FYI.

This story is over 5 years old.

Somos fans de Gabriela Jimeno

A propósito de su presentación en Estéreo Picnic, charlamos con Gabi sobre su historia sentada en la batería, su amor por los sintes, su alterego artístico y su paso por la primera academia musical liderada enteramente por nenas.
8.2.15

"Era enserio cuando decíamos que íbamos a hacer música toda la vida".

La que habla es la misma niña que a los 11 años, junto a su pandilla de amigos precoces, montó Ratón Pérez, aquella hermosa banda adolescente abanderada de una onda medio screamo que durante toda la década pasada fue una especie de mascota favorita de la escena rockera local. Hoy, 14 años después de haberse prometido hacer música forever y luego de haber profesionalizado sus golpes en Berklee, Gabriela, quien está radicada en Nueva York, se dedica a emitir sonidos indie-pop con su banda colombo-boricua Balancer, con la que se presentará este 13 de marzo en el Estéreo Picnic.

Publicidad

Antes de su presentación en el festival, charlamos con ella sobre aquella primera banda, de su historia sentada en la batería, su amor por los sintes, su alter ego artístico y su paso por la Tom Tom Academy, la primera academia musical liderada enteramente por nenas.

¡Respetos para la Gabi!

¿Qué te inspiró a tomar las baquetas a los 11 años?

Gabriela Jimeno: Honestamente no me acuerdo de tantos detalles. Tengo recuerdos de estar en clases de piano, sentirme aburrida y pensar en ritmos, en baterías. Después todo pasó rápido, seguí en clases de piano hasta que ese profesor, de tanto decirle que quería aprender batería, me prestó un redoblante y empecé a tocarlo. Después empecé a tocar con Ratón y pues nunca paré. "Yo no escogí el instrumento, el instrumento me escogió a mi", gran cliché ese.

Hiciste parte del Ratón Pérez. ¿De cuándo a cuándo fue eso? ¿Cuántos años tenías?

Mas o menos 2001 a 2009, desde los 11 hasta los 19.

¿Cómo recuerdas esa temporada?

La recuerdo con muchísimo amor, fueron unos años increíbles que me hicieron lo que soy hoy. La verdadera escuela, la de los amigos y la música realmente libre.

¿Qué te dejó esa época?

Tanto… a los mejores amigos, a mi familia escogida. ¡Me dejo la música! Siempre me he sentido increíblemente afortunada por haber encontrado lo que quería hacer, la verdadera pasión, desde tan chiquita, de haber tenido el espacio y la compañía para poder desarrollar ese amor por la música. Eso es oro, más a esa edad. Y claro, muchas marcas de colores en la piel que me recuerdan (y a los que están a mi alrededor) siempre de esos grandes años.

undefined

Nico, David, Mateo y Gabriela, en los años dorados del Ratón Pérez.

Bonito eso, ¿no? Tener un grupo con tu parchecito de amigos en plena adolescencia… Además con todos ellos, que siguieron tan conectados con la música. ¿Siguen hablando?

Publicidad

No lo cambiaría por nada. Claro que seguimos hablando, ahora nos separan muchísimos kilómetros, pero eso no cambia nada. Somos familia. Y todos seguimos haciendo música. Era enserio cuando decíamos que íbamos a hacer música toda la vida.

(Hoy día, todos los Ratón Pérez siguen sus carreras musicales. Nicolás tiene este proyecto que todos deberían oír, Mateo Lewis es un gran productor y solista, y David Triana anda rodando por el mundo como DJ, productor y cabeza del sello Downpitch Recordings).

Tienes un doble título en música de Berklee: batería, y diseño y producción de música electrónica. ¿Qué tal el paso por la academia?

Interesante, tuvo de todo, tantos altos como bajos, una montaña rusa. Estudié performance en batería porque eso era lo que siempre había querido hacer y lo tenía clarísimo, pero cuando llegué allá y habían tantas posibilidades quise aprovechar y también aprender algo nuevo, así que escogí la carrera de la cual sabía menos en ese entonces: "music synthesis", que ahora se llama diseño de sonido y producción de música electrónica.

¿Y en lo de música electrónica qué?

Me gustan muchísimo los sintetizadores y la música hecha con maquinas. Hago música con ellas, pero no he sacado nada de lo que hago sola todavía, quiero hacerlo pronto. En Balancer todos nos involucramos mucho en esa parte. Con Critter & Guitari trabajé unos meses hace unos años construyendo sus máquinas, nos volvimos amigos y trabajamos juntos en proyectos como este:

¿Balancer cuándo aparece y cómo nace?

