FYI.

This story is over 5 years old.

Amor enfermizo por los AXOLOTES MEXICANOS

Háganme caso, inféctense con las melodías bizarras y pegadizas de los Axolotes Mexicanos: conocerlos es amarlos.
20.5.13

¿Se han enamorado alguna vez de un single? ¿Han escuchado una banda compulsivamente durante meses sin querer escuchar otra cosa? ¿Se han obsesionado hasta la médula con un grupo que apenas ha publicado media docena de canciones? ¿Son ustedes de esa clase de personas que cambia de grupo favorito semanalmente? ¿Sí? Perfecto, entonces son unos enfermos y aquí, en esta columna, tendrán la oportunidad de que vuestra enfermedad empeore.

Publicidad

Sean todos bienvenidos al maravilloso y agitado subsuelo ibérico. España, ese país que se cae a trozos, infectado por escándalos políticos la mar de exóticos y alma de la fiesta mundial es hoy también, un hervidero imparable de excitantes y arriesgados combos musicales. En esta columna irán leyendo periódicamente los grupazos musicales que más están removiendo el subsuelo español. Conjuntos maqueteros, que apenas han sacado un par de singles y que están tejiendo una red imparable de ritmos afilados que infectará muy pronto y a modo de plaga todo el planeta tierra. Welcome al indie dentro del indie. La alternativa a lo alternativo. Esta es su columna, la maldita columna que les hará tener un puto nuevo grupo nuevo todas las semanas.

Hoy quería comenzar esta travesía por mi obsesión más jodida y reciente, los Axolotes Mexicanos. ¿Han visto ustedes alguna vez un ajolote? ¿Es un puto pez, un anfibio, un dinosaurio? No lo sé, lo que sí sé es que es un bicho muy raro y encantador y también el ser que sirvió de inspiración al grupazo más excitante del último lustro. Los Axolotes Mexicanos adoptaron este nombre tan animal como una broma entre amigos:

"Nos parece el animal más próximo a los Pokemons bajo la paz de la tierra y por tanto debe de ser venerado, son rosas y siempre están sonriendo, desprenden AMOR por cada una de sus branquias o lo que sea que tengan los bichos esos.” Y es que el trío de apenas 18 años formado por dos hermanos mellizos llamados Olaya y Step y Juan son una extraña y potentísima mezcla de mil referencias recoletas y un imaginario que haría empalmarse y resucitar a John Peel y a Joey Ramone. “Nos gustan los grupos de la movida madrileña, el garaje latino guapo, el punk ramoniano, los Idols Japoneses como Kyary, los grupos de chicas de los 50,s 60s, el pop supercuco de la onda Elefant, el 8 bit, los grupos de electro punk rollo los Crystal Castles y el punk cuanto más ruidoso y cutre mejor”.

Con estos referentes, si te gusta el pop chicle y el punk prehistórico ya deberían ser tu grupo favorito sin haber oído nada. Los Axolotes acaban de publicar un single histórico en el mítico sello Elefant Records, ¡maten por una copia! Un 7” con cuatro hits que son mejores que el 80% de la obra musical de todos los grupos que hayáis escuchado en vuestra vida. Conociendo sus grupos favoritos os podéis hacer una idea de su sonido: “A Olaya le gustan mucho Airbag y Davila666, a Juan le gustan mucho los Bye Bye Pedro, Juniper moon y Plus Tech Squeeze Box, Step es fan absoluto deKyary y de los argentinos La Ola que quería ser chau que nos gustan muchísimo a los tres”.

Basta escuchar “Infectados”, háganlo ahora, luego no podrán dejar de hacerlo, para darse cuenta del potencial contagioso de estos tres kamikazes adolescentes. El hitazo habla del amor absoluto de una pareja en una invasión zombie y su promesa por seguir juntos pese a estar muertos. Además, este single no es como los demás los demás, contiene cuatro singles, cuatro pepinazos enormes: “Sube la canción (o te reviento de un ostión)”, una coqueta oda al “Aborto” y un genialísimo homenaje a ese bolso de drogas llamado “Pandachila”. Escuchen y si no tienen suficiente con este flamante y contagioso artefacto los Axolotes estuvieron perturbando al universo con anterioridad vía Bandcamp. Punk enlatado de primer orden. Mi recomendación, acudan veloces a escuchar a volumen atronador la imparable adaptación de la versión que hicieron Las Vulpess de los Stooges y su mítico “Me gusta ser una zorra” (por las que fueron prohibidas en la Televisión pública española) rebautizada por nuestros héroes como “Me gusta ser una gorda” (La dieta Duncan te la metes por el culo/ prefiero vivir a base de embutidos que empezar una dieta a base de batidos).

Háganme caso, inféctense con las melodías bizarras y pegadizas de los Axolotes Mexicanos: conocerlos es amarlos. Como dicen por estos lares: otra liga, otro nivel, otro mundo, un mundo donde Helen Love, Los Punsetes y los Silicon Teens suenan en las radio mainstreams y salen por la televisión. El mundo perfecto. Por cierto, a la pregunta: ¿os seduce la idea de ir a Mexico? Responden “Muchísimo, pero somos pobres así que no es muy factible que vayamos algún día pero ojalá.” Quizás, si la epidemia Axoloteña llega a México no tardaréis mucho en poguear y gritar como posesos los ritmos locos de los Axolotes Mexicanos. Larga vida al Axolote Mexicano.

@pepitoprieto