FYI.

This story is over 5 years old.

Hotlines, drogas y un nuevo disco: una entrevista con Neon Indian

Platicamos con Alan Palomo sobre su nuevo y fiestero disco, ‘VEGA INTL. Night School’, su música favorita, y más.

Foto por Valeria Anzaldo.

Si de algo puedo estar segura, además de afirmar que hace muy buena música, es que Neon Indian tiene unos ojos increíblemente hermosos. Sí, están tratando con una de esas fans locas que después de teclear el nombre del artista de sus sueños se queda pegada en el buscador de imágenes de Google. No voy a negarlo. Lo amo. Cuando me enteré que Alan Palomo aka Neon Indian no sólo iba a estar en México tocando en el Zócalo en la Semana de las Juventudes, sino que además iba a darnos una entrevista para hablar de su nuevo disco, me volví loca. Tardé en levantar la mano para hacer la entrevista (de hecho me tuvieron que obligar a hacerla), pero lo hice. Sudé frio toda la noche, me comí todas las uñas y repasé en mi cabeza los diferentes tipos de escenarios catastróficos. Ya saben, lo que pasaría en caso de que me paralizara sin poder decir absolutamente nada. Sí, así de mucho me gusta el culpable de ese derrame sonoro en ácidos de "Should Have Taken Acid With You”.

Publicidad

En caso de que no tengan idea de lo que estoy hablando, voy a darles un poco de contexto: el proyecto de Alan como Neon Indian nació cuando tenía 20 años (2008), mientras estaba experimentando con el sonido y estaba esperando entrar a una universidad de cine en Austin. Alan subió estos "experimentos musicales" a la red y sin querer la música de este mexicano nacido en Monterrey con base en Nueva York explotó en internet, como parte de la primera ola del chillwave (o glo-fi, o como quieran llamarle), junto con Toro y Moi, Washed Out y varios más.

Seis años después, con dos discos bajo el brazo y un tercero titulado VEGA INTL. Night School que está próximo a salir el 10 de octubre, Neon Indian ha logrado transformar la música en luminiscencia por medio de indie electrónico que viene impregnado de pop ácido. En fin; como adelanto puedo decirles que todo salió bien. Logré mantener la cordura el tiempo suficiente para no caer desmayada por culpa de sus profundos ojos negros. Durante 15 minutos hablamos sobre sus tesoros musicales, drogas, su nuevo disco y las hotlines a las que ha hablado en su vida. Al final confesó haberse divertido conmigo. Gracias Alan, yo también te amo.

NOISEY: Pasaste una larga temporada sin sacar nuevo material, y ahora estás a punto de lanzar VEGA INTL. Night School. Por lo que hemos podido escuchar de este nuevo material, se te nota más fiestero, menos melancólico, ¿ahora tienes más fiesta o estas más alegre?
Neon Indian: La fiesta siempre ha estado ahí, eso nunca cambia. El segundo disco fue algo que hice bajo circunstancias muy difíciles, porque fue la primera vez que armé algo creativo bajo el contexto de que ahora era parte de mi trabajo. Hay un cliché que dice “Tienes la vida entera para escribir el primer disco y después tienes 6 meses para hacer el segundo”. Eso es completamente real: el segundo disco lo escribí entre giras, en cuartos de hoteles, y fue una experiencia diferente. El primero lo hice un poco desesperado porque al mismo tiempo estaba tratando de entrar a una escuela de cine en Austin y simplemente me divertí haciéndolo. Con el segundo ya tenía gente alrededor de mí y equipo diferente; cuesta trabajo encontrar el equilibrio necesario para los procesos creativos. Este tercero ya lo hice con mucho más tiempo. Me puse a pensar en mis héroes musicales contemporáneos y me di cuenta que ellos se toman su tiempo, así que pensé “¿Por qué no hago lo mismo?”

Publicidad

¿Cómo fue el proceso creativo de este álbum?
Para empezar, esta vez colaboré un poco más con mi hermano —es la primera vez que trabajamos juntos. Ahora él también es parte de la banda en vivo. Fue poco a poco. En general fue un proceso agradable, tomé mucho más influencias y experimenté bastante. Armé un estudio en casa y ahí grabé mucho. También pude grabar algunas cosas en el estudio de DFA. Cuando llegué ahí me intimidé mucho, todo tiene una etiqueta y eso lo hace aún más serio [ríe]. También como dato, las baterías de “Slumlord” las tocó Nick de Holy Ghost! En general quería tener más colaboraciones y mucho más influencias de quienes me gustan. Este disco es algo así como un collage de todo lo que me gusta, sobre todo dentro del terreno de música de baile.

Antes de crear este nuevo álbum estuviste una larga temporada solo siendo DJ, ¿crees que esto influyó en el sonido del nuevo material?
Sí, definitivamente, justo creo que esa temporada me sirvió para retomar mi hábito de coleccionar música y de escuchar nuevas propuestas. Fue un ejercicio que me ayudó a direccionar el sonido que quería para este disco; me dediqué a escuchar únicamente buena música y eso influyó de manera significativa.

