Graffiteros haciendo beats: Una charla con Pakbel de Osuk Music Lab

"La disciplina es de las pocas cosas que pueden vencer al tiempo".
3.5.16

vía

Pocos lugares en México han vivido con tal profusión el hip hop como la Comarca Lagunera. Una combinación de clima, tradición de migrantes, economía, ausencia de oferta cultural y ritmo natural en la gente, han permitido a la zona una constante en la oferta de calidad rapera, que la han vuelto un referente a nivel nacional. El 871 Crew ha jugado un papel protagónico en la última fase de esta saga y Pakbel ha jugado un papel protagónico dentro del crew.

Publicidad

Buena parte de la oferta rapera de Torreón en esta década ha sido (directa o indirectamente) con la guía dePakbel y de AskOne, el fundador de 871 y otra de las cabezas del hip hop en la ciudad. Ya sea como escritores de graffiti o beatmakers, como MC's o diseñadores de arte, webmasters, bloggers, directores de video, editores, dj's, o cualquier otra función que sea necesario desempeñar alrededor del hip hop, el crew 871 y Osuk Music Lab son saludables empresas de la calle.

Pakbel fundó el sello/netlabel Osuk Music Lab en 2011 y lleva más de 30 lanzamientos oficiales y millones de plays en sus canciones. Además, es el fundador del blog Ritmos Gordos, y parte de la marca de skate y cosas 420, Machete. Comenzó, como casi todos en su crew, con una laca de aerosol, y aunque también es reconocido por el graffiti, prontamente se graduó a la música y el emprendimiento empresarial.

Los MC's de 871 (sobre todo Mime y Reno, aunque en menor medida también el hermano menor de este, Fume) han fungido como cara del crew. Pero el papel de Pakbel ha sido vital en sus actividades. Casi toda su música ha sido grabada y mezclada por Pakbel, además de haber compuesto él mismo gran cantidad de ella y haber sido fundamental en formar su identidad sonora. Sin mencionar la gran cantidad de colaboraciones que tiene con artistas de otras latitudes.

Al corazón del estilo de Osuk Lab hay una cualidad fantasmagórica, un sonido nocturnal y arrastrado, rap del desierto, jinentes de ultratumba galopando en la polvareda. Los torreonenses son un sólido argumento a favor del pensamiento progresivo en el noble arte de confeccionar sonidos cerdos y callejeros. Por eso le mandamos unas preguntas a Pakbel, y nos dio una increíble cantidad de información: desde cómo se fundó Osuk a su rol dentro de 871, sus planes a futuro, la relación entre graffiti y beatmaking. Además de su visión del hip hop en Torres, lo que usa para producir, los blogs de rap en México y el papel de la disciplina y la rebeldía en su arte.

NOISEY: ¿Hay mucho hip hop en La Laguna?
PAKBEL: Pues hip hop tal cual el término da a entender, no. Aquí hay de ese hip hop basado en lo que la imagen icónica de los 4 elementos daba a entender, antes. De ese hip hop que tiene un máximo de desarrollo bastante bajo para lo que exige el 2016 y la masiva presentación diaria de propuestas de todas partes del mundo. Se apaga todo y luego pasa un año o dos y el ciclo inicia de nuevo con otros protagonistas –que igual tienen un máximo, cada vez menor que la generación anterior y cada vez traen menos hambre de trascendencia. El hip hop que se vive aquí es muy adolescente y nunca se quiso desarrollar, casi nunca pasa de su etapa de rebeldía. Aunque, a diferencia de otras escenas, sí se caracteriza por la espontaneidad y la adrenalina que igual identifica a un adolescente; eso la hace, hasta cierto punto, transparente y sincera, severa.

Reno871 y Pakbel, vía

¿El hip hop en Torreón es más ortodoxo que en otros lados? Sí o no y por qué.
No lo creo. Para que algo sea ortodoxo, tiene que ser fiel a lo que fue desde el inicio, apegarse y preservar el lifestyle. Aquí no hay escritores de graffiti que escuchen disco o techno, casi no hay deejays, escasean desde hace años los bailarines, la mentalidad de los que hacen rap está muy confundida/rebajada, no hay lugares para ir a bailar o escuchar música hip hop, entendiendo que el rapear por rapear no es música hip hop, al menos para mí. No hay emprendedores dedicados al hip hop, hay quienes van y le sacan algo de provecho al gobierno y están los otros que venden la ropa de moda para jóvenes a los que les interesa verse bien para la selfie, pero lugares dedicados a la bibliografía, estudio, debate, venta de souvenirs especializados y realmente icónicos de lo que es música y cultura negra, no.
Para mi es más hip hop el Live de Donny Hathaway que cualquier final en vivo de cualquier batalla de rap. Igual lo ortodoxo le hace trampa a la evolución. Es ideal que no sea ortodoxo pero al mismo tiempo que no esté del todo desconectado de lo que era, que se respete la tradición y se le agregue lo nuevo, montones de cosas.