Aparece como en el 2012 de una química musical muy fuerte entre los tres. Nadie quería hacer banda, nadie quería hacer planes, solo empezamos a tocar y a grabar mucho, sin ninguna otra intención o expectativa que la de hacer música juntos.

Publicidad

¿Cuáles dirías que son algunas de las exploraciones/preocupaciones de la banda?

Poder aterrizar la música que tenemos en la cabeza (y en el corazón). Todo el tiempo estamos haciendo música nueva, no sentimos que hayamos encontrado lo que buscamos todavía. Así que la exploración es seguir explorando sin limites de ningún tipo. No parar de hacer música nueva. También intentar descifrar, en medio de todo este caos que es la "industria", en la que todos están jalando para un lado diferente, cuál es la forma de poder vivir tranquilos, teniendo un trabajo que se respeta y por el cual se paga como cualquier otro trabajo. Ese es el lado más de "preocupación", pero da risa igual y es emocionante, reinventarse el camino, otra vez. También dictas batería en un lugar particular, la Tom Tom Academy, la autoproclamada primera escuela musical manejada enteramente por chicas. ¿Cuál es ese rollo?

Es un rollo bien interesante. Hay una revista que se llama Tom Tom Magazine en NY, dedicada solamente a bateristas mujeres. Es como cualquier revista de batería, pero invertidos los protagonistas. A mi no me interesaba para nada ese cuento, no me gustaba hablar de lo que es ser mujer en la música, no le veía el punto. Para mi era igual, yo crecí rodeada de hombres en mi banda y yo era una más, para mi no existía diferencia. Pero no se puede ignorar que, como en tantas otras cosas, sí existe desigualdad de sexos. La revista está creciendo mucho y decidieron hacer una escuela de música con una diferencia bien grande: solo pueden enseñar mujeres. Yo, por ejemplo en mis cuatro años en Berklee solo tuve 2 mujeres de maestras, es raro en la academia musical, excepto las profesoras de canto. Yo pensé que nunca iba a enseñar, tampoco me interesaba en los más mínimo, pero cuando me ofrecieron esto me llamó la atención y acepté, otra vez por aprender algo nuevo, y sí, dicen que un gran paso en el proceso de aprender es enseñar, ¿no? Estoy aprendiendo muchísimo. Y estoy conectando también con mujeres en la música, lo cual, ahora que lo pienso, nunca había hecho antes. Es increíble como un instrumento como la batería cambia tanto la personalidad de una mujer, las he estado viendo crecer, sentirse más seguras de sí mismas, con la cabeza más en alto… y solo llevo un par de meses en esto.

Publicidad

Estéreo Picnic, ¿no?

¡Sí! Un mundo distinto, ¿no? Muy emocionante, personalmente y para Colombia. Ahora sí empiezan a dar ganas de volver a vivir y trabajar a casa.

undefined

Ilustración por Ela Minus, alterego artístico de la Jimeno.

También has hecho todo el arte para tu banda… o más bien tu alterego en diseño e ilustración, Ela Minus. ¿Quién es ese personaje, de dónde sale y qué ha hecho?

Sale de noches de pintar sola en mi casa. Me gusta la idea de ser más de una persona. Yo no he hecho más que música, y creo que todos tenemos muchas partes chiquitas muy diferentes que, sumadas, nos hacen lo que somos. En mí, una parte de esas es el arte visual. Sabía usar bien Photoshop desde hace un rato y empecé a ilustrar y a diseñar en digital y a subir las cosas a una página. Estando rodeada de músicos que siempre necesitan arte para todo empecé a hacer discos, páginas, flyers, etc. He hecho todo el arte de Balancer, excepto la portada de Tipsoo que hice en colaboración con Felipe Piedrahita, el guitarrista, y de la cual salió la idea de crear un dúo de arte llamado Minerals para también diseñar en conjunto. Hacer arte es hermoso para descansar de la música, para tener perspectiva. Diseño para músicos pero también sigo ilustrando solo por diversión. …

Balancer se estará presentando el próximo viernes 13 de marzo, a las 2:30 pm, en el Festival Estéreo Picnic.

Visite a Gabriela por aquí, conozca su alterego artístico por acá y obvio, conéctese con Balancer.