FYI.

This story is over 5 years old.

¿A dónde fueron todas las bandas punk musulmanas, homosexuales y drogadictas?

Una novela prohibida que introduce el taqwacore.
Jamie Clifton
London, GB

The Taqwacores es una novela de 2003 escrita por un blanco que se convirtió al islam, Michael Muhammad Knight, y cuenta la historia de una casa punk musulmana en Búfalo, Nueva York. Los chiitas con las cabezas rapadas, las chicas desenfrenadas con burkas, los musulmanes abiertamente gays y los chicos malos sudaneses que llaman a este lugar casa, interpretan las enseñanzas del Corán de forma tal que tocar en bandas de punk y ponerse hasta el huevo es la mejor forma de demostrar su amor a Alá. Algunos de los ejemplos son: “Puedes encontrar pasajes que hablan de cómo Mohamed usó piñas de pino como dildos”, y: “El agnosticismo es el verdadero Islam; porque estás esperando una respuesta del mismísimo Alá, no del imán Siraj Hijo de Puta”. ANUNCIO IMPRESIONANTE: un número impresionantemente pequeño de imanes disfrutó la historia de Knight, y el libro fue ampliamente censurado y boicoteado, lo cual sólo lo hizo más popular. (En serio, ¿cuándo dejarán los boicoteadores de dispararse en el pito?) La controversia también hizo que una existente subcultura islamopunk estallara por todo Estados Unidos. Los periodistas güevones comenzaron entonces a referirse a todas las bandas punk musulmanas como "taqwacore", lo que rápidamente hizo que muchos se encabronaran. Entre todo esto alboroto, el director Omar Majeed hizo un increíble documental sobre la escena, Eyad Zahra mutiló de forma experta la novela, convirtiéndola en un episodio de Skins y el fotógrafo Kim Badawi sacó un excelente libro de mesa con fotos del movimiento; después, la cobertura de la cultura desapareció por completo.

Publicidad

Tantas preguntas quedaron sin responder. ¿A dónde fueron todas las bandas? ¿Qué tan parecida fue la escena a la novela? ¿Cuál es la diferencia entre el taqwacore y el islamopunk? ¿Quién inventa términos como “islamopunk”? Platiqué con Kim Badawi para saber más sobre la escena y sus fotógrafos. VICE: Explícame una cosa. ¿El taqwacore fue un libro que se convirtió en una subcultura, o una subcultura que se convirtió en un libro?
Kim Badawi: Bien, para ser justo, un poco de ambas. Michael Muhammad Knight definitivamente acuñó el término en su libro y dio a los punks musulmanes un estandarte con el cual identificarse. Pero muchos de los personajes involucrados en los primeros toquines taqwacore eran simplemente jóvenes norteamericanos, con padres que habían emigrado de países fuertemente musulmanes, que amaban el punk, el ska, el reggae y el rock. ¿De dónde vino la idea de etiquetar a todas las bandas de punk musulmanas como “taqwacore”? En un principio, no todas se identificaban como taqwacore, ¿cierto?
Para nada. Creo que todo resultó demasiado confuso para los medios. Prefirieron encasillar toda la escena en una novela ficticia escrita por un blanco que se convirtió al islam, lo que eventualmente inspiró a muchos jóvenes musulmanes-estadunidenses. Los motivó a tal grado que las personas comenzaron a formar bandas y autodefinirse como taqwacore, pero las bandas punk americomusulmanas, como Fearless Iranians From Hell [Impávidos Iraníes del Infierno], han existido desde los ochenta.

Publicidad

Apuesto que esos güeyes tenían playeras increíbles. ¿Cuándo surgió la primera banda que se autodefiniera como taqwacore?
Definitivamente después del libro. Vote Hezbollah [Vota por Hezbolá] fue el primer artista taqwacore, per se. Su música era claramente punk porque orbitaba en torno a dos o tres arreglos de guitarra, pero tenía un sonido bastante garaje, porque lo grababa todo con audífonos en casa de sus padres.

