FYI.

This story is over 5 years old.

Entrevista a Has A Shadow: Un día le pegué a Bruno Darío

Víctor señaló los puntos en los que había vomitado y en dónde había dormido. Maldito homeless.
18.7.13

Era viernes y llegaron con chelas. Nos presentamos y nos sentamos en un cuarto vacío. Víctor contó que alguna vez se cayó del balcón del edificio en el que estábamos. Luego señaló los puntos en los que había vomitado y en dónde había dormido. Maldito homeless. Nos caímos bien de inmediato. Empezamos a hablar de su primer disco, Sky Is Hell Black. Lo grabaron con Beto de Lorelle Meets The Obsolete aquí en el DF. En la casa donde creció Víctor, que ahora está deshabitada. Hablamos de Guadalajara. Víctor y el Pelón empezaron a tocar juntos allá. “Surgen bandas que de repente desaparecen. A alguien que tiene una banda se le ocurre armar otra banda y al final resulta ser un tipo que tiene seis bandas. A ver cuál pega. Es un poco ridículo.“

Publicidad

Contaron que tanto en Guadalajara como en el DF hay ciertas jerarquías que frenan el crecimiento del ambiente musical. Las bandas que llevan tocando más tiempo son celosos de su lugar en la escena, en lugar de jalar a bandas nuevas a tocar. Víctor cuenta que cuando llegaron al DF y les escribió Beto les impresionó un poco. “Nos caímos muy bien. Todo fue pura risa. Y ahora nos queremos un chingo.“

Dicen que en Guadalajara tenían unos enemigos. Sus Némesis. “Pero al final a esos güeyes se los comió el tiempo. Por sus mismas tonterías.” Hablaron del proceso de adaptarse al ambiente musical. Víctor explicó que hay que ver cómo funciona para encontrar en dónde y con quién tocar. Que hay que escuchar lo que los demás hacen. Finalmente, eso hace crecer a una banda para poder diferenciarse de las otras. “Luego fuimos superando todas esas cosas. Poco a poco agarramos callo y cada vez nos vale más madres.”

Les dije que esa noche iban a tocar O Tortuga, Los Blenders, Nazareno El Violento y San Pedro El Cortez. Dijeron que estaría bueno ir y se rieron un poco. “Como que los de Vale Vergas Discos son puro show.” dijo Víctor. Les dije que a mí me gustaba mucho esa disquera y les nombré algunos de mis proyectos consentidos bajo el sello. Nombré a Bruno Darío y se rieron. Concordamos en que DDA suenan bien. Daniel intervino por primera vez en casi media hora —Daniel es un tipo que tiene bien medidas sus palabras- y dijo que él conoció a Ramón de DDA cuando era chiquito. Con cara de bully nos contó que hacían que saltara de rodillas en los charcos llenos de lodo. Víctor dijo la palabra “rebeldes”. Nos quedamos callados unos segundos y después todos nos reímos. Luego dijo ”yo le pegué a Bruno Darío.” Nos reímos más. Nos contó que le pegó por una chica. “Ya le traía ganas y pues… le tumbé un diente.” Daniel dijo que como lo había contado sonaba leve para lo que fue en realidad. Víctor admitió que sí le pegó chido, yo creo que para no decir que le puso una madriza. “Desde mi perspectiva está bien. Está padre que haya diferencias y que haya golpes. Se pone más interesante la cosa entre bandas. Así sí parece que hay una época que compartimos todos.”

