FYI.

This story is over 5 years old.

El primo lejano (o algo así), Baby Nelson

Baby Nelson & The Phillistines comprueban que el punk más chingón del país ha estado creándose por artistas fuera del D.F.

Pinches redes sociales. Si hay alguien con quien me late compartir música es con mi primo Paco, de Guadalajara, a quien ocasionalmente cotorreo por FB. Siempre nos ha latido macizo el pedo guitarrero. Un día, mostrándole rolitas de mis favs Los Blenders y O Tortuga, me dice que “la banda de un amigo medio se parece; de hecho ese güey también es primo tuyo”. Bien cagado, Alonso Mangosta, líder de Baby Nelson & The Phillistines, resultó ser primo de primo, y de algún modo un familiar muy lejano.

Publicidad

A pesar de tener muy presente el nombre de Baby Nelson, puesto que ya se había presentado este año en el Festival Nrmal y en el Raymondstock, la neta es que no había prestado atención chido a la música de su banda hasta esa recomendación. Le di un chance a su primer EP Pacto de Sangre. En octubre cumple un año de vida, pero me mamó muchísimo. Aunque no fue apenas hasta el mes pasado que estrenaron el clip todo buena onda para “Philistine Blitz”(dirigido por el mismo guadalajareño) que me volví fan. Como Los Blenders y O Tortuga, estos güeyes traen un pedo totalmente desenfadado, lo-fi, vale verguista, pero con un espíritu más punk a diferencia de los otros dos.

Baby Nelson & The Phillistines es otra de esas agrupaciones que prueban que el punk más chingón del país, en los últimos años, ha estado creándose por artistas fuera del D.F. Ahí tienen a los desaparecidos Los Margaritos, de Monterrey; los titánicos San Pedro el Cortez, de Tijuana; o los destructivos Mentira Mentira; también originarios de Tijuana pero ahora residiendo en el D.F. Al igual que Gabriel Noriega, líder de Mentira Mentira, Mangosta (también vocalista de Bocanegra) recientemente se ha mudado a la capital. Aún debo cachar alguna de sus presentaciones en vivo (las cuales han sido escasas), aunque, por lo que he leído, son una mamada. El mismo Mangosta bromea en FB que su set dura menos que su soundcheck. Eso habrá que verlo, ya que no recuerdo nada más corto en mi vida que el set que presencié en Nrmal de Bruno Darío

Anyways, la banda es relativamente joven. Mangosta comenzó con el proyecto en 2012. Pacto de Sangre, a pesar de su longevidad (años en tiempo de Internet), está conquistando el oído de varios nuevos-enamorados de Baby Nelson, todo gracias a un simple pero memorable video para una rola bien chingona. Baby Nelson & The Phillistines es otro de esos grupos parte madres que les vale verga formar parte de la escena, sin embargo, tan pinches buenos que inevitablemente están consiguiendo una posición privilegiada dentro de ella. A esperar el siguiente EP.

Enrique Coyotzi tiene demasiado tiempo libre para pensar en la escena. Está en Twitter@50ftQuique