FYI.

This story is over 5 years old.

Acciones contra el Insomnio según Surcos, a propósito del video de "Irme a Dormir".

Para quienes la angustia existencial no les deja conciliar el sueño.
8.7.16

Foto por Tomás Silva Luna

Surcos, la banda capitalina de folk, lanzó hace poco el video de su canción “Irme a dormir”. Un tema que, como ya les habíamos contado, habla de ese momento previo a meterse en el sobre en que empezamos a digerir el día, a reflexionar, y donde salen a flote todas nuestras dudas y nuestros miedos, la ansiedad, el pánico… en el peor de los casos. Con este sencillo llegaron a ocupar el puesto número uno en el top Radiónica, por lo que puede ser un sentimiento natural para muchos.

Publicidad

La música de Surcos, y en particular esta canción, transmite de manera extraña nostalgia, tusa, soledad, aunque también una sensación de felicidad. En general nos activa imágenes cerebrales que nos conectan con nuestros recuerdos y anhelos. Y esto mismo se puede ver en el video que estuvo a cargo de Plot-Studio.

La idea inicial era contar varias historias de diferentes generaciones en torno al amor, sin que estas estuvieran conectadas. Sin embargo, tras un año de estar grabando, más que todo a las afueras de Bogotá, la idea se fue transformando y al final se puede percibir como la narración de una vida en distintas etapas.

Aprovechando esta coyuntura, decidimos hablar con Juan Felipe Ochoa, vocalista de la banda. Y en medio de charlas sobre insomnio, angustias y paranoia, construimos una lista de estrategias para obligarse a conciliar el sueño.

  • Empecemos por lo sano. Están las ayudas espirituales. Meditar todos los días antes de dormir, aquel el momento en que más se recuerda y se sufre, ayuda mantener la calma. La perspectiva llega a la mente y con la tranquilidad en la mente es más fácil pegar el ojo.

  • También puedes irte de Paulo Cohelo y hacer una lista de todo lo que quieres cambiar en tu vida. Para ser una persona nueva al otro día.

  • Si la cosa no funciona unas gotas de valeriana pueden ayudar.

  • Si aún así la vaina sigue difícil, siempre está la opción de creerse en una película. Ir a la tienda más cercana y empezar a beber. Es más, comprarse la botella y sentarse en un parque mientras llamas a todos tus amigos a que te den el espaldarazo. Ya con ellos dar lata hasta fundirse.

  • Pero si el guayabo te jode y llega a demás con más angustias y un sentido repulsivo hacia todo y hacia ti mismo, puedes acudir a ¼ de Sanax.

  • Si no lo sientes otro cuartico.

  • Sí aún no, otro cuartico.

  • Y otro.

  • Y otro.

  • También puedes decidir dejar de dar vueltas en la cama, afrontar la situación a palo seco, y sacar tu libreta para escribir una canción como “Irme a dormir”. O escucharla.

Pilla el video aquí abajo.

***