¿Qué hacía que eso fuera taqwacore y no un simple musulmán tocando música punk?
Básicamente, que se autodefinía como taqwacore. Pero, el género no es sólo punk: tiene influencia del hip-hop y del tecno, de Bollywoord, de música arábiga del norte de África; de todos lados.

Ok. ¿Entonces, taqwacore es un término que abarca todo más que un género específico?
Sí, el término taqwacore viene de la palabra “taqwa”, un concepto islámico que habla del miedo y el amor a Alá, y hardcore, como la música punk hardcore. Asó que el término encapsula el reconocimiento del islam, pero al mismo tiempo, un rechazo al pensamiento tradicional y un deseo de vivir a través de sus propias interpretación del Corán. Así que muchas bandas se autodefinieron como taqwacore para demostrar que así se sentían.

¿Qué tan similar es la interpretación taqwacore del islam en la vida real en comparación con el libro? ¿Alguien opina que fumar mota está permitido porque así lo dice en el Corán?
No sé si cada uno de esos jóvenes tiene su propia interpretación del islam, pero es claro que no se juzga a nadie por su falta de conocimiento, ni por su reinterpretación personal del código musulmán, sin importar lo diferente que pueda ser. Es por eso que el taqwacore es más que un subcultura, es una comunidad y un lugar seguro para discutir y reflexionar.

Publicidad

¿Cómo se combinan los dos culturas? El punk y el islam me parecen dos cosas opuestas, sin importar lo que opine Michael Knight.
¿Todos vomitan mientras rezan? No tengo idea.

¿Cuándo empezó a verse como punk?
Si estamos hablando de punk en términos de imagen, Basim Usmani, el vocalista de The Kominas, viene de un pasado más gótico y empezó a agitar su mohawk en los festivales punk en Cambridge y Boston por ahí del 2005.

¿La gente hace una reinterpretación del vestido tradicional en el islam para adecuarlo al taqwacore?
Sí, creo que un artista tiene el derecho a crear un ensamblaje de referencias culturales de las cuales inspirarse, y dado que muchos de estos artistas venían de un pasado difuso, era de esperarse que combinaran estilos y costumbres. Después de todo, definitivamente hay una superposición del look punk con las prendas de Medio Oriente asociados con símbolos de rebelión y lucha.

¿Cómo qué, exactamente?
En Occidente, las kefias son consideradas bufandas palestinas, pero el hecho de que tengan todo esos adornos blancos y negros habla de una conexión con los beduinos, quienes no se consideran ciudadanos de ningún país, lo cual es bastante punk. Además la jalabiya, el chador, la hiyab y la nikab (accesorios femeninos de diversos países musulmanes) podrían representar esa lucha y esa rebelión de la que hablo.

¿Pero la acción de quitarse esas cosas no sería más rebelde en sus propios países? ¿El taqwacore ha motivado a las mujeres musulmanas a hacerlo?
Sí, es como una tendencia, prohibir algo hace que sea más contagioso. Se ha documentado que la prohibición de la música o la literatura taqwacore, en ciertas circunstancias, ha sido suficiente para incentivar la rebelión de algunos bajo sus propios términos. Descubrirse la cabeza es, para algunos, la forma de hacerlo.

Publicidad

¿Dónde ocurrió eso?
Prohibieron el libro en una escuela musulmana para niñas en Sugarland, Texas, lo cual sólo lo hizo más popular entre los estudiantes. Eso definitivamente motivó a varias jóvenes a rebelarse de alguna forma u otra, y muchas veces eso implicaba descubrirse la cabeza.

Genial. Por último, ¿qué pasó con toda la cobertura mediática? ¿Todas las bandas se desintegraron o algo?
No, ya sabes como es: el sensacionalismo de los medios hace que algo llegue a todos lados, después se olvidan por completo de ello, pero la mayoría de las bandas siguen ahí y de gira.

¿Crees que el taqwacore sigue promoviéndose con la misma fuerza de antes?
Definitivamente.

Más música fuerte en lugares extraños: