Azealia Banks se desnudó para la portada de su nueva mixtape, Slay-Z

Dos años después de su debut, Azealia Banks está por fin de vuelta con un nuevo EP, en el que hace polvo a Iggy Azalea.
28.3.16

La siempre controversial (y siempre guapa) Azealia Banks está de regreso con una mixtape de ocho cortes titulada Slay-Z. Un juego de palabras entre el verbo "slay" (matar violentamente en inglés, la "Z" de su nombre propio y, por supuesto, el nombre y el logo de Jay-Z). Esta es la primera entrega de la neoyorquina después de su disco debut del 2014 Broke with Expensive Taste, aclamado por la crítica, a pesar de que Azealia ha caido cada vez más gorda.

Publicidad

La nueva mixtape incluye los sencillos "The Big Big Beat" y "Used To Being Alone", donde le tiró (una vez más) a su némesis, la australiana que peor rapea: Iggy Azalea. Slay-Z cuenta con una producción del genio canadiense Kaytranada, además de un par de colaboraciones: el dúo Nina Sky en la rola abridora y el señor Rick Ross en "Big Talk", el tercer corte de la mixtape/EP.

Después de mantenerse en mutismo en la red social de su preferencia (Twitter), Azealia regresó con la noticia de que había corrido a su ingeniero de audio, porque se la pasaba drogado. Sirvió el chisme como pretexto para compartir su nuevo proyecto musical. Probablemente lo que más ha llamado la atención de Slay-Z es la portada, donde Azealia sale con el torso desnudo, enseñando un par de exhuberantes y firmes senos, otra manifestación pública de libertad y rebeldía propias de una artista como ella.

La mixtape la compartió en un wetransfer a través del siguiente tuit:

Here we go: https://t.co/W5aYaAGpOp ENJOY !

— AZEALIABANKS (@AZEALIABANKS) 24 de marzo de 2016