FYI.

This story is over 5 years old.

Las Deers ya no son las Deers

El grupo, de gira por Europa, nos cuenta sobre la bronca legal que las obligó a cambiar de nombre. Han conocido al doble de George Clooney, les gusta el puterío de Hamburgo y graban disco en abril.
23.1.15

De izquierda a derecha: Carlotta Cosials, Amber Grimbergen, Ade Martín y Ana Perrote.

Este artículo se publicó originalmente en VICE España.

En febrero del año pasado me enteré de que mi amiga Carlotta y su amiga Ana habían retomado un proyecto de banda que tenían bajo el nombre Deers. Subieron sus canciones a Bandcamp, ensayaron como locas, salieron en portada de Pitchfork, y NME las entrevistó. Desde ese momento no pararon de recibir mails del extranjero.

Publicidad

Amber y Adelaida se han unido ahora al grupo y las cuatro están de gira europea. Sin embargo, ya no se llaman Deers porque han tenido que cambiar su nombre por Hinds tras a las amenazas de un grupo canadiense que ni siquiera se llama igual pero suena parecido. Para que me cuenten esta bronca legal, consigo hablar con ellas a través de Facebook. Carlotta tiene la localización activada ("Highgate, United Kingdom") y me dice que estoy a punto de hacer la entrevista más resacosa del mundo.

VICE: Hola chicas. Primero de todo, preséntense las unas a las otras, para quien no las conozca.

Carlotta: A mi izquierda está Amber, toca la batería desde hace siete años y la conocimos vía Internet.

Amber: A mi izquierda, Adelaida. Toca el bajo, y lo toca muy bien, y es una borracha.

Adelaida: Pues a mi izquierda… Ana. El pelo le mide 80 cm y cada pelo de su cabeza tiene la misma longitud. Canta y toca la guitarra. Tiene una Gibson SC verde que no es suya y es la más alta del grupo.

Ana: Y ella es Carlotta. Es magnífica, toca un poco la guitarra y canta, y juntas formamos el grupo.

¿Y si se tuvieran que poner un apodo? Como las Spice Girls.

Carlotta: Ade tiene uno.

Ana: Sí, Ade es Miss Sushi, y Carlotta es Leslie Kelly. Yo diría que Amber es Aqua Woman.

Amber: Y tú eres La Brujita.

¿Dónde están ahora mismo?

Carlotta: En Reino Unido, en la casa de George Clooney. Bueno, no es George Clooney, pero se parece tanto que le llamamos así.

Publicidad

¿Qué hacen ahí? ¿Es su 'sugar daddy'?

Carlotta: No, es un amigo de nuestro tour manager.

Supongo que al estar en el Reino Unido se dieron un buen desayuno.

Carlotta: Para nada, hemos tomado un mísero café soluble y pizza de ayer.

¿Qué tal va la gira? Cuéntenme.

Carlotta: Ya hemos pasado el Ecuador. Hemos estado en Barcelona, Berlín, París, Copenhague, Ámsterdam, Hamburgo, Londres…

Ana: Nos quedan sitios en los que ya hemos tocado y ya está todo vendido, pero ha sido muy loco, hemos ido a ciudades en las que no sabíamos lo que iba a pasar, como por ejemplo en Hamburgo.

Carlotta: Hamburgo ha sido un descubrimiento como ciudad. Hay mucho puterío.

Ana: Sí, hay neones de Sexy Girls por todas partes.

Ade: Recogimos a un amigo en Groninger y nos lo llevamos en la camioneta a Hamburgo porque tenía una cámara de fotos y allí, buscando marihuana, una puta intentó atracarlo y le pegó un bolsazo en la cara.

Ana: Yo creía que era una ciudad fresísima, no sé por qué.

Carlotta: En París los asistentes eran claramente fans: vinieron pronto, se sabían las canciones, nos conocían a cada una… Hicimos merchandising y compraron camisetas. En Hamburgo la gente vino por la fiesta pero estaba todo el mundo muy bailador, aunque no conocían las canciones.

Ana: En Copenhague, que llegamos de resaca como de habernos acostado a las siete de la mañana, al bajar de la camioneta se nos acercaron dos personas de 60 años con fotos para que las firmáramos. Se pusieron a contar las firmas para ver que tenían las cuatro y que éramos nosotras. Luego ni siquiera vinieron al concierto.

Publicidad

¿Beben mucho durante los conciertos? ¿Acaban borrachas?

Carlotta: Si todo va bien, empezamos borrachas.

Ana: Antes nos bebíamos una cerveza mientras tocábamos, pero cada vez vamos subiendo el número.

Se cambiaron el nombre a Hinds. ¿Qué pasó?

Carlotta: Teníamos que hacerlo, nos amenazaron. Un grupo canadiense, que no se llama igual que nosotras pero fonéticamente es parecido.

Ana: De repente un abogado se puso en contacto con nosotras para decirnos que teníamos que cambiar nuestro nombre y nosotras escribimos a la banda pensando que eso debía ser la típica mierda de abogados, pero que ellos que tienen una banda y saben perfectamente la putada que es nos entenderían. Les dijimos que el nombre no era igual, que hacíamos música distinta y ellos contestaron en plan: NO.

Carlotta: Nos mandaron a la verga.

Ana: Decían, "es que ya no es solo nuestro derecho, es el de nuestros hijos, llevamos trabajando mucho tiempo".

Ade: Sí, es que encima muy mal, con mucho cinismo, muy hijos de puta.

¿Piensan vengarse?

Carlotta: Tenemos ganas de encontrarnos.

Ana: Sí, queremos verlos, que nos vean las caras.

¿Les pegarían?

Ana: Si se ponen subnormales… sin duda.

¿No tienen ganas de entrar en una batalla legal?

Carlotta: Nah… Ni ganas, ni tiempo, ni dinero.

¿Por qué en lugar de cambiar de nombre no le sumaron algo a Deers?

Ana: Nos parecía súper importante que el nombre fuera solo una palabra.

Carlotta: Y tampoco queríamos ser "el grupo que se cambió el nombre", no queríamos ser "Las Nuevas Deers".

Publicidad

Ade: Y hemos conseguido mantener la esencia del nombre, que significa ciervas.

Carlotta: De hecho es el Expecto Patronus de Harry Potter, para luchar contra los dementores.

Oye, ¿y no les da miedo que las demande Heinz? También es parecido.

Carlotta: No, porque no es el mismo campo, si fuéramos una mayonesa tendríamos un problema pero gracias a dios somos una banda de música.

¿Y para cuándo podemos esperar el disco de HINDS?

Carlotta: Grabaremos un LP en abril, estamos justo ahora viendo con quién.

Ana: Nos estamos reuniendo con varios sellos estos días.