Lo que los Simpson me enseñaron de música

FYI.

This story is over 5 years old.

Lo que los Simpson me enseñaron de música

Dejen de quejarse de que la música moderna. No es otra cosa más que twerking. Si Homero Simpson puedo empezar un cuarteto con barberos, entonces todo es posible.
1.9.14

Golpee la secundaria cuando Coal Chamber estaba en la cima del Pepsi Max 100, así que era difícil cavar mas allá de la montaña de cuero y el chismorrogeo agresivo que comprometía al nu-metal para encontrar nueva música. Pasar del video gratis de Kerrang! al video gratis de Kerrang!, me hizo voltear a ver a los mayores en busca de inspiración y eso hizo desengañarme sobre el hecho de que en realidad todas mis bandas favoritas provenían de los Simpson.

Publicidad

Desde que empujé mi camino fuera de fiesta de mascaras con el efecto acné que es la pubertad, tuve que aceptar desvergonzadamente que la primera vez que escuché The Smashing Pumkings fue gracias a Homero Simpson. Pero eso es solo rascar la superficie de la riqueza de sabiduría impartida en mí por parte de la combinación de intereses musicales y la necesidad de parodiar absolutamente todo de Matt Groening. Aquí hay algunas de las grandes lecciones que he cargado a través de una negra etapa pre- internet puberta que alimentó una obsesión tan intensa a Nirvana que mi madre casi me manda a terapia.

No es tan difícil hacerme Sadgasm

Hubo un punto a finales de los 90's en donde molestar a Nirvana era algo que hubiera tomado más personal que si alguien se hubiera cagado en serio en mi cara, pero en vez de apresurarme a escribir una serie de cartas de odio, los Simpson me hicieron revaluar cómo veía yo la música que me gustaba y lo seriedad del último acto de Kurt.

En un episodio titulado “The 90's Show”, Homero reúne de nuevo a su banda del colegio llamada Sadgasm (una perfecta palabra que sintetiza el género), la cual se desintegra después de que Homero se encierra en su casa bajo la sospecha de tener un problema de drogas. El homenaje fue tan profundo que el presentador de noticias que anuncia el final de Sadgasm es el mismo que anuncia la muerte de Kurt por MTV en 1994.

Las agujas que se encuentran en el departamento de Homero resultan ser de insulina, pues había desarrollado diabetes después de haber consumido demasiados frapuccinos. Pero el episodio retratamejor a los jóvenes que fuimos verdaderamente afectados aquella vez que tpdas esas horas de dudosos documentales "legítimos". Las canciones de Sadgasm que tomaron para fastidiar a Nirvana eran realmente las buenas letras de Nirvana. Ni si quiera voy a pretender que no hubo un momento en mi vida cuando “Pain ir Brown/Hate is White/Love is black/ Stan the night/ Kingdom of numb/ Closet of dirt/ Feelings are dumb/ Kisses hurt,” absorbieron por completo mi sinceridad, y esculpieron en la portadas de mis libros y en la pantalla de mi MSN su nombre.

La contracultura es una maldita mentira

"Homerpalooza” tuvo un serio efecto sobre mí en la niñez- y no solo en el sentido de que cada un de los line ups de los festivales han sido comparativamente una decepción (lo insuperable sería que un festival uniera a los Smashing Pumpkins, Sonic Youth, Cypress Hill y a un holograma de Homero Simpson). O tal vez es porque crecí en Nowhere, Wales, pero como una niña de 12 años que vio ese episodio por primera vez, no tenia idea de quiénes chingados eran esas bandas. Ahora sé que Bill Corgan es un tipo totalmente normal y apacible al que le gusta ayudar a lo hombres de mediana edad que tienen crisis de identidad – mientras ve de lado a la cámara- pero también sé que los festivales de música de algún modo están llenos de mierda.

Claro, ataría mi camisa alrededor de mi cintura y trataría de hacer pipí ahí con tanta frivolidad como la siguiente persona, pero sé también que la sensación de libertad que tienes en los festivales es una falacia que viene de vivir en tiendas de campaña durante cinco días y ser capaz de ir a los alrededores gritando "¿ALGUIEN TIENE UN POCO DE DROGA?" sin ser arrestado. Pero ese momento de verdad que tienes sentado debajo de un gigante e implacable banner con una playera estampada de 1500 pesos mientras comes un falafel que costó 200 pesos en tu séptima lectura, yo la tuve cuando tenia 13 años viendo TV.

Personas famosas en forma de caricatura pueden enseñarte aun más de lo que podrían tus padres

Ya sea la voz de Michael Jackson hablándole a un paciente en un institución mental que cree que él mismo es Michael Jackson; Johnny Cash apareciendo como un guía espiritual en forma de coyote que visita a Homero durante un intenso viaje alucinante inducido por un popper en donde le advierte que necesita encontrar a su alma gemela; o las ficticias encías sangrantes de Murphy sublimizando la depresión de Lisa mientras le toca el saxofón- todos los guiones de los Simpson vienen con una lección incluida que solo se puede obtener vía TV.

El elitismo es para los tarados

Muchas personas viven en un mundo en donde tiran sillas a 50 Cent para poder jugar Reading & Leeds y tienen una idea general de quién es Metallica por ser uno de los headliners en Glastonbury. Y a pesar de eso, Matt Groening es mejor que ellos, el entiende el elitismo en la música y cuando tuvo la oportunidad de crear un álbum el pensó, saben qué, porque no que las dos canciones principales sean “Do the Bartman”, escrita por Michael Jackson y “Deep, Deep Trouble”, escrita con el elenco del Príncipe de Bel Air. El resultado del álbum fue The Simpson Sing The Blues, que se convirtió en oro en los 90´s y en cuanto al contenido, uno de los más diversos discos de la década.

Matt Groening también extendió su mantra en el mundo real. Fue curador de varios festivales de All Tomorrow Parties (antes de que se tambalearan hacia la quiebra) en 2010 y lanzó a Spiritualized junto con Iggy y The Stooges. Porque… ¿por qué no? Él creó un mundo donde está bien para B.B. King y DJ Jazzy Jeff compartir créditos, donde Ramones pueden tocar en la fiesta de tu abuelo y en donde Mick Jagger es un guía de campamento. La música es una fuerza unificante, no debería separar a las personas.

Cualquier idiota puede empezar una banda

Dejen de quejarse de que la música moderna. No es otra cosa más que twerking. Si Homero Simpson puedo empezar un cuarteto con barberos, entonces todo es posible.