Hablamos con Los Cafres antes de su presentación en Bogotá

Un recorrido por las casi tres décadas de trayectoria de estos titanes argentinos del reggae en español.
12.5.16

Todas las fotos por Cristian Cinalli vía

Guillermo Bonetto estaba parado ante un público de quién sabe cuántos miles de personas en la tarima de Rock al Parque en el 2009. El festival celebraba sus 15 años y la banda argentina era una de las joyas de la jornada. Ya era de noche y el olor dulzón de la ganjah se había apoderado del escenario alternativo del festival. Junto a él, una tropa de músicos que ya llevaban mucho más de 15 años en tarima acompañaban con melodías suaves y levitadoras canciones como "Tus ojos", "No puedo sacarte de mi mente", "La vela" y "Aire", que para ese entonces ya eran clásicos del reggae en español.

Publicidad

Esa noche fue la primera vez que los vi en vivo y sí, era cierto aquello que se decía y que muchos cantantes han afirmado: Guillo es la mejor voz de reggae en español.

Para una banda que creció al lado de Los Fabulosos Cadillacs, Los Auténticos Decadentes y Todos Tus Muertos; que en 1994 grabó su primer disco Frecuencia Cafre en los míticos estudios de Tuff Gong en Jamaica; que hace poco celebró sus 25 años de trayectoria musical y que dentro de su historial ya suma más de 12 producciones discográficas, resulta difícil pensar que también vivió a la sombra del underground en su natal Argentina durante unos diez años en los que no llegaron a sonar en la radio. Fue hasta mucho más adelante que lograron pararse en la tarima de un Luna Park, hacer giras, sonar su mensaje por el continente. Un mensaje contestario desde la premisa misma del amor, que se puede leer tanto literal como metafóricamente, un mensaje que atrae, que mueve las fibras, que hace volar y no de la traba precisamente.

A pocos días de su llegada a Colombia para presentarse el viernes 13 de mayo en Bogotá, el sábado 14 en Cali y el domingo 15 en Barranquilla, me senté a charlar con Gonzalo Albornoz, sobre estas casi tres décadas a ritmo de reggae, la discografía que ha surgido en todo este tiempo y el sentimiento que los mueve, los une y los mantiene firmes y vigentes.

Hace poco se encontraban celebrando sus 25 años, ¿en qué andan por estos días? Sí, de hecho estamos saliendo del espiral de los 25 años y a puertas de la grabación de nuestro próximo disco. En este momento estamos pensando en la gira por Colombia, el martes regresamos a Argentina y el miércoles estaremos en el estudio registrando los temas del álbum, que aunque no tiene fecha exacta de lanzamiento, seguramente verá la luz este año.

Ya están cada vez más cerca de las tres décadas de música, ¿qué cosas recuerdas de todo este trayecto?

Han pasado muchas cosas, igual no estás hablando con uno de Los Cafres con más memoria para las anécdotas, pero bueno. Hemos transitado toda la vida artística desde un undreground que duró muchos años, desde una época muy linda donde compartimos la escena con muchas bandas que después se desarrollaron y les fue muy bien como a Los Fabulosos Cadillacs, Los Auténticos Decadentes o Todos tus muertos. Y pasamos de ese momento en que ni siquiera éramos reconocidos en Argentina y que nos movíamos entre un grupo más de amigos y conocidos, a comenzar a viajar para hacer shows en Puerto Rico o México. Fue todo un trabajo de semillero, de sembrar y de hacer música, siempre acompañados siempre por un público fiel.

Con "Si el amor se cae", la canción más pegada, empezamos a tener un poquito más de popularidad en nuestro país y comenzamos a viajar de la mano de Cultura Profética. Luego ya logramos sonar en la radio, tocábamos en espacios más grandes y a girar por latinoamérica, Colombia, Venezuela y Perú. El año pasado llegamos a Estados Unidos. Siete fechas en la costa oeste, estuvimos en Orlando y Washington. Nos fue muy bien y por eso, estamos planeando repetir la experiencia este año y sumar Nueva York. Solo nos quedaría incursionar en Europa.