FYI.

This story is over 5 years old.

Esto es Doble Porción, las rimas más hijueputas de Envigado

"No, ese punkero, ese punkero, espere y verá que rapea más que un hijueputa", decían.
Foto Cortesía de la banda

Doble Porción de rimas, de vivencias. Dos maneras de vivir y narrar la calle. Una amistad de acero, a prueba de malas rachas, que se desembocó en canciones. Métricas Frías usa su voz suave y melódica, Mañas Ru-Fino, en cambio, raspa los oídos como lija con su voz carraspoza. Juntos son los dueños de un rap nostálgico, introspectivo y con mucho sabor a calle. La banda sonora de una caminata nocturna.

Publicidad

Tres años después de su primer disco juntos -El Abrebocas (2012)- y dos discos más de cada uno en solitario –El rap de la montaña (2014), de Mañas, y -Serenata sin mariachis (2015), de Métricas Frías– esperan lanzar a finales de este año su segundo disco como duo. Allí, además de los viejos conocidos de Moebiuz, aparecerán nuevos invitados con propuestas de sonidos que, sumados a una narrativa que ha crecido y se ha consolidado con el paso de los años, promete dar mucho más que un 'abre bocas'.

undefined

Doble Porción hace parte importante de una generación de raperos que se extiende desde las calles del Valle de Aburrá, por Colombia y el continente, y que ha logrado ponerle un nuevo color al rap local, refrescando los oídos de nuevos y viejos oyentes. Son narradores de la ciudad, presumen de rimas repletas de adagios populares y aventuras cotidianas que se vuelven universales, poniendo en el aire lo que muchos quieren decir. Entre todos han logrado consolidar un público cada vez más grande, pues lograron subir el rap a las tarimas sin sacarlo de las calles.

En medio de su andar, nos juntamos con ellos para que nos contaran un poco de su historia, de lo que ha sido y lo que vendrá.

¿Cómo se conocieron ustedes?

Mañas: como en el 2011

Métricas Frías: ahí en Envigado, rapiando, este marica era el único que me paraba las cañas siempre que rapiábamos. A mí me molestaban mucho porque yo tenía el pelo largo y decían como "ah, ese punkero que se cree rapero" y este marica siempre llegaba y les decía: "no, ese punkero, ese punkero, espere y verá que rapea más que un hijueputa". Y ya, él tenía su grupo, yo hacía mis cosas y empezamos a ser más amigos que cualquier otra cosa, vivimos cerca de la casa, prácticamente somos vecinos.

Publicidad

¿Entonces Mañas también rapiaba con otra gente?

M: sí, yo rapiaba en otro grupo. Por ahí hay unos videos, sacamos como temas sueltos. Y ya, luego no me gustó tanto eso, como en lo que se estaba transformado, y lo conocí a él y ya, empezamos a hacer lo que estamos haciendo. Nos juntamos, hicimos una canción y desde ahí…

¿Y por qué Doble Porción?

M: porque a él le llevaban mucho la mala, porque era rockero, y a mí porque había abandonado lo otro. Eran dos cosas indeseables, entonces de una, Doble Porción.

M.F: la cosa fue que, por ese tiempo, Julián conoció al Sison y a Diego (Anyone/Cualkiera) y empezó a parchar mucho con ellos, eso fue una Semana Santa y este man me llegó así como "hey, escucha lo que grabé con estos manes". Yo escuché y yo, "ay, gonorrea" y le dije: "nea, ese es el rap que yo quiero escuchar".

Entonces ya, empezamos a parchar y Sison le regaló unas pistas a este marica para que hiciera un disco solo y él me dijo que hiciéramos un tema pa' ese disco, lo hicimos y ese tema se convirtió en el Abrebocas.

Ya de ahí para allá empezaron a salir más temas así, parchando en la casa. Siempre salíamos por ahí, a caminar por el barrio, a fumar y entrábamos a mi casa, escribíamos, salía otro tema, grabábamos y ya esa vuelta se convirtió en un disco.

Ese primer disco -El Abrebocas (2012)- ya va por la segunda reedición…

M: Sí, las primeras 50 copias las vendimos rápido, entonces nadie quedó con eso y nos dijeron: por qué no sacan más. Cuando las íbamos a sacar se había perdido el archivo del diseño anterior y nos tocó hacer otra cosa.

