FYI.

This story is over 5 years old.

Calexico (la banda) no conocen Calexico (la ciudad)

Platicamos con la banda de Arizona sobre su nuevo álbum, el cual grabaron en Coyoacán, en la Ciudad de México, y su amor por los mariachis, entre otras cosas.

Edge of the Sun es el nombre de la más reciente producción de Calexico; un álbum en el que desde los primeros segundos se pueden reconocer esas perfectas e inconfundibles polaroids sonoras que la banda de Tucson, Arizona ha consolidado a lo largo de más de 20 años: escenas fronterizas con una penetrante nostalgia por el mariachi, la cumbia y las carreteras habitadas por fantasmas cherokees, además de sus constantes homenajes a bandas legendarias del rock chicano como Los Lobos.

Publicidad

Platicamos recientemente con en el vocalista Joey Burns y el baterista John Convertino sobre cómo Calexico llegó a ser esa banda que se ha ganado el respeto de sus colegas por su maciza honestidad y su talento de poética observación, y cuando les pedimos recomendaciones de Calexico (la ciudad), nos dimos cuenta de que en realidad no la conocen.

Continúa aquí abajo

Entiendo que Edge of the Sun fue grabado en un estudio en el barrio de Coyoacán, en la Ciudad de México:
John Convertino: Fue increíble grabar el disco Edge of the Sun en el corazón de la Ciudad de México. Me encantó simplemente caminar por la calle, mirando a la gente. Es un lugar tan apasionado y colorido, muy diferente de los Estados Unidos. Era como ese sentimiento que se vive cerca de la frontera, aquí en El Paso y en Tucson, Arizona, pero estando en las calles más concretas de Coyoacán se sentía se sentía diferente, mucho más latente y real y grande, más realista. Haber vivido en Coyoacán durante la grabación del disco, grabar las ideas mientras comíamos comida casera mexicana que estaba deliciosa, nos permitió concentrarnos en la precisión de lo que queríamos hacer con la música. Celebré mi cumpleaños allí en Coyoacán, ¡mi tercer cumpleaños en México!
Joey Burns: Mi parte favorita del barrio de Coyoacán fue la sensación: la gente, el lugar, la energía en el aire, el uso de rocas volcánicas en algunas partes de la arquitectura del lugar… todo combina para hacer un lugar emocionante y dinámico. No puedes dejar de sentirte inspirado por Coyoacán. Me encanta su historia. Al lado de la casa de Ro Velásquez esta el Teatro El Vicio, que entiendo alguna una vez fue el hogar de Salvador Novo.

Publicidad

Creo que las colaboraciones con otros artistas ya se han convertido una tradición en los álbumes de Calexico. Para Edge of the Sun trabajaron con Carla Morrison, Sam Beam —a.k.a. Iron & Wine—, Ben Bridwell… ¿cómo escogen estos nombres?
John: Sí, nos gustan tanto las colaboraciones que ya las veo como un proceso natural. No tuve mucho que ver con eso, excepto por lo sorprendido que quedé al percatarme de lo bien que resultaron todas esas colaboraciones. Creo que Sergio y Joey aportaron el mensaje y nos dieron algunos resultados sorprendentes.
Joey: Sergio Mendonza suele usar el directorio telefónico, pero yo prefiero usar la ouija en eso de las colaboraciones.

Acabo de leer una reseña en la que asegura Calexico es más bien un grupo altamente idolatrado por otros músicos, grupos, artistas…
Joey: Somos fanáticos de muchas bandas y artistas, y siempre es un placer conocer a otros artistas, especialmente cuando se viaja. El mundo es un lugar pequeño y la música es buena medicina. Necesitamos más colaboración entre países y culturas.
John: Me siento muy afortunado. En cada disco, cada canción, sé que trabajamos muy duro en ello y lo tomamos en serio, así que es una buena sensación que muchos músicos nos vean de esa manera.

