Así estuvo la última gira de Desnudos en Coma por Estados Unidos

La banda caleña post hardcore vivió el sueño americano.
31.3.16

El SXSW es un festival inmenso que sucede en Austin, TX, donde son invitados cientos de músicos, cineastas, y demás gente extraña del mundo. Amigos de bandas mexicanas nos tramaron para que aplicáramos y eso hicimos, sin Fe pero motivados por la idea de que si llegábamos a ser aceptados, una cartica de invitación del SXSW sería la jugada perfecta para ayudar a Iván Zapata, el excelente nigga, a sacar su visa. Aplicamos, pues, de la misma manera que siempre aplicamos a los festivales grandes, sin Fe (¿qué pasa, Rock al Parque?), y de repente nos respondieron: ¡Felicitaciones! ¡En la buena con Austin!

Publicidad

¡¿Qué?!

En medio de esa sorpresa tan hijuemadre planeamos en tiempo record el tour más organizado que hemos logrado hasta ahora, mientras que el nigga, en la trampa, viajó a la embajada con su mejor atuendo y la bendita carta firmada por los propios duques del SXSW.

Valió chimba. Un japo nacionalizado gringo canceló al nigga de frente por no tener propiedades y por falta de propiedad.

Lo mejor fue aceptar la derrota y conciliarnos con la idea de que los del norte simplemente no estaban preparados para semejante voltaje.

Entonces acoplamos, otra vez, el tradicional Power Trio, y nos lanzamos sin mente a estas dos semanas intensas que parecieron meses por todo lo que recorrimos, todo lo que escuchamos, todas las emociones y las enfermedades.

Estas fotos son de momentos y personas que hicieron parte del camino ida y vuelta al SXSW.

Comenzamos en Miami. Por primera vez logramos alquilar una van barata donde cupo todo sin problemas. Cero apuche. En cambio, buena reclinación de las sillas y full radio satelital, donde pusimos a sonar Converge, Gospel y temitas de Carlos Vives para suavizar las millas.

#vanlife #elnuevocortedebasti #theodysseyatodotaco

El socio de cachucha roja es el gran Possi, David Posada Monsalve, un amigo que cayó al primer toque en Miami y esa misma noche decidió renunciar al trabajo y abrirse con nosotros. A falta de nuestro cuarto integrante, Possi fue la mejor compañía posible. Hizo de “merch guy”, roadie, fotógrafo, chofer extremo, gran pensador y comediante.

Marzo 10. Churchills Pub, Miami. Un lugar legendario para la escena punk & hardcore de la ciudad.

#bastirompiendoelhielo

Nuestra mesa de merca en Churchills. La mercancía es vital en estos tours autogestionados, es lo que lo que nos lleva de una ciudad a otra sin tener que sacrificar algún órgano. Esta vez no sólo llevamos lo nuestro, sino que también compartimos música de nuestra ciudad y de Latinoamérica.

#diy #cali #blackmanthra #facturando

Al día siguiente salimos para Orlando, FL. En estos viajes uno no sabe a dónde va a llegar. El próximo toque puede ser en una bodega con las re-momias, o en la casa de tus sueños. Los artistas de The Space Station, el sitio donde tocamos en Orlando, viven nuestro sueño de tener una casa llena de amplificadores Sunn y espacios para toques, serigrafía, escultura… hasta tienen taller para moldear vidrio, donde trabaja este man que salió en la revista High Times por hacer pipas nítidas para la Wilson.

#sólowilson #weededge

Atlanta, GA, 12 de marzo. El lugar más acogedor en el que tocamos. Lo bueno de este “house show” es que al parecer a los vecinos y a la policía no les importaba el ruido y se armó un parche bello donde conocimos bandas ásperas, nos embriagamos suave, y la gente nos explicó por qué teníamos que #feelthebern. La noche fue perfecta excepto por una inquilina que al final del toque perdió la razón y salió de su cuarto gritando “I HATE POP PUNK” y espantando a todo el mundo.

#hillstreet #renaissancefair #intervention

Después de un trayecto largo, llegamos el 14 de marzo a San Antonio, TX, donde tocamos, dormimos donde un mexicano y partimos al día siguiente hacia Austin.

Publicidad

Hay que recordar a Arturo, el mexican, quien defendía un montón de ideales anarquistas y mientras nos enseñaba sobre el Zapatismo, nos hizo una pasta vegana deliciosa.

