FYI.

This story is over 5 years old.

PREMIERE: El Bruja es un chileno haciendo flow mexa. Checa su video para "Me Miras"

Santiago de Chile y Ciudad de México en esta mancuerna de perreo sensual e íntimo.

fotografía de Salvador Hernández

El Bruja es una nueva apuesta en el reggaetón mexicano. Nicolás Astorga es un artista visual, modelo y güero chileno que, apadrinado por Tony Money de T.Y. y BrunOG, factura un reggaetón oscuro y pegajoso bajo el alias de El Bruja. Beats lentos que hablan del verdadero amor en medio de drogas y culos.

“Me miras” es su primer video y single. Utilizando la estética chilanga under, El Bruja escribe una carta de amor que se pierde entre el meneo y la peda. “No creo que el video tenga una narrativa concreta o establecida –acota El Bruja. Quería hacer un video con mis amigos, el Tony y su novia Norah. Vivimos todos juntos. Invité a Brenda porque me gusta como se ve y me interesa como personaje. Quería hacer un video sin tanto brillo, más oscuro e intimista”.

Publicidad

El Bruja es el brazo musical de un artista que desde la autoficción trabaja la cultura del reggaetón, retamando sus ritmos y señas para que su flow dialogue con la virtualidad. El Bruja habla por y para las pantallas, de allá y de acá: de Chile y de México. “Me siento más cercano a lo que se está produciendo acá, en el DF. Creo que se está formando una escena con un sonido más fiel al género. En Chile es más experimental, underground. El perreo en México tiene una peligrosidad que en Chile no conocen y eso condiciona las conductas, como se desarrolla la fiesta. En Santiago la cosa es más tranquila, se baila menos extremo y más transversal, no está tan estigmatizado como en México […] En el reggaetón existen una serie de códigos y aspectos con los que hay que cumplir. Desde valores estéticos a una serie de estructuras de poder con las que hay que estar constantemente dialogando. Lealtades y cosas por el estilo”.

fotografía de Israel Escareno

Noisey: ¿Como llegaste a trabajar con BrunOG y Tony Money?
El Bruja: Me vine a México a comienzos del 2015, por un programa de estudios para artistas visuales en SOMA. Desde que llegué comencé a ir a perreos y a hacer registros. Para finales de año conocí a BrunOG y junto a él empezamos a producir material. A Tony lo conocí porque llegué a vivir a la casa donde él estaba viviendo. Le comenté que estaba haciendo música con Bruno y me contó que también lo producía. Así que casi todas las mañanas Tony se dedicaba a escuchar y hacer música, y yo me empecé a sentar con él a hangear.

Y ¿por qué ese nombre?
Me pareció atractivo, rápido y recordable. Puede ser entendido de varias maneras: es ambiguo, no es ni femenino ni masculino. Lo puedo relacionar a distintas visualidades y creencias de México y Latinoamérica; sólo tiene sentido en español, como un albur o chiste interno. Un Bruja puede ser una perra, un culero o alguien con quien no hay que meterse. Finalmente se trata de ego exacerbado. Es como el adolescente de Fotolog medio pokemón, medio pelolais wannabe flaite, que la hizo.

fotografía de Israel Escareno

Junto a Cholita Sound y Planta Carnívora, El Bruja viene a formar el triunvirato chileno de autores con un brazo en las artes visuales y otro en el reggaetón: “No creo que visualmente El Bruja tenga relación con mi trabajo anterior, pero sí conceptualmente, al hablar del ego y de problemas íntimos. Creo que cada uno [de nosotros] explora en su producción aspectos que se pueden relacionar a las artes visuales. Cada uno entra y sale, pololea [se ennovia] y termina con las artes, porque entendemos que tenemos esa libertad”.