FYI.

This story is over 5 years old.

¿Es justo que veten a Tyler the Creator de Australia?

Parece que Tyler no podrá volver a tocar en la tierra de los canguros. ¿Es justo eso?
Ryan Bassil
London, GB

La relación de Tyler, The Creator con Oceanía ha sido delicada por un tiempo ya. El año pasado, a pesar de peores atrocidades pasando alrededor del mundo, Nueva Zelanda vetó a Odd Future de entrar al país diciendo que amenazaban el orden público. Eso ya está en el pasado. Pero ahora, sus vecinos australianos están en una batalla para prevenir que el colectivo de rap pise su tierra sagrada.

En el 2013, el grupo feminista australiano Collective Shout buscó revocarle la visa a Tyler, diciendo que sus letras promovían la violencia contra la mujer y la misoginia. Tyler les respondió diciendo que la líder de la campaña era una “cunt” y una “pinche puta” durante un show, en el que ella era parte del público, lo cual, la verdad, fue una pésima manera de enfrentarse a la situación. Al final, Tyler siguió con su gira australiana y Collective Shout continuó con su misión de detenerlo.

Publicidad

Ahora, dos años después, la pelea continúa. Anoche, Tyler tuiteó:

T IS NOW BANNED FROM AUSTRALIA, YOU WON @CoralieAlison IM HAPPY FOR YOU <3< p="">— Tyler, The Creator (@fucktyler) July 27, 2015

Aunque no se ha confirmado la decisión —tanto el Departamento de Inmigración y Protección de Fronteras de Australia como Frontier Touring, la empresa encargada de las giras de Tyler, dicen que no se ha tomado una decisión— parece que Collective Shout logró su misión.

Obviamente cualquier tipo de violencia o misoginia en contra de las mujeres es inaceptable. Por un lado, parece que Tyler ha sido escogido como un chivo expiatorio. Eminem tocó en Australia el año pasado, pese a que sus letras son igual de agresivas que las de Tyler — en “Kill You”, rapea “Shut up slut, you’re causing too much chaos / Just bend over and it like a slut / OK ma?”; también está “Kim”— y aún así no hubo petición alguna para vetarlo. Y más aún, Eminem lleva rapeando sobre golpear mujeres por más de una década, mientras que el horrorcore de Tyler, the Creator ha quedado prácticamente en el pasado.

Continúa abajo…

Por ejemplo: su álbum más reciente, Cherry Bomb es, más que nada, un disco sobre encontrar tu onda, convertirte en una buena persona, y estar motivado para alcanzar el éxito. Es uno de los lanzamientos más positivos de este año. Es por eso que me parece extraño que Tyler, the Creator haya sido vetado de tocar en Australia. Claro, discos como Bastard —el cual fue publicado hace más de seis años y es el tema de controversia al que se refiere Collective Shout en su petición— está lleno de letras de mal gusto. Pero todos deberían de tener la oportunidad de crecer de la persona que eran.

Es por eso que a lo mejor, la decisión de vetar a Tyler the Creator se trata menos sobre él siendo un chivo expiatorio, tomando una condena basada en la historia que tiene el rap promoviendo la misogonia, y más sobre el panorama completo. Desde el anuncio que hizo Tyler anoche, algunos de sus fans han acosado a la directora de operaciones de Collective Shout. Si las cosas van a cambiar para ser mejores, Tyler necesita presionar a sus fans y decirles que sus acciones están equivocadas. Él ya ha cambiado el enfoque de su música; ¿por qué no hacer lo mismo en la vida real? Son estos trolls los que creo que Collective Shout —y cualquier grupo que busque la igualdad— quiere erradicar, eliminando la idea de que está bien humillar y abusar a las mujeres en la vida real.

Las letras de Tyler, the Creator muchas veces son interpretadas de manera literal, en vez de como exploraciones narrativas de ficción que obviamente son horribles. Se siente como algo improductivo el destacar los ejemplos más extremos —al punto de que parecen parodias— cuando las cosas más “casuales” se dejan de lado: las referencias casuales a la violencia doméstica; los “yo sé que quieres esto”; el reducir a todas las mujeres a dos tipos, las “niñas buenas” y las “niñas malas”, basándose en qué tanto quieren tener sexo.

Obviamente hay gente haciendo este tipo de campañas en otros lados, pero siento que Tyler es el chivo expiatorio incorrecto. Sí, si Tyler quiere probar que ha crecido como artista, debería de pedirle a sus fans que moderen sus reacciones por el anuncio que hizo anoche. Sin embargo, pase lo que pase, siento que hay más cosas que podríamos estar haciendo para eliminar la misoginia que vetar a un artista específico en un país. Porque, de cierta manera, está haciendo más daño que bien.