Publicidad

Hip hop es representado por un conjunto de maneras de hablar, irse de fiesta, aspirar a algo, presentarse, presumirse, celebrarse, destacar, aprender y enseñar las lecciones diarias, compartir. Pero aquí son contadas las personas con las que puedes tener una charla tendida sobre hip hop y política, sobre hip hop y mercadotecnia, sobre el hip hop y y su influencia en la moda y en los estilos de vida, sobre el desarrollo mismo de hip hop. El hip hop de aquí en su mayoría es inexperto y cuadrado, superficial, cegado por la flojera y la falta de interés en estudiar el pedo: no puedes desarrollar algo nuevo sin entender y ‘dominar’ lo muy básico. Es necesario comprender el tecnicismo.
Hace poco fui a un evento local en el que un amigo bboy estaba dando su show, hubo un cambio de música, de rap beats a bboy beats y a nadie le importó, hubo caras de confusión en toda la sala, como si un breakbeat no fuera parte del pedo. Ipso factamente estaba ya alguien en el fofo loop de un beatbox para darle al eterno ejercicio del estilo libre. Me decepcioné, porque al menos a mí me tocó la introducción a todo esto por medio del bboying en los dos miles, cuando el argot y moda bboy imperaban por todo el circuito, fue triste ver cómo todo eso no es parte de la nueva generación.

¿Por qué parece que los únicos blogs de rap chidos de México están en Torreón?
Creo que hay buenas bitácoras por todos lados, aunque tal vez, los que manejamos blogs, como en mi caso, tenemos trabajo que respalda gran parte de las opiniones que se publican, o publicamos. Creo que la pregunta se responde con el básico: Blogs de bboys para bboys. Aunque como escribí anteriormente, la bboy culture está siendo desatendida. Cabezas Underground se inclinó hacia la música y el rapeo porque AskOne sabe de lo que habla. Ritmos Gordos se inclinó a la música instrumental y al beatmaking porque igual sé un poco qué pedo con eso. Ahora Lab Dayz se va a centrar en todo ese contenido relacionado al arte digital, como los Futurable, blogs que cada vez más se van a especializar en el contenido y esa parte del hip hop que ahora le pertenece a Internet.

¿Qué es 871 crew y cómo nace?
871 crew fue una cosa fundada por AskOne creo que en el 2007. Era como un colectivo, la verdad yo desconozco esa historia a detalle porque al mismo tiempo que eso ocurría yo igual fundaba un crew de graffiti en la ciudad. De hecho, hay una historia que ligó en su momento los conceptos. Estábamos trabajando muy duro en ese momento con otro crew de graffiti de la ciudad de Gómez Palacio y buscábamos un nombre que nos uniera: ese nombre fue Zona 871. Le comenté a Mime, quien también militaba en el crew de graffiti del que hablo y me comentó que también ellos tenían ese pedo en mente, lo de 871 crew; me pidió que tirara a león mi iniciativa para que no hubiera conceptos repetidos y a mí no se me hizo tanto pedo, lo dejé por la paz y como un año después saldría aquel mixtape [871 Mixtape, de 2008] que sería el parteaguas del rap que se hacía aquí. Pura "Táctica y Estrategia".

¿Qué es Osuk Music Lab y cómo nace?
La cosa de Osuk se estableció en 2011 con el Osuk Cypha. Pero Osuk en su manera inicial, fue un derivado de 871 Killaz. En aquel entonces, y después de editar Mala Fama EP, fui invitado de lleno al crew. Yo en ese momento editaba los Muestrarios [de La Ciudad de Nadie] así que solo seguí trabajando después de la noticia. Igual pintaba mucho más. Más bien, aún pintaba. Hice algunos tags de 871 en las calles y sentía que carecían de estética, flow. Era raro escribir números en vez de letras: volqué todo a letras y salió lo de OSU. Al principio no quería ponerle una K, para que se manejara como un crew derivado producto del crew de graffiti y del crew de rap, pero pues, yo era el más morro o el nuevo del equipo, no tomaban muy en cuenta mis opiniones. Al final quedó lo de Osuk por, ahora sí, lo ortodoxo local de a todo crew agregarle una K al final, de K1ngz, de Killaz, de lo que sea que pueda sonar chido con K.
El Music Lab se lo agregamos hace poco, cuando salí del hospital y termine la recuperación, ya no me interesaba eso de Osuk, le quería cambiar el nombre al proyecto y quería un logo que tuviera armas.
Recuerdo que platiqué con Mime [MC y también diseñador de casi todo el arte del sello] ese día y le dije que me gustaba Irak. Irak Label o algo así. Quería un logo con una bazooka y todo ese coto bélico. Mime me dijo que era mala idea porque ya había ediciones como Osuk, que no era buena idea y todo lo que te dice un director de arte. Quedé en stand by unos meses y Mime me mostró el logo que hoy representa al sello, ni siquiera sé si lo hizo pensando en mí o en mis ideas pero fue la chispa en la pólvora. Me lo envió en vectores y su mensaje fue: "Úsalo con sabiduría".

