FYI.

This story is over 5 years old.

Las canciones más ojetes de los años 90

Muchas canciones que durante años sonaron en Walkmans y Discmans dejaron trastornos por los que la música, la moda y la sociedad siguen intentando redimirse.

Esta nota apareció originalmente en Vice.com

A década y media —tiempo que nos ha tomado la rehabilitación—, los 90 siguen siendo una época difícil de explicar. Donas de pelo como pulseras, tenis de plataforma, litros de gel y colores llamativos, por mencionar sólo algunas cosas, todo provocado por algo en común: la cultura pop. Muchas canciones que durante años sonaron en Walkmans y Discmans dejaron trastornos por los que la música, la moda y la sociedad siguen intentando redimirse.

Publicidad

Llegamos a tararearlas y más de una vez las bailamos felices, pero ahora que podemos verlo más claro y a la distancia, podemos señalar algunas de las que creemos que son las peores canciones noventeras. Esperemos nunca volver a cometer errores como estos.

Ivonne Avilez - "Piquito de pollo"

Para mí, ésta es una de las peores canciones de los 90 porque cae en lo vulgar a más no poder.

Recuerdo que algunos de mis amigos en la primaria la cantaban nomás por chingar y tenían una adicción a eso. Sonaba mucho en comerciales y programas de TV mañaneros porque siempre pegan estas cosas: versos sin sentido de momentos cotidianos en casa, como tragarte un pollo rostizado y mencionar sus partes favoritas.

¿Cómo por qué nos interesaría cantar sobre eso?

—Trino Treviño

Los del río - "Macarena"

Probablemente sea el one hit wonder más grande de la historia, o al menos así fue nombrada en el 2002 por el canal de música VH1. También creo que es el one hit wonder más feo de la historia. Esta creación del dueto español "Los Del Río" se lanzó a nivel mundial en 1995 y desde entonces, tristemente, vive en el subconsciente de todo ser vivo, o al menos de todo ser vivo de Ibero-América y Miami.

La primera vez que la escuché fue cuando tenía siete años en la boda de unos tíos jipis en Ticumán, Morelos, y ya todos mis tíos y primos sabían bailarla. ¡TODOS! Al principio intenté bailarla ad libitum, como hubiera bailado cualquier otra canción y todos chocaban conmigo molestos por no saberme el paso. Para el final de la canción y sin darme cuenta, ya la estaba bailando igual que todos los demás. Los zombies de "La Macarena" lograron morderme y contagiarme de algo incurable y destructivo. Tal vez nadie se salvó de esta horrible epidemia que vive hasta la fecha. Me atrevo a decir que la única epidemia musical-virulenta más fuerte y dañina después de "La Macarena" fue el "Gangnam Style".

Publicidad

Dale a tu cuerpo alegría Macarena
que tu cuerpo es pa' darle alegría y cosa buena
dale a tu cuerpo alegría Macarena
eeeh Macarena…. aaahe!

—María José Báez

Los legionarios - "La puta de la cabra"

Cuenta la leyenda que "La puta de la cabra —que se llamaba Asunción— y la madre que la parió" estaban malditas. Más allá de la letra, esta canción se hizo famosa por tener supuestos mensajes subliminales, llamando al mismísimo diablo para bailar al ritmo de la cabra.

—Anita Valerio

Cocoman - "El marciano"

Es un reggae panameño que por alguna razón arrasó en Monterrey. En las tardeadas para adolescentes del infame club Vat Kru la ponían y todos se volvían locos. Es un proto-reguetón de letra chafa que quiso capitalizar el éxito del General. Lo bailábamos estando pedos con Tonayán, que es para lo único que que nos alcanzaba.

—Caracolito López

Onda Vaselina - "Te quiero tanto, tanto"

¡Fácil! Más que una canción, "Te quiero tanto" de Onda Vaselina es una especie de broma interna por parte de sus autores no-intelectuales. Esta idea caduca de 'el amor nos salvará' se repite y otra vez en el coro que parece escrito por una niña de 12 años que no se ha dado cuenta de la cantidad de desamor que va a sufrir a lo largo de su miserable vida. Y aun así, México se la tragó todita. Es el tipo de canción con la que los poderes fácticos del entretenimiento aseguran que la población se conforme con mierda.

—Joey Muñoz

Publicidad

Esta canción es el epítome de la cursilería y el himno de toda pareja que creció en Ciudad Satélite durante los 90. Su letra tan básica perpetúa los estereotipos de género y desprende tanta dulzura que es imposible no vomitar al escucharla. Por fortuna nadie me odió tanto tanto tanto como para dedicármela.

—Carlos Gómez

Jordy - "Difícil es ser un bebé"

Esto hizo que el principio de los 90 fuera un desmadre. Comportamientos inapropiados de los padres hacia sus hijos. Sin palabras.

—Tuxpi Jiménez

Garibaldi: "La ventanita"

¿De dónde salió la idea de crear un grupo que se disfrazara de mariachis semidesnudos y dijera que se les cerró la ventanita? ¡Además ni cantaban! Todo esto fue un show para después volverse conductores de televisión. Y sí, qué bonito tener tu cariño, pero qué osado.

—Artemisa Hernández

Pescador - "Tu palabra es la esperanza"

La canción que le hicieron al papa en el 99 es lo más horrible del mundo. Puro "talento" televiso cantándonos que Juán Pablo II llegó al mundo a salvarnos.

—Melissa Moncada

Eros Ramazzotti - "Cosa más bella que tú"

El pop en español se italianizó de sobra. Desde los 80 muchos de los hits que cantaban las estrellas en español eran traducciones de pop italiano, pero lo cabrón fue cuando en los 90 los italianos pegaban más de este lado del mundo cantando en español. Nunca pudimos deshacernos de Gianluca Grignani, Eros Ramazzotti ni de Laura Pausini. Y mucho menos de la culerada de "Laura no está" de Nek.

Publicidad

—Luis Arroyo

Tam Tam Go - "Atrapados en la red"

La época del cambio de milenio, el fin del mundo, el Y2K… ¡Y el internet en tu casa! Tam Tam Go hizo la versión más pedorra del ciber amor. Hitazo que no dejo de sonar en 1999. La triste historia de un "ciber pirata del amor" estafado por correo con su y la triste historia de una de las canciones más piteras que produjo esa década.

—Luis Arroyo

Lynda - "Gira que gira"

La puberta que puso de moda los colores ridículos, las mochilas pequeñas donde no cabía nada pero todas la morras la traían y los brackets de colores. Eso sí todos se sabían la coreografía

—Yussel Arias

Fey - "Popocatépetl"

Una vez entrevisté a Fey y le pregunté qué chingados estaba pensando cuando grabó esta canción. Después de soltar una carcajada, me contó que era una etapa "oscura" de su vida donde estaba de gira por Alemania para grabar su disco (Tierna la noche) y comenzaba a escuchar todo el movimiento synth-electro y lo que hacían por allá, así que se quiso aventar a hacer algo así. La letra de la canción salió de una noche de "diversión" viendo las estrellas y terminó pensando en el popocatépetl.

—Melissa Moncada

Abracadabra - "En realidad"

Seguro no la conocen pero la van a odiar. No tengo nada que decir al respecto, salvo que me gusta.

—Sisi Rodríguez