FYI.

This story is over 5 years old.

Música

Las pulseras del Corona Capital: El debate

Definitivamente es un tema de agenda nacional.

Una de las jugadas más sucias de los profesores de la secundaria es cuando tratan de probar por mera satisfacción personal que nadie lee los títulos. Ni las letras chiquitas. Ni nada que no sea absolutamente necesario. O nada en absoluto. Es obvio que nadie lee. Todo el mundo sabe eso. Pero ellos insisten en alimentar su propio ego y señalar un síntoma nada nuevo, de un problema serio de la educación.

Publicidad

Alguna vez, algún profesor ocioso, hizo the ultimate prank para demostrar que efectivamente, nadie lee. Hasta arriba de un examen, después de los espacios para poner la fecha, tu nombre y tu salón (las únicas respuestas que casi todos saben) puso unas instrucciones detalladas. De esas que encabrona leer y entonces mejor las mandas al infierno. Algo así como “utiliza únicamente tinta negra”, “responde con letra de molde” y todas esas estupideces. Al final de esas instrucciones, decía “responder esta prueba no es obligatorio”. Nadie se dio cuenta de que esa última instrucción significaba que más bien no había que resolver problemas matemáticos de hueva. Bravo profesor. Eres un idiota. Pero tienes toda la razón.

Tras el anuncio de la implementación de brazaletes en el Corona Capital, me quedó muy claro que el estúpido profesor sí me había enseñado algo, pero no sé muy bien qué. Nadie lee, y aquí está la prueba. Miren los comentarios precipitados de la gente ante la noticia:

Entonces, escriban cien veces sin hacer copy – paste.

Los brazaletes no son obligatorios.

Los brazaletes no son obligatorios.

Los brazaletes no son obligatorios.

Los brazaletes no son obligatorios.

Los brazaletes no son obligatorios.

Los brazaletes no son obligatorios.

Los brazaletes no son obligatorios.

Los brazaletes no son obligatorios.

El brazalete no es obligatorio y no tiene costo adicional.

Toda la información sobre para qué sirve y cómo conseguirlo está aquí.