Les pregunté si les gustan Los Blenders. Víctor respondió que apenas los había escuchado una noche antes y que ese punk melodioso le sonaba bien. Seguimos hablando de bandas que nos gustan y que no nos gustan tanto. Tocamos el punto de que muchas caen lugares comunes. Les pregunté que cómo hace Has A Shadow para no caer en lo mismo que ya se ha hecho un millón de veces. Hablaron de cierta manera de contenerse para mantener la concentración en el sonido. Hay algunos que se emocionan demasiado y pierden el rollo sonoro que quieren generar. Describieron un poco cómo trabajan. El Pelón dijo que es cierto que todo empieza de una sensación, pero a la hora de concretarlo en una rola no tratan de ser artistas, sino de ponerse a trabajar para que salga lo que quieren hacer. Esperan obtener un resultado en cada canción que hacen, no nada más se ponen a tocar y a ver qué sale. “Sobre todo tenemos muy claro lo que nos caga.” dijo Víctor. Son unos tipos enterados. Todo el tiempo están escuchando cosas nuevas, viendo bandas y perdiendo el cool en festivales. Tienen mucha perspectiva sobre lo que se está haciendo ahora. Están bien definidos. Saben lo que están haciendo y lo que no quieren hacer.

Publicidad

Daniel lleva poco tiempo tocando con ellos. “Cuando hablé con Víctor yo no había escuchado el disco. Nos fuimos de borrachos y al otro día que estaba solo en mi casa lo busqué. Lo que yo escuché ahí fue cultura del Rock’n Roll. El Sky Is Hell Black son blues.” Los blues distorsionados no son nada nuevo. Pero los Has A Shadow tienen algo y Daniel dice que eso que tienen es cultura del Rock. Este valor a lo que ya se ha hecho sin que sea una reproducción tal cual. Habló un poco sobre la congruencia en el sonido del disco. “Son rolas de un tono. Tienen su circulito de blues, pero son muy directas. No tienen arreglos demás, no hay pretensiones.” Explicó que todo lo que pasa en el plano personal es relevante para el resultado musical. “El sentido del humor es de lo más simple y lo más pendejo. Es bien a gusto.”

Víctor contó que les gusta encontrar citas de músicos o de cineastas que le tiran mierda a otros contemporáneos suyos. “Para que veas que sí había tensión. Había güeyes a los que no les gustaba lo que otro güey estaba haciendo y lo decían. A veces eso se pierde. Yo creo que ahuevo tienen que haber diferencias. No te puede gustar todo lo que todo el mundo hace.” Esto nos dio para hablar un rato sobre la manera en la que se hacen las cosas en México. Coincidimos en que faltan parámetros y sobre todo rigor. Víctor dice que hay muchas bandas en etapa puberta, que apenas van haciendo ejercicios que les gustan pero no tienen realmente una intención de que las cosas salgan de alguna manera. Se nota que hay ideas, pero no están bien expresadas. “Falta un chingo de trabajo. Tener una banda no es motivo de hacer fiesta.” También hablamos de que somos muy condescendientes. De que no hay un ambiente de crítica que marque los estándares de calidad.

Víctor se puso a hablar de sus problemas de abandono y antes de que la cosa se volviera un grupo de autoayuda mejor lo convertimos en un Meta-Fight Club. Dijo que una vez le mordió la oreja a un tipo. El Pelón contó cuando cacheteó a un tal Alfredo en una fiesta. Y entre carcajadas dijo que Víctor siempre traía un cuchillo de cocina guardado en la chamarra. Luego explicó que en realidad era para abrir su puerta porque no tenía llave. “La gente se sacaba de pedo. No entendían por qué este güey trae un cuchillo.” Y nos reímos.

Luego nos pusimos hasta las chanclas y no me acuerdo muy bien de lo que pasó. Sé que pasamos horas hablando de música y de festivales. Hablamos del Austin Psych Fest, del NRMAL y nos mojamos en la lluvia.

Quick notes

Quinientas copias de Sky Is Hell Black se van a editar en vinil de 12 pulgadas bajo el sello de Captcha Records, que también cobija a Lorelle Meets The Obsolete, Ty Segall y The Oh Sees. Pronto van a sacar un EP en vinil de 7 pulgadas con rolas nuevas en Abstract Records.

El 24 de Agosto van a tocar con El Triple Filtro.