FYI.

This story is over 5 years old.

Celebrity Deathmatch: Orlando Bloom Vs. Justin Bieber en Ibiza

Una representación gráfica de la escena del crimen.
30.7.14

Ni Laura Bozzo pudo haber planteado una mejor situación que esta. En un restaurante en Ibiza, Justin Bieber le extiendó la mano a Orlando Bloom para saludarlo y este lo mandó al diablo. Entonces, ofendido, Justin responde algo adí como: "estuvo bien buena" porque, el Biebs está puberto pero aun así se cogió a Miranda Kerr, la esposa de Bloom, después de conocerla en un show de Victoria's Secret en Nueva York. En venganza casi imperceptible, Orly empezó a salir con Selena Gómez. El punto es que Bloom le soltó un derechazo al Biebs y se gritaron cositas hasta que el güerito tuvo que salir corriendo.

ACTUALIZACIÓN:

Bieber publicó esto en Instagram hace unos minutos, y luego se arrepintió y lo borró, pero nosotros tomamos un screenshot primero.

A continuación, una representación gráfica de la escena del crimen:

Justin: (le extiende la mano a Bloom) ¿Qué pedo Orly? ¿Cómo estás?

Orlando: (se hace el occiso) ¿Qué? ¿Alguien escuchó algo?

Justin: (se pasa la mano por la cabeza para fingir que no lo dejaron con la mano en el aire)

Orlando: Mira, me disfracé de tu mamá.

Justin: Pues yo me cogí a tu esposa con la nariz.

Orlando: (se enfurece) ¿Qué dijiste, pendejo?

Justin: (flashea sus abs) Sí, hasta me tatué el nombre de otra perra pensando que era el suyo.

Orlando: (se levanta y suelta un golpe) Te mato, loco.

Justin: (llora un poquito) Te voy a acusar con mi mamánager.

Orlando: Sácate de aquí o te mueres.

Justin: (avanza lentamente hacia la salida) Uy, qué miedo.

Orlando: O te mato a besos.

Justin: Ok, ok, ya me voy.

Más aventuras de Bieber:

Justin Bieber: Destinado a perder la cabeza

Justin Bieber tiene un bebé negro en la cabeza que le dice qué hacer

Todo sobre la actualidad del chango de Justin Bieber

Más escandalitos de celebridades:

¿Por qué atacó Solange a Jay Z? Una investigación.

Celebrity Deathmatch era lo más cabrón de la historia

16 músicos perdiendo el estilo en el escenario