor conocido de manera profesional como Morrissey, Moz o Mozzer, fue contactado por el partido Animal Welfare (Bienestar Animal) para ser su candidato en las elecciones de la alcaldía de Londres. Una oferta que, según el fan-site de Morrissey, True to You, él está considerando “muy seriamente”. Si Morrissey en serio quiere ser alcalde tiene que juntar 330 firmas —al menos 10 de cada municipio de Londres— antes de que su nombre sea elegible para aparecer en la hoja de votación.

Publicidad

En un alegre comunicado en el que detalla sus convicciones y lo importante que considera ser candidato del partido Animal Welfare, dijo: “Tiene que haber una voz gubernamental contra la infernal y arcáica injusticia social que viven los animales en el Reino Unido, simplemente porque no hablan inglés. Existen millones de ciudadanos comprometidos con varios de estos temas pero nadie puede hacer algo al respecto”. Tal vez no es un mensaje tan directo como "Clean for the Queen", pero al menos tiene una idea bastante clara de lo que quiere conseguir.

¿Qué debería de esperar la gente si consigue ese puesto? Bueno, su comunicado nos da unas ideas, y de manera poco sorpresiva, su agenda principal es la carne, cuyo consumo según el cantante es asesinato. Morrissey declaró: “La industria de la carne, después de todo, muestra no tener compasión frente al planeta, el cambio climático, los animales y la salud humana. Es una creación diabólica y es el problema número 1 del mundo”.

Como consecuencia de lo anterior, por supuesto, varias empresas serían las afectadas, tomando en cuenta la convicción de Moz de que “si eres parte de la población que toma leche, entonces apruebas los sistemas de tortura”. Una sentencia que definitivamente te quita las ganas de tomarte un Milo. Finalmente, Morrissey aprovechó para criticar al chef estrella Jamie Oliver y su serie de cocina Jamie’s 30-Minute Meals, declarando: “Si el asesino serial Jamie Oliver siente tanta pasión por incluir carne de cabrito en la dieta humana, ¿consideraría donar a uno de sus hijos para el consumo general de la población?” Definitivamente el tema de la defensa de los animales es uno que no es discutido suficientemente en Westminster, pero la tendencia de Morrissey por favorecer lo apocalíptico sobre lo político, hace que la probabilidad de que la gente tome en serio el tema sea muy escasa.

Ya saben, puede que así sea Londres en 2017, amigos. Nada de leche, y los chefs de la TV van a tener que cocinar a sus propios hijos. Suena como algo que podría aparecer en Black Mirror. Y no sería la primera vez que algo de Black Mirror se convierte en algo cercano a la realidad.

Sigue a Angus en Twitter.