Cinco millones de personas mueren anualmente debido a temperaturas anormales

Las muertes relacionadas con el calor van en aumento y pronto podrían superar a las muertes causadas por bajas temperaturas, según un estudio único en su tipo.
13.7.21
GettyImages-1233732667
Imagen: AHMAD AL-RUBAYE vía Getty Images

Mueren aproximadamente cinco millones de personas cada año por exposición a temperaturas anormalmente altas o bajas relacionadas con el cambio climático, una cifra que representa alrededor del 9.43 por ciento de las muertes mundiales, según un estudio único en su tipo.

Debido al cambio climático provocado por los humanos están aumentando las muertes relacionadas con las temperaturas altas en todo el mundo, aun cuando las tasas netas de mortalidad están disminuyendo como resultado de una reducción en las muertes relacionadas con el frío, que suele ser mucho más mortal, según informa el estudio que se publicó el jueves 1 de julio en The Lancet Planetary Health.

Publicidad

Si bien investigaciones anteriores ya han evaluado el impacto de las temperaturas altas y bajas en las tasas de mortalidad global, el nuevo estudio rastreó estas tendencias específicamente a lo largo del siglo XXI, un período que ha experimentado aumentos de temperatura de 0.26 °C por década debido al cambio climático provocado por los humanos.

"Este es el primer estudio que logra una visión global de la mortalidad causada por condiciones de temperatura no óptimas entre los años 2000 y 2019, el período más caluroso desde la era preindustrial", dijo en un comunicado Yuming Guo, quien codirigió la investigación y es tanto profesor de bioestadística y salud ambiental global en la Universidad Monash como jefe de la Unidad de Investigación de la Calidad del Aire y el Clima de Monash (CARE).

"Es importante destacar que utilizamos los datos de referencia de 43 países repartidos en los cinco continentes y con diferentes climas, niveles de infraestructura, calidades en los servicios de salud pública y condiciones socioeconómicas y demográficas, por lo que el estudio tuvo un tamaño de muestra grande y variado, a diferencia de los estudios anteriores", agregó.

269859_web.jpg

Infografía que explica la mortalidad país por país debido a las temperaturas anormales de las últimas 2 décadas. Imagen: Universidad de Monash

Al compilar este enorme conjunto de datos, Guo y sus colegas encontraron que las muertes por exposición al calor han aumentado 0.21 por ciento desde el año 2000, mientras que las muertes por temperaturas más frías han disminuido 0.51 por ciento. Esto significa que, aunque están muriendo más personas a causa del calor que en el pasado, en general hay menos muertes relacionadas con las temperaturas extremas. Sin embargo, el estudio proyecta que finalmente, en lo referente a la mortalidad causada por la temperatura, el calor será la principal causa.

"A largo plazo, se espera que el cambio climático haga aumentar la tasa de mortalidad porque las muertes relacionadas con el calor seguirán aumentando", señaló Guo, quien codirigió la investigación con Shanshan Li, investigadora principal y subdirectora de CARE en la Universidad Monash, y Qi Zhao, epidemióloga de la Universidad de Shandong en China.

Publicidad

Este preocupante aumento en la mortalidad debido al clima cálido ya es evidente, debido a que cada año durante el verano se rompen los récords de temperatura a causa de las severas y prolongadas olas de calor. La ola de calor del noroeste del Pacífico a fines de junio mató a cientos de personas, y se prevé que estos períodos intensamente calurosos continúen a medida que el verano alcance sus temperaturas máximas en el hemisferio norte durante los próximos dos meses. Por otra parte, la desastrosa ola de frío que hubo en Texas en febrero, la cual mató a más de 200 personas, es un ejemplo reciente de cómo el cambio climático también puede exacerbar la mortalidad relacionada con el frío.

Como ocurre con todos los aspectos de la crisis climática, sus riesgos ni siquiera están distribuidos, ya que tres cuartas partes de las muertes relacionadas con las temperaturas extremas ocurren en Asia (2,6 millones de muertes por año) y África (1,2 millones de muertes por año). En comparación, el equipo estimó una tasa de mortalidad anual de 835.000 en Europa, 173.600 en los Estados Unidos y 141.000 en América del Sur.

La gran mayoría de las muertes en todas las regiones son resultado de la exposición al frío, y África subsahariana es particularmente vulnerable a la alta mortalidad por bajas temperaturas, según el estudio.

Sin embargo, el aumento de las temperaturas globales ha provocado grandes caídas en la mortalidad neta en otras regiones, especialmente en el sudeste asiático. Además, aunque se estima que en Europa mueren anualmente 657.000 personas por exposición al frío, de todas las regiones que consideró el estudio, el continente también tuvo la mayor tasa de mortalidad por exposición al calor: aproximadamente 178.700 muertes por año debido a las altas temperaturas.

Los resultados brindan una visión nueva y ampliada de cómo el cambio climático está afectando las tasas de mortalidad en todo el mundo. Esta es información esencial para los investigadores y activistas que esperan mitigar los peores efectos del calentamiento global en las próximas décadas.