Publicidad

M.F: ya se vendió, ya no hay nada.

¿Por qué creen que pegó tanto si nadie los conocía?

M: es raro, yo no sé.

M.F: es magia.

M: es la misma vida mostrándonos qué es lo que debemos hacer. Lo sacamos y nadie nos conocía y lo compraron yo no sé porque y ya cuando lo escucharon se volvió algo que sí es, ni siquiera sabíamos que iba a causar eso, son sólo 6 canciones.

Pero se queda uno esperando, era eso, el Abrebocas

M: eso era, un pedacito, era más por ver qué íbamos a hacer, por qué lado nos íbamos a ir.

Entre la primera y la segunda edición salió Rap de la montaña (2014), del Mañas en solitario y este año Serenata sin Mariachis, de Métricas Frías, en solitario…

MF: Julián siempre está rapiando, este marica es un enfermo, siempre está rapiando y sacando letras, obviamente uno también se contagia de eso y está también sacando cosas. A veces llega él a mi casa con una letra y yo tengo otra y sale un tema. Es un loco ahí. Es el que de cierta manera me impulsa siempre en lo que yo hago, el que siempre me ha dado cañaña pa' hacer las vueltas.

Es como muy introspectiva la Serenata

MF: en cuestión de las letras, en ese CD está reflejado un montón de tiempo, mi forma de pensar estando más pequeño, que me dejaba acumular un montón de cosas por problemas que ya sé que, en este momento, las podemos solucionar más fácil y está como esa angustia desde ese no saber qué hacer: de no tener lucas, de querer rapiar, de tener problemas con la polla, de la noche, de borracheras, de peleas, todo está resumido ahí. Es algo muy personal como el de este loco del rap de la montaña.

Publicidad
undefined

Y salió tremenda edición de lujo

MF: empecé a grabar todo el disco y en diciembre, que caí a Bogotá, le comenté al Saga –porque me parece muy chimba el arte que hace– para que me colaborara con la portada. Surgió la idea de sacar algo más solido y nos unimos con Volketa y salió la vuelta así, como un producto más firme. La idea era no sólo sacar el CD sino como una colección que sólo van a tener unos 50 en Bogotá y 50 en Medellín.

Viene en caja de madera y además del CD incluye: un afiche sobre tela estampado, un parche bordado, cinco tarjetas de filtros de Serenatas sin Mariachis, calcomanías y cueros.

Ustedes combinan bien…

MF: este marica y yo vivimos muchas cosas juntos, por no decir todo, y compartimos muchas vueltas en la forma de pensar y de ver todo y es como eso, este marica es todo brusco, muy valija, y yo, a pesar de que también soy muy valija, soy demasiado relajado; él también es relajado, pero su voz es más gruesa, más tosca.

Son como un par de hermanos, mayor y menor

M: más o menos así

M.F: es algo así

M: si no que también es como de lo que se escucha, es lo que realmente somos, dos personalidades diferentes. La voz de él es diferente a la mía, totalmente, y logran compactarse, como sonar juntas, ser una cosa.

No son tantos años de amistad pero sí mucha empatía

M.F: yo creo mucho como en las vueltas del universo y todas esas cosas porque por verlo así, todos siempre hemos estado juntos, cerca, sin hablarnos, pero todos juntos, Zof Ziro y Diego estudiaron en el mismo colegio que este man y yo. Entonces siempre nos estuvimos viendo ahí y siempre estuvimos juntos, pero no nos hablábamos, ninguno tenía nada que ver con ninguno y por algún motivo en el momento en que ya cada uno estaba empeliculado en su vuelta de hacer rap, todo llegó, "como júntense", y ahí ya estaba la vuelta, Ziro tenía el estudio cerca a la casa, todos vivíamos cerca…

Publicidad

M: si es algo muy de la vida, que al día de hoy no nos hemos dado cuenta por qué pasó.

Son grupos muy distintos pero están respaldados entre todos… es una generación

M: eso es, una generación, es como que usted ve que lo que hacen sus amigos es muy bueno y usted lo disfruta pero de cierta manera también es competencia, si todos estamos haciendo esto vamos a hacerlo bien, de la única manera que hay.