#hastaelfinconelchipotle

Para ir aplicando términos que aprendimos durante el tour, en Austin había un vergal de gente. Nos registramos al festival, recibimos manillas de artistas y salimos a recorrer las calles del SXSW. Durante los próximos días, cientos de bandas se presentaron en los bares a lo largo de estas calles cerradas.

#keepaustinweird

Un beneficio de ser artistas era poder entrar más rápido al McDonalds Lounge, un sitio estallado de luces, música en vivo, juegos de realidad virtual, comida y trago gratis. Ahí parchamos buen rato, piloteando el exceso, a punto de alucinar al buen Ronald McDonald, envenenando McFlurrys con cerveza, tragando papa frita y hamburgesa ficti hasta mamarnos y volver a la calle a caminar.

#Springbreakers #PillenABasti #FeelTheBern

Nuestra presentación estaba programada en Javelina, uno de los bares abiertos para el festival. Descansamos y al otro día estuvimos puntuales a las 6pm probando sonido.

Dejamos todo listo y nos parchamos hasta las ocho. Teníamos nervios, claro, aunque el bar estaba vacío. Poco a poco llegó gente y un alemán con pinta de vaquero fue directo a comprarnos como 100 dólares en merca, diciendo que nos había escuchado online y que wunderbar. Aparte del alemán y de nuestro parche colombiano #DuinaDelMarRepresent, seguramente nadie nos conocía. Llegó la hora y nos subimos a tocar.

Tocamos con toda y a la mitad del set nos comenzaron a gritar “¡QUE CHIMBAAA PARRRCERO!” con acento caleño podrido. La sorpresa eran los socios de Joliette, nuestros hermanos mexicanos que también tocarían esa misma noche en el festival. Terminamos nuestros 40 minutos de gloria entregando toda la energía posible y salimos felices y satisfechos a ver a Joliette.

#jopocastilloeslaley

Al otro día repetimos parche con Joliette y tocamos con bandas bien extremas (LYED y Ostraca) en una librería. Terminamos y en el acto la abrimos hacia Tallahase, FL, en un trayecto inmamable de 17 horas lleno de inconvenientes climáticos y un GPS totalmente embolatado entre pueblitos sospechosos de Texas. Motivado por un loop de “La Soledad” de Laura Pausini, el gran Possi se volvió un enfermo al timón y logramos llegar a tiempo a Talli. En el bar del toque nos tomamos las birras y posamos para la revistica Full Demencia, de Marcelo Cezán.
#PossiLaPerdió

Por fin logramos descansar a las afueras de Tallahase, donde los Ross, familiares de Possi. En su reino tuvimos nuestro propio tráiler para dormir y luchar contra la gripa. Los Ross nos trataron de la mejor manera. Nos enseñaron sus campos, sus desayunos enormes…

… y a dar plomo.

#BernBernBern #TheAmericanWay

Aturdidos pero renovados por la balacera, salimos el 20 de marzo hacia Nashville, TN, donde nos reunimos con los parceros de Intervention y Renaissanse Fair, dos bandas con las que habíamos tocado en Atlanta. Este fue otro “house show” bien acogedor a pesar de que afuera estaba a 3 grados centígrados, a punto de nevar, y los sacos que teníamos eran de los de cuando hace “frío” en Cali.

#crispytetillas

El toque estuvo bello y Renaissanse F. nos hospedó por varios días. Conocimos Nashville, tierra del gran Jackie White. Como siempre, invitamos a nuestros anfitriones a que se lanzaran a tourear por Colombia, a vivir todo el asare, las complicaciones y la euforia constante que da al irse de tour por lugares bien lejanos y extraños a tu hogar. Para motivarlos les tiramos unas tostaditas con hogao y la tradicional papa chorriada.

#bastieslasazón

Finalmente nos despedimos de Nashville y volvimos para los últimos shows en Atlanta y finalmente en Miami, donde entregamos la van. Ahora quedan estas fotos para el recuerdo y muchas ganas de seguir viajando con nuestra música, que en últimas es como viajar con una guía re linda que te cuida, no te deja morir y te lleva hasta donde querás si la cuidás igualmente, y pues, si le sabés hacer muy bien la vuelta cada fecha que te pide tocarla.

#GangBang #theend