Actualidad

La erupción volcánica en Filipinas obliga al gobierno a ordenar evacuación de medio millón de personas

El lunes, el volcán Taal comenzó a arrojar lava ardiente, humo, guijarros y cenizas.
14.1.20
Una familia se traslada a terrenos más seguros en Tagaytay, provincia de Cavite, al sur de Filipinas
AP Photo/Aaron Favila

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

El gobierno ha ordenado a cientos de miles de personas evacuar sus hogares en Filipinas después de que un volcán comenzara a arrojar lava el lunes pasado y cubriera el área circundante con una nube de cenizas.

El volcán Taal —que se encuentra a 60 kilómetros al sur de la capital, Manila, en la isla de Luzón— entró en erupción el domingo, enviando nubes de vapor, ceniza y guijarros hasta 14,4 kilómetros al aire. La nube de cenizas, provocada por la erupción, cubrió Manila y obligó el cierre del aeropuerto internacional de la ciudad.

Publicidad

Desde entonces no se ha permitido el ingreso ni salida de aviones y se han cancelado hasta 500 vuelos, aunque el avión del presidente Rodrigo Duterte logró aterrizar el lunes en el aeropuerto cerrado, proveniente de Dávao.

El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs, por sus siglas en inglés), que emite las alertas volcánicas, pidió "una evacuación total" de hasta medio millón de personas en un radio de 27,3 kilómetros alrededor del volcán, debido a que la actividad del volcán se estaba intensificando y una "erupción peligrosa era inminente".

El video de la erupción del domingo muestra una gruesa columna de humo negro saliendo del volcán, así como relámpagos volcánicos dentro de las nubes de humo.

Hasta ahora, solo se ha reportado la presencia de 16.000 personas en los centros oficiales de evacuación, pero la cantidad de personas que han huido de sus hogares en la zona afectada es probablemente mucho mayor, ya que muchos residentes se quedarán con familiares y amigos.

Las organizaciones militares y de ayuda como la Cruz Roja están ayudando en los esfuerzos de evacuación, pero algunas personas de las áreas afectadas no pudieron trasladarse fuera de la zona debido a la falta de transporte y la poca visibilidad como resultado de la nube de cenizas.

Otros habitantes han tratado de regresar a sus hogares a pesar de las advertencias.

"Tenemos un problema: la gente está en pánico debido al volcán porque quieren salvar su sustento, sus cerdos y rebaños de vacas", explicó Wilson Maralit, alcalde de la ciudad de Balete. "Estamos tratando de evitar que regresen y les advertimos que el volcán puede explotar nuevamente en cualquier momento".

En la provincia de Batangas, donde se encuentra el volcán, se declaró un estado de emergencia, pero hasta ahora no ha habido reportes de víctimas o daños importantes como resultado de la erupción.

El Departamento de Salud emitió una advertencia a los residentes de las áreas afectadas por la nube de cenizas sobre posibles riesgos para la salud, incluida la irritación de la garganta y los ojos, tos y problemas de la piel. Las tiendas de Manila informaron que las máscaras faciales se agotaron el domingo por la noche.

Phivolcs dijo que ha habido más de 75 terremotos volcánicos en el área de Taal y que "una actividad sísmica tan intensa probablemente signifique una intrusión magmática continua debajo de la estructura de Taal, lo que puede conducir a una mayor actividad eruptiva".

Filipinas, que se encuentra a lo largo del llamado "Anillo de Fuego" del Pacífico, cuenta con dos decenas de volcanes activos.

El volcán Taal es uno de los volcanes más pequeños del mundo, pero también es uno de los más activos de Filipinas y se considera extremadamente peligroso debido a la gran cantidad de personas que viven en sus proximidades.

Imagen de portada: Una familia se traslada a terrenos más seguros en Tagaytay, provincia de Cavite, al sur de Filipinas, el lunes 13 de enero de 2020.