Osuk Music Lab básicamente es: yo editando y ayudando a la banda que quiere trabajar conmigo, promover su proyecto, que no necesariamente tiene que ser de música; estoy también interesado en el arte digital y en cualquier expresión creativa virtual que incite al abuso callejero. Al inicio quería seguir el molde de fábrica de netlabel, descubrí que no necesariamente tiene que tener varias cosas, entre ellas, un roster. Un sello puede ser toda una comunidad de creadores a los cuales les interesa querer ser parte, ser cómplice desde el inicio. Osuk está por alcanzar sus primeros 33 lanzamientos oficiales y ya tenemos ahí varios millones de reproducciones de las canciones, se han creado ya colecciones de gorras y playeras. Trabajamos en una colección de posters y demás cosas, creo que hasta en unas tazas para el café. En Osuk colaboran marcas de ropa, otros sellos independientes, diseñadores, rappers, beatmakers, blogs, bboys, escritores de graffiti. Es como un crew virtual.

¿Qué relación existe entre pintar y hacer música para ti?
Ambas me son altamente terapéuticas. Son mi estrés y relajación al mismo tiempo, son expresión y desconecte del diario, del mundo, de todo eso que siempre te deja fastidiado al terminar el día. Tengo ya unos años diciendo que mis beats son graffiti en wav, y lo sigo pensando. Son una descripción básica de mí, espero tonificar más mi sonido y espero próximamente regresar a pintar, tal vez no como antes pero sí de manera activa en las calles. A fin de cuentas, graffiteros haciendo beats.

Publicidad

¿Qué significa la palabra disciplina en tu arte o en tu faceta como artista?
La disciplina es antes que todas las modas. Ayuda a establecer objetivos y alcanzarlos, te da constancia y carácter, la disciplina me ha ayudado a lograr cosas que nunca pensé. Siempre ha sido así, cuidé a mi hermano desde que tenía seis o siete años y desde ese momento entendí que no te puede valer madre algo cuando en realidad es necesario. La disciplina me ha hecho entender que siempre es mejor ver algo como una necesidad y no como una obligación, me hizo bueno en los estudios y el trabajo, la consecuencia directa de la disciplina siempre será el bienestar y de eso se tratan muchas cosas en la vida. Ser disciplinado te hace sincero y directo, como un samurái, creo que la disciplina es de las pocas cosas que pueden vencer al tiempo, y si no, hacerlo menos pesado y odioso. La mayoría de las cosas que traen consigo ser disciplinado se reflejan en mi persona y en mi trabajo. Disciplina y Precisión es parte del slogan.

Hay quienes dicen que tu rollo es oscuro, ¿tú cómo defines tu sonido?
Mi sonido según mis intenciones, es serio, hasta dramático, pero no creo que oscuro. Me interesan los años noventa, por eso siempre me enfoco en los kicks y snares, pero no los noventa que pasaron, si no los que vienen. Es poner 1990 vs 2090; me interesan los segundos, y creo que a eso intento sonar. Mi sonido es espontaneo y enérgico, últimamente accidentado pero siempre con cierto flujo, intento establecer un escenario en cada pieza que se hace a la medida, ad hoc a la ocasión, de ahí salió lo de E l S a s t r e.
Hay que entender que la oscuridad es relativa, como todo. Para unos podré ser oscuro y para los oscuros, azul o amarillo. Yo que sé. Me gusta que se empalmen las ondas de audio y que suene definido al mismo tiempo, como en un wildstyle. Mi sonido podría ser un poco de eso también, salvaje. Que no cualquiera lo domestique o lo digiera, que la parte de la frecuencia binaural te pegue en la corteza del cerebro y te genere un viaje, y que al mismo tiempo tenga la calidad de audio para que lo suenes en un festival. En su momento me ondeaba porque sentía que mi sonido era incomprendido, me desesperé al notar que no captaban la idea. Luego entendí que es parte de hacer las cosas a titulo y flava propio y me dejó de quitar el sueño: buscar un sonido es como buscar estilo cuando haces graffiti o buscar el amor verdadero, es casi lo último que te llega, pero cuando te llega, no puedes sentirte más feliz y contento que eso, así que, hay que seguir buscando como van a sonar los nuevos noventa. Quién quita y le atinamos.

