El tropipop no muere: Los 10 clásicos del género más cuestionado de todos

¡Weeeeeepa!
30.3.16

Ilustración por Natalia Mustafa.

Los que tuvimos el infortunio (o la dicha) de haber vivido el auge del tropipop siendo unos pubertos de colegio, entendemos que fue un fenómeno realmente importante en su momento. Aparte de los sombreros vueltiaos, las camisas medio abiertas, las mochilas de feria artesanal y las canciones de tres acordes, el tropipop no era algo solo de unos pocos. Literalmente era lo que sonaba en todos lados, desde que uno se despertaba hasta que se iba a dormir: en las emisoras juveniles que nos encantaban, en las fiestas donde conocimos el aguardiente, o en los conciertos de bazar . No había escapatoria posible.

Publicidad

Justamente es por eso que hoy en día muchas de esas canciones escritas por bandas que nacieron en colegios bogotanos como Bonka, Wamba, Majua -y otros nombres que bien podrían ser sacados de una serie infantil y que sonaban a campo de verano-, todavía aparecen cuando las ponemos en Youtube en alguna borrachera en la que recordamos esos tiempos de uniformes y desprendibles sin firmar. Un género que nos demostró que los bogotanos no deberíamos intentar de una manera tan forzada ser tropicales pero que sin duda, se convirtió en un movimiento que movió mucha, pero mucha gente, que cantaba a grito herido en esos conciertos organizados por marcas de chocolates en los que regalaban un termo al final.

Y la verdad es que hay que ser demasiado caradura para decir que uno no se sabe la letra de por lo menos un par de esas canciones que hablaban de amor juvenil, tusas y fiestas pasadas de aguardiente. En honor a estos temas que marcaron nuestra adolescencia, hicimos esta lista con los 10 grandes clásicos del tropipop para que nunca olvidemos de donde venimos realmente:

"La mona" - Bonka

Esta lista la teníamos que empezar con el clásico de clásicos del tropipop. Una canción que cuenta la historia de un pobre tipo que, si bien no sabemos si lo tenían en la friendzone o era un acosador, estaba enamorado de una muchacha que le encantaba la rumba y echarse sus traguitos. Seguramente en algún lugar como Kukaramakara o El Salto del Ángel, los viejos templos del tropipop bogotano. También sabemos que todos ustedes la han cantado a grito herido al menos una vez en su vida, no se hagan.

"Barman" - San Alejo

Aunque parezca increíble, en el 2007 la gente pogeaba con esta canción. Fue un tema con el que nosotros, los pubertos adolescentes, nos sentíamos muy malitos por tomarnos un guaro y darnos besos con alguna de las niñas de nuestro salón. Como sea, a San Alejo hay que darle crédito porque fue de las pocas bandas que quiso salirse un poco del tropipop con temas como “Indeleble” y “Me gusta”, antes de su disolución en el 2008.

"El parrandero" - Sin Animo de Lucro

Cuando esta canción salió se convirtió casi que instantáneamente en un himno. Imposible irse de fiesta entre el 2007 y el 2009 sin escuchar gente caída de la peda cantando: “¡Ay que culpa de ser parrandero, ay que culpa de pasar tan bueno, ay que no me esperen en mi casa!”. Lo gracioso de esto, es que hizo que por un momento los rolos nos sintiéramos costeños y en esta canción, los de Sin Ánimo de Lucro, hacían menciones a sus amigos al mejor estilo Diomedes Díaz o Rafael Orozco. Aprovecho para hacerle una mención especial al pelirrojo que tocaba acordeón en esta banda, a diferencia de los otros, ese man si tenía sabor.

"El problemón" - Bonka

Esta canción y su jodido trabalenguas representa perfectamente todo lo que fue el tropipop. Pónganle mucha atención al cantante de Bonka en este video, con su sombrero vueltiao, camisa polo de rayas y manillas de todos los colores. ¿Acaso no es un reflejo de lo que éramos todos en esa época? El intento fallido de stop motion del video y los corazones horribles que se sacaba del pecho tampoco lo ayudaban mucho al hombre en su intento de ser tropical.

"Usted me encanta" - Majua

Recorriendo los rincones más olvidados de Internet, me encontré con que esta canción fue escrita originalmente por dos bogotanos que se llamaban Mauricio y Juan, que decidieron unir sus nombres para llamarse Majua. Amor adolescente en estado puro y duro.

"Ya tu ves" - San Alejo

No todo estuvo mal en el tropipop. San Alejo fue una de las bandas que demostró que era un género en el que también se hacía música de calidad y una muestra de eso es este tema, en el que ya no se hablaba de amor sino de puro despecho, la otra cara de la moneda. También hay que resaltar la sección de vientos que tenía esta banda, increíbles.

"Traga maluca" - Bonka

Cuando no existía la palabra “friendzone”, estaba la traga maluca, un mal del que sufrimos muchos hombres cuando la chica que nos gustaba salía con otro, o simplemente no nos paraba bolas. Esta era la canción por excelencia para los frustrados que no les salía una, pero se contentaban cantando Bonka bailando de ladito con la mano en el pecho.

"Solo por tenerte" - Sin Animo de Lucro

Esta era la canción que todo el mundo se sabía en guitarra y con la que se levantaban a las niñas del colegio. Tal vez fue el tema más dedicado entre el 2007 y el 2008 y, aunque tenía una letra más que genérica, hizo que más de uno se le acabara esa traga maluca en la que andaba.

"Es ella" - Bonka

Esta es la última de Bonka en este listado, la banda que más éxitos de tropipop hizo en la historia del género. Una canción que con una voz desafinada acompañada por una guitarra acústica y unas palmitas, retrata muy bien la inocencia de esos tiempos, cuando el reggaetón todavía no se había tomado nuestro país.

"Ah ah oh no" - Wamba

Cerramos con Wamba, otra de las bandas que supo andar por los fugaces caminos de la fama en los colegios de Bogotá, donde niños entre 12 y 17 años los trataban como rockstars. Esta canción es un cover de un clásico de Héctor Lavoe y Willie Colón y los “la la la’s”, “ah, ah’s” y “oh, oh’s” les cayeron perfecto para incrustarse en el cerebro de la gente.

BONO

"Niña" - Mauricio y Palo de Agua

Imposible cerrar una lista de clásicos del tropipop sin Mauricio y Palo de Agua, ese bogotano que, por muchos años, intentó ser el Carlos Vives de la capital. Y es que el “paru, paparu, paru, paru, parupaparara” quedará siempre tatuado en los rincones más tropipoperos de nuestra memoria.

***

¿Le faltó alguna de sus canciones favoritas de tropipop? Cántesela a Eduardo por aquí.