Por momentos, las letras de Calexico se me figuran como una colección de cuentos de paisajes desérticos, como cuentos de Sam Sheppard o John Fante.
Joey: La inspiración para las canciones viene de todas partes: la familia, la comunidad, las noticias del mundo, la música que flota en el aire —ya sea acústica o de una radio en algún lugar de una cocina—, una pequeña charla, preocupaciones, sueños, libros y películas. Procuro observar tan lejos y profundo como mis ojos puedan alcanzar a ver, oteando el horizonte buscando un signo o una frase, a la vez que también busco en mi propio corazón y alma. Hice un montón de colaboraciones con mi hermano de toda la vida, John, quien vive al norte de California. Él es un ave nocturna: puede estar despierto cada noche hasta las 2 o 3 de la madrugada, así que le puedo enviar una idea para una letra de una canción a las 11 de la noche y él me devolverá una respuesta con algunas ideas a las 2 de la madrugada. A menudo intercambiamos enlaces a artículos o noticias extrañas y bizarras. A través de algunos bocetos iniciales de forma aún abstractas, John y yo tratamos de atar algunos hechos concretos con el tiempo envuelto en nuestro propio código familiar. Pasa que mi acercamiento a la escritura cambia todo el tiempo, por eso estoy abierto al proceso; no pido demasiadas preguntas, simplemente procuro ser una antena lista para la señal de cualquier idea que se presente…

Publicidad

En el pasado, el proceso de escribir la letra para una canción solía suceder de noche, en mi escritorio, con libros, papel , bolígrafos, auriculares y de vez en cuando algo de humo en la habitación. Me gusta aprovechar el subconsciente y dejarlo fluir. A partir de ahí me gusta hacer algo de edición cuando lo siento necesario. Prefiero esa manera de escribir. En general creo que me gustan las frases más abstractas, aunque en este Edge of the Sun traté de ser más conciso y coherente en la escritura de las letras; sobre las ideas de John ofrecí algunas buenas sugerencias y recordatorios para permanecer cerca en el camino de lo concreto, y no desviarse demasiado a la orilla. Creo que hubo un balance de algunos de estos enfoques, abstracción y precisión, cuando escribimos las canciones de Edge of the Sun. Al igual que la música, me suelen gustar los diferentes tipos de composición tanto en un álbum o durante un show en vivo. La variedad siempre ha sido muy importante para mí.

¿Qué sentimientos despiertan en ustedes cuando escuchan las trompetas del mariachi?
John: Interesante pregunta. Podría responderte sobre el último sentimiento que me despertaron las trompetas del mariachi en mí a principios de mayo: mi esposa, mi hijo y yo fuimos a un festival del mariachi aquí en El Paso, Texas. Era domingo y justo era el Día de las Madres, así que había mucho amor en el aire y el sonido del mariachi hizo el ambiente del día aún más encantador y adorable. Me encanta la estética del mariachi, su orquestación, para mí es una mezcla de folk y música clásica que se te cala hasta el alma, a diferencia de la música gospel o el jazz y el blues.
Joey: Los viernes en las noches las trompetas me hacen sentir con esa alegría que te invade cuando empiezas a sentirte un poquito borracho; los sábados en la noche me suenan muy entusiasmadas, jugando con un montón de notas altas; y el domingo por la mañana las trompetas siempre me suenan a un tono tan azul…

¿Cuál es el mejor lugar para comer platillos mexicanos en Calexico, Arizona?
Joey: Yo sólo he estado en la ciudad de Calexico dos veces. En una de ellas tuvimos una buena carne asada cerca del lugar donde tocamos un concierto a beneficio de Ángeles de la Frontera, un grupo humanitario. Sin embargo, hay unos cuantos restaurantes y bares de todo el mundo con el nombre de Calexico. El mejor para mí se encuentra en Brooklyn, abierto por un par de hermanos de la ciudad de Calexico. Si vas a Nueva York, no de dejes de visitarlos.

Wenceslao también es fan de los mariachis. Síguelo en Twitter —@WencesBGay