FYI.

This story is over 5 years old.

Nirvana, Donald Trump y Pokémon Go: Una entrevista con J Balvin

Nos sentamos a hablar con uno de los artistas latinos más importantes del momento sobre su infancia en Medellín, la colaboración en la que puso a Pharrell a cantar en español, su tatuaje de Nirvana y Pokémon Go.

Fotos por Jason Favreau

El estilo es todo para J Balvin. Con una pinta bastante informal, llegó a la entrevista cubierto en una franela con estampado de botones de color azul y con una camiseta gris por el reverso. Cuando le pregunto lo que se pone cuando está tratando de relajarse, su respuesta es a la vez grave y marcada por un breve ajuste de la risa: "Nada".

Cuando está en el estudio, sin embargo, Balvin está lejos de ser un minimalista: su cuarto disco titulado Energia , y que fue lanzado hace un mes, lleva aun más lejos la estética heterogénea de su anterior trabajo, La Familia (2013). J Balvin, uno de nuestros personajes del 2015, está dejando su nombre en lo más alto de los listados de música, conquistando el mercado global y siendo fiel a esas líneas que surgieron tras su perfil en The Fader en donde afirmaba: "más que nada lo que actualmente quiero es seguir haciendo historia en español, poder invitar a mi mundo a estas personas que son tan mainstream y mostrarles lo que le estoy haciendo a mi sonido. Quiero que los artistas mainstream acepten que tengo un poder especial en la gente sin que tener que cantar en inglés”.

Publicidad

Y definitivmente lo ha logrado.

Decidimos sentarnos a hablar con uno de los artistas latinos más importantes del momento sobre su infancia en Medellín, la colaboración en la que puso a Pharrell a cantar en español, su tatuaje de Nirvana y Pokémon Go.

Noisey: Háblanos sobre tus pensamientos detrás de Energía y lo que fue llevar tu sonido más allá en este álbum.

J Balvin: Desde que era niño he escuchado hip hop. Siempre ha sido parte de nuestra cultura, así que decidimos mezclar un poquito de todo y ese es el sonido que estamos haciendo. Es por eso que la gente está sintiendo la música. Hay algo en común: los beats, el flow, las melodías. Hay algo que la gente siente que está sin necesidad de esforzarse. Son como “esto suena como lo que he escuchado pero con algo de español, no sé qué está diciendo pero se siente bien”.

El hip hop ha reemplazado al rock como la fuerza cultural en América, pero a nivel global siempre ha tenido una gran fuerza cultural, ¿qué crees que lo hace universal?

Yo creo que es por la juventud. No sé por qué, pero ellos se sienten bien representados por el movimiento. Porque no es solo música, es la manera en la que caminan, el modo en que hablan, la forma en que se visten.

Existe una larga historia del hip hop siendo una fuerza cultural de cambio. En estos días la gente está más interesada que nunca en el activismo y la política. ¿Cómo ves esto?

Sí, lo he visto y siento la responsabilidad de hacer eso mismo. En Colombia hemos tenido que pasar por situaciones muy difíciles y por lo mismo estamos cansados de la misma mierda. Nosotros nos olvidamos de eso y nos enfocamos en nuevas vibras, mejor energía para el país y cómo hacer del mundo un lugar mejor. ¿Qué piensas de la manera en la que el resto del mundo ve a Colombia? Cuando yo veo algo como Narcos (la serie de Netflix) pienso que seguimos viendo la historia de Colombia a través del lente Americano. ¿Crees que la sociedad colombiana está siendo tergiversada a través de ese lente o simplemente son elementos que se pasan por alto?

Publicidad

La cosa con Narcos es que la información es real, bien escrita e investigada. Cuando la estuve viendo fue como “vamos a ver qué es lo que están diciendo”, porque yo vivo en Medellín, donde todo empezó en los 80. Pero ya no estamos en los 80. Siempre va a haber señores de la droga, pero ya no es como solía ser.

¿Cuáles son tus primeros recuerdos de crecer en Medellín?

Fue increíble. Nada de qué quejarse. Yo sigo viviendo allá y no me da miedo. Me siento bien, es mi casa.

¿Alguna vez has considerado mudarte a otra ciudad? Por un par de meses. Pero a la final no vivo en ningún lugar, siempre estoy moviéndome. Las frases “pop global” y “world music” se han venido usando en la industria musical por décadas para describir la música que suena extraña a los oídos Americanos. Últimamente, sin embargo, el pop estadounidense está sonando más como lo que la gente típicamente ha llamado “world music”. Lo gracioso es que “Sorry” de Justin Bieber y “One Dance” de Drake, son reggaetón. Los patrones de percusión son reggaetón, así que la gente de Estados Unidos es como “Oh, es la nueva ola”, pero para nosotros es algo que ha estado ahí por 20 años. Todos esos hits globales de hoy en día son básicamente reggaetón. Yo pienso que en este momento estamos cercanos al punto en el que la gente va a sentir más la música y es lo que vamos a hacer en este momento. Es lo que hicimos con Pharrell Williams en “Safari”, fue ponerlo a cantar en español. Él es un tipo inteligente y sabe qué está pasando con el reggaetón y para dónde va. Tal vez no es algo de todos los artistas, pero algunos de nosotros sabemos para dónde vamos y dónde lo vamos a hacer. ¿Cómo fue llegar a trabajar con Pharrell?