FYI.

This story is over 5 years old.

Daft Punk ya no toca en vivo, pero aún así quieren todo tu dinero

Se ve muy lejano el momento en el que los robots regresen a los escenarios, pero aún así sacan mercancía nueva y ridícula cada semana. ¿Se convertirán en el próximo Kiss?

Imagen vía

El 2013 fue un gran año para Daft Punk: publicaron su primer álbum de estudio en nueve años, Random Access Memories, el cual fue aclamado por la crítica, y fue innovador en el sentido de que mientras la música electrónica se vuelve algo cada vez más popular, comercial y, de cierta manera, sencillo de hacer, ellos decidieron hacer un álbum de dance a la antiguita: con una banda en vivo.

Sin embargo, desde entonces lo único que hemos sabido de ellos ha sido su presentación en los Grammys del año pasado, y su aparición en cosas como el lanzamiento de Tidal… pero nada más. Es muy poco probable que saquen algo de música nueva próximamente, y ellos mismos han confirmado que ven muy lejano el momento en el que regresen a dar conciertos en directo.

Publicidad

Sin embargo, lo anterior no significa que no quieran tu dinero; simplemente, que lo quieren, pero sin tener que darte lo que te hizo amarlos en un principio a cambio: su música.

Desde que lanzaron RAM, el dúo francés ha sacado al mercado varios artículos con su nombre en ellos, por más ridículos que podrían sonar en primera instancia: camisetas, pósters, hebillas con el logo de la banda, pines, estampas, tote bags, wife beaters, tazas, slipmats, condones, figuras de acción, ropa para bebé, y, en las últimas semanas, yoyos, frisbees, patinetas, y gorras.

Uno de los frisbees oficiales de Daft Punk

Honestamente, nosotros no tenemos problema alguno con las bandas poniéndose creativas con la mercancía que venden, y de hecho siempre es chingón cuando puedes encontrar objetos padres que van más allá de una típica taza o camiseta. Sin embargo, esto se está poniendo un poco ridículo. En primer lugar, no es como que ellos necesitan el dinero: Random Access Memories ya había vendido más de un millón de copias a principios del año pasado, y ambos estaban valuados en $60 millones de dólares cada uno en el 2013, cifra que sin duda aumentó tras el éxito de RAM.

Obviamente, esta no es la primera vez que Thomas Bangalter y Guy Manuel de Homem Christo se venden; aquí pueden ver una breve historia de sus apariciones en comerciales. Sin embargo, lo preocupante es cuando lo principal para una banda deja de ser la música que publica, y simplemente se vuelve una marca cuya función en generar dinero para sus dueños. Y el ejemplo perfecto es Kiss: de alguna vez ser una banda innovadora a mediados de los 70, hoy en día son una burla, cuya única función es satisfacer el apetito financiero de Gene Simmons, vendiendo cosas tan ridículas como su propio vino, loción, Monopoly y hasta ataúdes. Pero bueno, al menos ellos sí van de gira.

Probablemente nunca lean esto, pero en dado caso de que así, aquí va nuestro grito: Guy, Thomas, por favor dejen de explotar los bolsillos de sus fans y mejor pónganse a hacer música nueva.

Gracias.