¿Tienes algo favorito dentro de tu colección de música?
Me gustan mucho los discos de YMO, una banda japonesa que podría decirse son los Beatles de allá. A parte de eso, mi canción favorita en este momento es de The Unknown Cases y se llama “Masimbabele”. Justo por eso en este álbum quería capturar más percusión, quería que el sonido fuera más improvisado, dar la sensación de que estás escuchando a una banda en un cuarto. También me gusta mucho el productor que se hace llamar Shadow, tiene una canción llamada “Let's Get It Together” que está increíble, tienes que escucharla.

Publicidad

Lo haré. Y de este nuevo álbum VEGA INTL. Night School, ¿cuál es tu canción favorita?
Es muy difícil decirlo pero… tal vez mi canción favorita va hacer siempre la última que escribí porque no me he cansado de escuchar. "Slumlord" la escribí como en el 2011 y la de “Street Level”… esa tiene una anécdota bastante rara, ¿quieres escucharla?

Cuéntame.
Justo cuando terminé de armar la canción, perdí mi laptop. Eso fue después de mi última gira. La verdad es que estaba bastante triste por eso, pero lo extraño fue que encontré un video en YouTube de un DJ Set que toqué donde curiosamente fue la primera vez que puse un demo mío para probarlo en un sistema. El demo era justo “Street Level”, y fue a partir de esa grabación qu epude reconstruir la canción. Tomé la grabación, la puse en Ableton y fui metiendo encima los elementos hasta que finalmente pude quitar la grabación del fondo. En fin, esa canción me encanta. También una de mis favoritas es “Dear Skorpio Magazine” porque creo que es la canción más nerd [ríe].

Hiciste un infomercial para hablar sobre el sintetizador análogo que creaste llamado PAL198X, y ahora tomaste toda la onda comercial que se utiliza dentro de las hotlines para promocionar tu nuevo álbum. ¿Es esto una forma de burlarte de los métodos que usa la mercadotecnia para vender?
Sí, [ríe] de cierta forma, pero también es una forma de no hacer el lanzamiento tan aburrido. La idea de la hotline comenzó con el misterio de quién es Annie, lo cual no te voy a platicar porque si no perdería el suspenso. Pero en general me gusta que mis lanzamientos sean parte de una historia más grande que se va descubriendo. Acá lo van a poder descubrir por medio del arte de disco y los videos que iré sacando. ¿Qué chiste tiene sacar un disco si no se le da otro giro? Al final si lo haces como siempre, termina siendo algo no tan significativo.

Publicidad

Foto por Daniel Patlán.

¿Alguna vez hablaste a una hotline?
Sí, yo veía los comerciales en los 90 y me llamaba la atención. Una vez marqué con mi hermano desde la casa, pero sólo escuchamos el intro porque eran 8.99 dólares por minuto y nosotros no teníamos tanto dinero para gastar por teléfono [ríe]. También lo intentamos desde un teléfono público, y pudimos escuchar el directorio de chicas, pero cuando elegimos a una, la maquina nos pidió que metiéramos nuestro número de tarjeta. Tampoco teníamos eso, así que ahí quedó la historia.

¿Cuál crees que es el mejor nickname que puede tener una chica en una hotline?
Kim, se me hace un nombre muy pornográfico. Me gusta [ríe]. O Nicky, también me encanta.

¿Cuál es tu dibujo favorito en un LSD?
Un microchip.

Usemos de pretexto que el disco suena a fiesta y cuéntame, ¿qué ha sido lo mejor que te ha pasado en una fiesta hasta ahora?
Conocer a Daft Punk, pero no te voy a contar porque se mata el misterio.

Dentro del arte de tu nuevo material hay drogas, también voy abusar de ese recurso. Dime, ¿si este disco fuera una droga, qué tendría?
Tendría que ser una mezcla de DMT con MDMA: algo estático, pero increíblemente abstracto.

Imágen cortesía del Instagram de Neon Indian.

¿Y tu concierto en el Zócalo?, eso es tocar para un chingo de mexicanos…
[Ríe] Me pone nervioso pensarlo, no había dado un show desde hace 3 años. El Zócalo por supuesto es un lugar muy grande, pero lo que más ponía nervioso era el hecho de que el show hasta apenas hace unos días era teórico. Pasamos de lo teórico a lo práctico, ensayamos en un espacio pequeño con pocos instrumentos, y no teníamos idea de cómo funcionaba.

¿Qué te hubiera gustado que te preguntara?
[Ríe] Esa es una muy buena pregunta. ¿Hablas en general, o más como lo que me gustaría que me preguntaran todos los periodistas?

Puede referirte a mí o cualquier persona que te entrevista.
Creo que el problema es que siempre preguntan las mismas cosas, ¿sabes? Me gustaría estar más sorprendido por las preguntas que me hacen. Las preguntas que yo creo que todos los artistas ya se cansaron de contestar son como de dónde viene el nombre, o dónde naciste o qué se siente ser mexicano [ríe] —bueno, eso no con todo el mundo, pero sí con los músicos mexicanos. Tampoco me gusta que me pregunten a qué suena mi música. Creo que la gente que lo escucha es la que debe averiguar eso, ¿no? De lo contrario se pierde el chiste. Pero creo que esto salió bien, me divertí contigo.

VEGA INTL. Night School estará disponible el 10 de octubre via Arts & Crafts México, y también lo pueden pedir por adelantado aquí.

Si quieren hablar a la hotline que Palomo hizo para el lanzamiento de este disco den click aquí.