¿Qué tiene el rap de esta generación?

M.F: no es que sea mejor que lo de antes, sino que estamos como que ya han pasado más años, uno crece con el oído más educado, por decirlo así, escuchando más música, más nutrido, tiene más de donde agarrar y hacer las cosas de uno.

M: aunque tenemos varias cosas de antes, también hay muchas que no nos gustan y no decidimos cambiarlas, pero las cambiamos y si eso le gusta a la gente ya ni siquiera es culpa de nosotros, es culpa del que le guste o del que se ponga a escucharlo.

undefined

¿Una de las características de esta generación es que han sido unos estudiosos del rap?

M.F: claro, en todos ha sido lo mismo, de estar con ellos, con los gordos, con Julián, pues como de parchar, porque todos son como niños chiquitos, todos llegan como "uy, mirá este CD que salió, escuchá esto" o "mirá está pista que hice o este rapeo" o "vamos a grabar un tema".

M: pero eso no es sólo en el rap, usted no puede hacer algo sin saber cómo se hace mínimamente, no es tratar de copiarlo, sino saber cómo es para usted decidir qué hace usted. Esa es la clave verdadera, si usted se pone a escuchar sabe, pero hay muchos que no quieren escuchar.

Publicidad

El rap de esta generación es sincero, casual. A ustedes que los motiva a escribir….

M.F: yo no hablo de nada que no vivo, pues yo pa' qué voy a estar rapeando una letra que yo sé que las cosas no son así y no me hace sentir nada. Lo que hago es que recopilo un montón de cosas que me pasan, cosas retenidas de momentos, de ideas, de películas, de no hacer nada, de estar desesperado por querer tener lucas, por ver a la cucha en la casa todavía trabajando, todo ese montón de vueltas acumuladas me llevan a escribir.

M: entre nosotros eso siempre está en el aire, el rap, o el graffiti, o lo que tenga que ver con eso. Yo nunca me preocupo por qué voy a decir, algo tengo ahí, ni siquiera lo tengo que forzar, es muy natural, y yo veo que en todos es así, dicen cosas de verdad que les pasan de una manera chimba, hasta burlándose de uno mismo.

Son vidas en modo rap…

M.F: las cabezas son muy ruidosas, pero cierto tipo de personas logra canalizar eso en ciertas vueltas como pintar o bailar, otra gente no es capaz y lo puede canalizar escuchándolo.

M: nosotros estamos diciendo lo que está pasando y si alguien lo quiere decir y no puede seguro es el que le da la reproducción.

¿Que están haciendo ahora? Viene un disco nuevo…

M: nos faltan como 4 temas. Sale en diciembre

¿Y de que va?

M: ya no es un abre bocas, ya estamos más grandes, ya sabemos más cómo nos gusta el rap, las pistas.

M.F: y cómo rima cada uno …

Publicidad

M: pues ya es como realmente Doble Porción, no estoy diciendo que en el Abre bocas no, pero ahí estábamos más pequeños, veíamos las cosas diferentes, ahora la vida misma nos ha mostrado cómo tiene que ir cambiando, nos ha ido mostrando otras cosas. Estamos viviendo otra cosa, entonces seguro va a sonar diferente.

¿Cómo les va por fuera de Colombia?

M.F: yo he pillado que se mueve mucho en México, en Argentina.

M: la gente le escribe a uno que vaya, como si fuera así de fácil, pero es bonito ver que la música se ha ido hasta por allá y no sabemos cómo, la verdad no sabemos cómo: nos escriben de México, Argentina, Venezuela, Perú.

Se está consolidando un público.

M.F: chimba verlo de cierta manera como una industria, así como ha pasado en otros países tiene que pasar en Colombia, apenas empieza.

M: es que no somos sólo nosotros, esta Alcolirykoz, Crudo Means Raw, Vic Deal, Los Niños Invisibles; un mismo círculo que se une, es evidente que algo tiene que pasar, es mucha energía junta en una sola cosa. Todo el mundo está pensando en los mismos, tiene que pasar, si no estamos chimbiando y nos retiramos.