FYI.

This story is over 5 years old.

Jennifer Lopez es la lideresa feminista que estábamos esperando

De todos los comentarios sobre la misoginia que hay en el pop, el de J. Lo es el más claro y el más inteligente.
19.3.14

Hasta ahora, Jennifer Lopez se ha presentado como una figura admirable, si bien un poco frívola, dentro de las arcas de la música popular contemporánea. Es una figura femenina fuerte, una latina que ha trabajado duro para hacerse de su propio nombre, y ha inspirado a cientos de miles de mujeres gracias a su tenacidad.

Sin embargo, J. Lo no ha hecho, al día de hoy, ningún comentario en relación al feminismo dentro de su arte. Su música es una loa infinita sobre las relaciones entre el amor y el dinero, sobre cómo recordarnos que ella es Jenny de la cuadra, y su trabajo sin duda ha sido una herramienta importante para acercar el R&B al pop. Pero nunca se ha atrevido a mencionar cómo es que la mirada masculina trata a las estrellas de pop, o cómo es que los cuerpos femeninos son cosificados dentro de la industria.

Publicidad

Junto a Beyoncé y Ke$ha, por ejemplo, J. Lo nunca ha sido ningún ícono feminista, al menos en su carrera discográfica. Esto no significa que ella es anti-feminista, dado que es una figura admirada por muchas y que ha trabajado duro por algunas causas, pero no existe pronunciamiento alguno dentro de su música.

Pero con su último video, "I Luh Ya Papi" (véanlo arriba), Jenny logra algo que muchas estrellas de pop solo han soñado: entiende bien y acierta en aplicar eso del feminismo. De todas las súper estrellas femeninas que hay en el mundo, nunca pensé que J. Lo pudiera acertar de maneras tan irrefutables en eso de la guerra entre los sexos con un manicure perfecto y tatuajes en los talones. Además, lo hacer muy fácil.

Muy lejos de esfuerzos tan rebuscados como "Hard Out Here" de Lily Allen, y esa plática de TED perfectamente estructurada que es "Flawless" de Beyoncé, "I Luh Ya Papi" es infinitamente más sencilla: ¿qué si hacemos videos que cosifican a los hombres también? Yo no tengo nada en contra de "Hard Out Here" o "Flawless". Ambas tienen mensajes extraordinarios sobre el "empoderamiento" femenino; sin embargo, la de Allen es un poco chocante, y "Flawless" quizá sea demasiado intelectual para muchos escuchas. "I Luh Ya Papi", en cambio, es sencilla, divertida, cotorrona y se relaciona con las mujeres en todos los sentidos.

El video, como todo lo bueno de J. Lo, empieza con un pequeño "skit". Jenny está sentada entre dos amigas, mientras un director les vende la idea de su próximo video (que es el mismo video que estamos viendo, aunque este apunte de metagenialidad borgiana lo tocaremos en otro momento). El director le dice una pendejada tras otra, de filmar el video en un zoológico hasta hacerlo en un carnaval, hasta que una de sus amigas dice, con una genialidad absoluta y lapidaria:

Publicidad

"Si ella fuera un hombre, no estaríamos teniendo esta conversación".

Y entonces viene la conclusión visual, profesía de lo que veremos después: si los hombres tratan a sus mujeres videograbadas como pedazos de carne que mueven el culo, J. Lo y sus chicas harán lo propio con unos mamados.

La conversación sigue mientras las amigas de Jenny continúan - "¿Por qué los hombres siempre cosifican a las mujeres en cada video? ¿Por qué no podemos cosificarlos nosotras"? - y entonces se hace un fade a la primera escena del video imaginado por ellas.

"Puede empezar con ella acostada y rodeada de hombres desnudos… ¡Nada más porque sí!" y se ríen en conjunto. Y entonces J. Lo en una cama, rodeada de hombres desnudos en una mansión… nada más porque sí. La peor pesadilla de Robin Thicke.

La escena de la alberca continúa con muchachas siendo gratificadas, gratuitamente, por hombres gratuitamente hermosos, fornidos y mamados. Las chicas están igual de buenas que en cualquier video de rap - pero la diferencia es que aquí se encuentran en absoluto control de su propia sexualidad, la sexualidad de esos hombres y de la relación sexual entre todos, la audiencia incluida.

Eso es lo más importante de este video - las mujeres mandan, sin sentir ni pena ni miedo de su propia sexualidad, y es impresionante cómo a nadie se le ocurrió esto antes.

Este revés a las tradiciones masculinas es mucho más evidentes cuando vemos cómo el cuerpo del hombre es reverenciado mientras muchos lavan un coche, una escena generalmente asociada con mujeres tetonas con camisetas mojadas. A los hombres les encantan las mujeres desnudas en coches, y "I Luh Ya Papi" da su buena muestra de cómo las mujeres también se encantan con hombres desnudos en coches.

Hay mucho sentido del humor durante todo el video de "I Luh Ya Papi", y muchas situaciones referenciales: se derrama champaña aquí y allá, todos están montados en yates, hay cuerpos desnudos por doquier y toqueteo impertinente de varias partes sexuales masculinas. ¿Quién hubiera pensado que Jennifer Lopez estuviera detrás de un comentario tan irónico y sutil?

Cuando regresan a la realidad, las amigas de J. Lo dan el tiro de gracia: "Y nosotras vamos a ser esas acompañantes que no hacen ¡NADA!", como sucede en tantos, tantos videos de rap masculinos. Esta es otra demostración de genio: es raro que las mujeres se presten a muestras tan claras de camaradería: siempre se están peleando, criticándose o buscando el amor de un hombre.

Así, "I Luh Ya Papi" es una muestra increíble de cómo toda narrativa y perspectiva social, toda, puede fácilmente revertirse.

@kat_george