¿Qué usas para producir?
Pues primero, esa chispa que viene con la espontaneidad, ese click que viene con la idea que aparece en medio de la cena de navidad o en el cine, mientras estás en el baño. Luego pues equipo, siempre lo estoy cambiando, lo único que no he cambiado en años ha sido mi [Akai] Mpd32. Los speakers para monitorear me aburren y los cambio, las interfaces, los teclados, procesadores, hasta las lámparas que tengo en el escritorio. Siempre tengo todo en rotación pero tal vez sea por lo que decía de encontrar el sonido propio: el diseño de sonido está completamente ligado al ambiente donde se crea. Cambiar de equipo da la misma sensación que medirse tenis o gorras antes de comprarlos, a fin de cuentas si no te encanta lo vas a dejar de usar o vender en cualquier oportunidad.
Los DAWs igual los he cambiado, duré mis primeros años en Acid Pro 7 y entendí que vivía limitado. Me mudé a Cubase y [CakeWalk] SONAR unos meses y en paralelo, estudiaba FL [Studio] y Reason, mismos a los que no logré sacarles provecho. No recuerdo quién me hablo del Live, creo que fue AskOne, y lo adopté rápidamente, en una semana ya estaba todo de maravilla y ahí duré otra temporada, ahorita trabajo completamente en Bitwig [Studio] para el trabajo de estudio y en [Ableton] Live para tocar en vivo. Estoy muy cómodo con las posibilidades que ofrece, que no son más que las que otro DAW puede ofrecer, pero pues, así es la cosa.

¿Crees que la ilegalidad tiene algún valor en tu arte o en tu faceta como artista?
Sí. Hacer cosas por rebeldía es lo que te lleva a pintar más grande y más arriba. Retar a la policía y dejar huella. En los beats es lo mismo: de cierta manera cuando produzco algo amorfo le estoy poniendo un tag a la policía del rap que dice que todo tiene que sonar como hace 20 años, yo digo que fuck the police, hacemos lo que queremos y que nos escuchen los que tengan ganas. La desventaja de un beat a un tag es que el beat lo skipeas con un tap si no te gusta, y el tag tienes que ir a borrarlo. Por eso siento que el graffiti es y será mucho más impositivo que la música, es más visceral, más tosco, más rebelde.

¿Con quién te gustaría trabajar?
Me gustaría trabajar con más talento del país en general. También con los Duck Down Records, Blu, Rhymesayers, YoYoDojo, esa clicka. Tengo en el disco duro varias colaboraciones internacionales que en su momento saldrán >:), cosas interesantes. Me gustaría sacar un EP con el Señor Marrano y Mess. Quiero retomar la musicalización de un cortometraje que una vez planee con Dan Rodríguez y que se quedó en pausa cuando enfermé. Tengo invitaciones a musicalizar comerciales de bebidas regionales e igual quiero ver qué sale por ese lado. Hay mucho que hacer, ojalá se dé el tiempo para todo.

Planes a futuro.
Todo lo que sigue de hoy a mediano plazo, es darle al proyecto de Osuk y al de Machete Marca, que es marca hermana de Osuk pero con inclinación al skateboarding, al tatuaje y a la mota. Tengo en puerta 8 lanzamientos importantes, la mayoría son para este año y uno de ellos que pongo como propuesta a revisar, es el álbum de Fosa Común, que estoy en proceso de mezcla. Editaremos varios casets de proyectos nuevos y alguno que otro que se nos haya pasado por falta de organización. Me voy a dedicar a sacar un vinilo de Osuk y a crear una tienda en Kichink para los goodies del sello que han tenido mucha demanda últimamente. Estoy trabajando también en dos proyectos que considero claves en mi camino, uno es mío, El Sastre, en el cual exploraré la fusión de ritmos y samples con sonidos binaurales y frecuencias especificas buscando provocar sensaciones aún más intensas en el escucha mientras se le impregna la psique con más rapperness, hahaha, algo así. El otro es instrumentales para el nuevo disco de Reno y unas cosas que voy a preparar para los 871.

Pakbel en el BBQ de Lado B 2015, vía

Recomiéndanos unos artistas que debamos conocer.
Calen el todo lo que mueve Futurable, esos batos son los real Internet Heads desde siempre. Todo el coto que recomiendan los Lado B también está on point. El cotorreo de Robot Orchestra y Purple Dialect con las SP de Roland. El coto de The Guadaloops y de Oddisee. Estaría bueno que la banda retomara la carrera del Tony Touch y la Hurricane G, Sleepy Party People y Le Mellotron. Dense al Memorecks y a Monk L, hay montones de cosas que escuchar por ahí.